Como tener un jardín barato

Jardin economico
Cuidar el bolsillo no es excusa para no cultivar un hermoso jardín: mediante medidas sencillas y muy fáciles de poner en práctica, se puede tener un bello espacio para disfrutar los 365 días del año sin.
Lo que sí hace falta es un poco de organización y planeamiento, dos herramientas clave para que mantener nuestro jardín sea todo un disfrute y no arriesgue el presupuesto de la familia. Y algunos consejos prácticos, como los que podrás conocer después del salto.
Jardineria
Antes de comprar plantas en un vivero -que a veces, de acuerdo a la especie, pueden costarnos cifras astronómicas- se pueden adquirir las semillas. Claro que obtener un ejemplar adulto nos demorará mucho más, pero económicamente hablando es una buena alternativa.
Si no puedes evitar una compra, antes de llevarte la primer maceta que veas camina y compara precios: como ocurre en cualquier otro rubro, en plantas y artículos de jardinería suele haber grandes diferencias de precios en distintos comercios. Y presta atención que cuanto más grande es una planta, más elevado es su costo.
Si tienes varios amigos o conocidos que también aprecian la jardinería, recuerda que las compras al por mayor siempre resultan convenientes. El mismo consejo vale si tu jardín es de grandes proporciones, con lo cual seguro necesitarás gran cantidad de tierra, abono y pesticidas.
Evita las compras por impulso: así como alguna vez te habrás arrepentido de comprarte una prenda que jamás ibas a usar, sólo porque estaba a buen precio, antes de adquirir una planta hermosa pero inadecuada para el clima de donde vives, o que requiere cuidados que no podrás brindarle, piénsalo bien y no malgastes el dinero.

Una linda planta, la clemátide


La clemátide es una planta muy apreciada: desde luego, motivos no le faltan. Cuando descubras los elegantes encantos de esta trepadora de rica floración, se abrirá un nuevo mundo para ti. Y es que florece con una riqueza impresionante: su abundancia de flores también hace de ella una excelente variedad tapizante.



La clemátide pertenece a una gran familia de plantas, subdividida en grupos que florecen en diferentes periodos. Las hay de flores pequeñas y grandes, y varían en lo que se refiere a la fuerza de crecimiento. Algunas tendrán una altura de 2 metros, otras alcanzarán incluso los 8 metros, como la clemátide Montana.
Además, prospera en casi todas partes. En el jardín prefiere estar en un lugar a media sombra, mientras que las raíces deben estar siempre frescas y lo suficientemente húmedas. Le gusta un hoyo de plantación bien preparado, amplio y profundo, lleno de tierra nutritiva.

  1. 1. Cava un agujero para cultivarla y haz 'orificios de ventilación' pinchando en el fondo y en los laterales del orificio. Apoya el pie en la maceta y saca la clemátide con cuidado de la maceta.
  2. 2. Sostén la planta con el cepellón de raíces y tira suavemente hacia abajo de las raíces inferiores. Coloca la clemátide en el hoyo, 6 cm. más baja de lo que estaba en la maceta.
  3. 3. Riega generosamente y vuelve a llenar el hoyo con tierra (de maceta) fértil. Aprieta la tierra con cuidado con la mano extendida. Riega de nuevo.
  4. 4. Cubre el pie de la planta con un poco de paja u hojas para dar sombra a las raíces. Suelta los tallos del palo de bambú y pon un palo más grande en su lugar.
A pesar de sus brotes con pecíolos foliares, la clemátide no es una planta trepadora autónoma, ya que necesita ayuda para trepar. Si quieres que crezca contra una pared, puedes tensar alambres de hierro galvanizado paralelos a la pared. Ténsalos bien, eventualmente con tensores para alambre, y fija el alambre en armellas. Éstas hacen que el alambre se mantenga a cierta distancia de la pared.

De esta manera la clemátide puede crecer enroscada al alambre. O elige un emparrado de madera, que se puede comprar prefabricado. Para atar la planta, usa material que no corte los tallos y que deje espacio para los brotes que engordan, como la rafia.
Ideal para un jardín pequeño es la clematis alpina, de flores menudas y poco crecimiento. Esto también es válido para las variedades de flores grandes Clematis 'Miss Bateman', Clematis 'Nelly Moser' y Clematis 'Jackmanii'. Gracias a su modo de crecimiento compacto también son aptas por excelencia para plantar en jardineras amplias. Procura que dispongan de material de apoyo y riégalas con regularidad, aplicando un fertilizante líquido.

Muchísimas aplicaciones

Si al fondo del arriate construyes una pérgola sencilla de madera, sobre la que se guía una clemátide, obtendrás una bonita 'cortina' cerrada. También puedes dejar que un obelisco metálico se cubra de diversas variedades de clemátide cuyas épocas de floración se sucedan. De esta manera crearás un 'árbol' florido en cualquier lugar deseado, también en solitario en el jardín.
clemátide clemátide
Un tronco lampiño ofrece un excelente asidero y, de este modo, puede estar cubierto ricamente en cualquier estación del año. La hiedra combinada con diferentes variedades de clemátide se alegra con las coloridas flores. Muy sorprendente es el efecto de una combinación de hiedra, un rosal trepador y una clemátide. Hay tantas variedades de clemátide que desde la primavera hasta bien entrado el otoño podrás disfrutar de flores en el jardín.

Conoce la planta Espina de Cristo

Espina de Cristo
Espina de Cristo, planta de interior. Las plantas con espinas tienen un aspecto algo amenazador que a veces nos puede hacer dudar ante la posibilidad de cultivarlas… Es una pena, principalmente si se trata de una especie de apariencia peculiar como la espina de Cristo.
Tengo a esta planta en algunos recuerdos de mi infancia: había una maceta de espinas de Cristo en casa de unos familiares, y cada vez que los visitaba no podía dejar de observarla; me fascinaba ver cómo contrastaban las tiernas hojas de color verde vivo, las delicadas flores y brácteas entre anaranjadas y rojizas, con la rudeza de las espinas. Sin dudas una belleza de planta, que vale la pena cultivar.
Euphorbia milii
Nombre científico: Euphorbia milii
Nombres comunes: espina de Cristo, corona de espinas
Familia: Euphorbiaceae
Aspecto general: la espina de Cristo, nativa de Madagascar, es un arbusto que puede llegar a medir hasta un metro y medio de altura. Tiene hojas ovaladas, que en su interior contienen un látex tóxico, que no debe entrar en contacto con la piel ni los ojos, ni mucho menos ingerirse. Sus brácteas pueden ser amarillas, rojas o de color naranja, y en su interior albergan unas flores muy diminutas.
Requerimientos de cultivo: aunque puede recibir sol sin ningún problema, para que la especie tenga un desarrollo óptimo lo más aconsejable es que la cultives a semisombra, en suelo de buen drenaje. Sin embargo, resulta fundamental para la floración cultivarla en ambientes de mucha luminosidad, resguardada de las heladas y de temperaturas inferiores a 0º C.
Requerimientos de riego: debe ser moderado, recordando que es una variedad de climas secos. Como en todas las plantas, a mayores temperaturas corresponden riegos más frecuentes, pero cabe recordar que durante el invierno la espina de Cristo casi no necesita mojarse. Y es fundamental, en todas las estaciones, esperar que el sustrato se seque entre dos riegos.
Multiplicación: por esquejes, durante la primavera.

Flores durante todo el año

¿Quién se resiste a no disfrutar de la luminosidad y la alegría que ofrecen las flores y plantas de interior? Las plantas artificiales cada vez se parecen más a las naturales. Minuciosos acabados en tela, terciopelo o látex reproducen texturas idénticas al modelo que imitan para intentar  lograr el tacto de la original. 

El color se añade pintado a mano y se encarga de plasmar detalles casi imperceptibles que encontramos en las plantas y flores naturales. Este tipo de acabado es lo que ofrece una alta calidad y favorece que la flor no envejezca. Incluso se pueden lavar.

Así lo explica la interiorista Maite Canterano, especialista en preparar centros de flores artificiales. “A veces veo pasar por mi tienda a gente que se detiene frente al escaparate y discute si las flores que exponemos son naturales o artificiales”, comenta sonriente indicando que el paralelismo está cada vez más conseguido.

Decorar con este tipo de flores no sólo es una opción de aquellos que quieren añadir un aire fresco a su hogar sin necesidad de dedicar el tiempo y las atenciones que requieren las flores naturales.

También son auténticos devotos aquellos “a los que les gusta mezclar todo tipo de opciones”, comenta la interiorista, quien añade que este tipo de flores es “para todo tipo de público”: para quien quiera añadir un aire contemporáneo y joven a su hogar; “para quien quiera disfrutar, por ejemplo, de la visión de las violetas, en un momento en el que no están de temporada”.

La calidad con la que se presenta este tipo de complementos es una de las razones de su éxito. “No todo el mundo puede comprar una flor natural cada semana”, señala. Lo mejor de todo, según su opinión, es que las flores no tienen por qué de ir “coordinadas” con el resto de la decoración.

Además, el aporte de firmas como La Sia, especialista en flor artificial, permite que cada temporada se pueda optar por un cambio en la decoración floral de la casa, ya que el colorido cambia según la temporada, y las tendencias varían cada año.

“La flor artificial va alambrada con el fin de que mediante este sistema se pueda colocar de la manera más conveniente”, para poder así imitar una vez más a la naturaleza.

Todo incluido

Maite Canterano aconseja que la elección del lugar donde se colocan las flores se ha ampliado con el tiempo. El baño o la cocina quedaban relegados, cosa que ahora no ocurre. “Se introducen montajes muy básicos para las repisas o alguna estantería”, los detalles más grandes se reservan para espacios amplios o incluso para la zona de ducha “donde el agua no llega”.

Lejos de lo que se pueda pensar, los caballeros también buscan que en su hogar la flor esté presente. La decoración en este caso se concentra en detalles más sobrios a base de varas o espigas, “en general prefieren poca flor”, hojas verdes, sauce u orquídeas. Colores neutros como los blancos y marrones centran sus preferencias. “Se atreven menos con los rojos o los rosas”, dice la experta.

Las plantas para la época decembrina siempre invaden de rojo y blanco las casas. En esas fechas, al enfrentarnos a la decoración de la mesa hay que tener en cuenta que, si se trata de una cena en la que el espacio decorativo también se comparte con velas, “es suficiente con introducir pequeños detalles florales”.

En cambio, si es una de las comidas especiales, “todo va a depender del espacio. Se puede utilizar un centro floral o varios más pequeños”. Aquí sí que se recomienda tener en cuenta el colorido de la mesa. “Al tratarse de unas fiestas emblemáticas se puede poner algo más de fantasía, jugando con algo de brillo”.

Las plantas de interior en la decoracion

Si somos amantes de la naturaleza, cuidamos de nuestros jardines y también ahora deseamos decorar con plantas nuestra casa, pues en este artículo te daré unos consejos sobre qué plantas de interiores son las mejores para tu hogar.
Hay que tener en cuenta que existe miles de posibilidades para escoger en cuanto a plantas para instalarlas en casa, pero hay que tener en cuenta tres cosas: escoger una planta de buena resistencia (al menos que escojamos alguna que necesite más atención y tengamos que cuidarla muy bien), que tenga cuidados menores y con un precio asequible.
  • Bonsái:
Esta es una de las planta por excelencia para decorar al interior de una casa. Estos mini árboles oriundos de Japón son populares entre muchas personas por la singularidad de sus hojas y las diversas formas del crecimiento de su tronco.
Si tu decoración va acorde con lo de la cultura oriental, este bonsái como centro de mesa en la sala quedaría muy bien; la mesa puede ser de vidrio transparente, pero quedaría mejor sobre una mesa de madera.
bonsai
Es una planta atractiva para decorar nuestro ambiente interior, ya que se parece a una palmera cuando crecen sus hojas, es una planta que puede soportar lugares con poca luz o ninguna,resiste a la sequedad.
Para su cuidado es necesario que le rocíen las hojas con agua y es una de las plantas más accesibles en cuanto a precio. En cuestión de decoración, es ideal para decorar habitaciones u oficinas en una esquina o en mitad de un pasillo; queda muy bien y no estorba.
troco-brasil
  • Ficus:
Esta planta es longeva, puede resistir hasta 20 años acompañándonos. Es atractiva a la vista por sus hojas verdes intensas y requiere de que la rieguen moderadamente cuando está en una maceta.
Al necesitar 2 o 3 veces luz al día, puede ser una planta de interior decorativa ideal en nuestra cocina junto a la ventana o sino en la sala ubicada en un lugar que le dé los rayos del sol. Quedaría muy bien haciendo juego con paredes verdes, ya que el color de la planta le daría otro tipo de contraste al ambiente.
ficus
  • Aloe:
Esta planta medicinal no solo cura, ya que es cicatrizante, antiinflamatorio, rejuvenecedor y coagulante, sino es también una planta de interior para ser considerada como una opción, porque no necesita que se le riegue tan frecuentemente y resiste el frío, es por ello que si tu decoración es ecologista esta planta te quedaría muy bien.
aloe-vera

Physalis Peruviana y Physalis Alquequenje

Las variedades Physalis Peruviana y Physalis Alquequenje pertenecen a la familia de las Solanáceas. En el género Physalis se incluye más de cien especies, algunas comestibles y otras de uso simplemente ornamental.
Fruto de Physalis Alquequenje
Centrados en las comestibles, una de las más populares es la Physalis Alquequenje, fruta originaria de las zonas cálidas de Sudamérica que fue introducida en Europa tras el descubrimiento de América. Actualmente es una planta cosmopolita y se cultiva sobre todo en Sudáfrica, Colombia y Perú. España también la cultiva en la provincia de Huelva (Andalucía).
El fruto del Physalis Alquequenje es una baya pequeña, globosa y lisa que contiene en su interior numerosas semillas, muy parecida al de una cereza o tomate cherry. Este fruto está rodeado de su cáliz que curiosamente adopta una forma a modo de especie de vejiga membranosa con marcadas nervaduras no comestible. Su color, según la variedad, es rojo o anaranjado en su madurez. En cuanto a su sabor es agridulce.
Normalmente lo vemos como elemento de decoración en los postres e incluso en ensaladas, pero también lo podemos encontrar en tiendas especializadas de frutas y hortalizas. En este caso se presentan en el interior de bandejas transparentes. Para su correcta elección debemos fijarnos en que la textura del fruto sea firme, uniforme y exenta de golpes o magulladuras. Una vez en casa podemos conservarlos en la nevera dentro de la zona menos fría.
Aunque la mayor parte del fruto del Physalis Alquequenje es agua, aporta una cantidad importante de hidratos de carbono, muy pocas grasas y proteínas, por lo que su valor calórico no es elevado. Es muy rico en provitamina A (la provitamina A o beta-caroteno se transforma en vitamina A en nuestro organismo conforme éste lo necesita) y en menor proporción vitamina C y las del grupo B. También contiene ácidos orgánicos (cítrico y málico), pectina (fibra soluble) y, en menor cantidad, taninos que le confieren una cierta astringencia.
El consumo óptimo del fruto del Physalis Alquequenje es en su madurez, cuando la pulpa está completamente coloreada. Solamente se come la baya y estas se pueden tomar tal cual o como ingrediente de diversas ensaladas.
Destacar que una de las principales aplicaciones de esta fruta es la elaboración de mermeladas, compotas y productos de repostería. También se la puede utilizar en la preparación de salsas, guisos, helados, tartas, confituras, zumos… y combina muy bien con chocolate y, por su original envoltorio, resulta excelente como elemento decorativo para todo tipo de platos.

Conoce la Carqueja

La Carqueja es una planta medicinal silvestre, perteneciente a la familia Asteraceae. Es un arbusto perenne dioico, muy ramificado, con tallos bialados que llega a medir hasta 1,5 m. de altura. Sus flores están dispuestas en capítulos pequeños, sésiles, en espigas en el ápice de los tallos.
Carqueja
La Carqueja o carquejilla se encuentra frecuentemente en campos, montañas, orillas de caminos y sitios de suelo húmedos y fértiles de paises como Uruguay, Brasil, Argentina, Bolivia, etc. En Paraguay es conocida también con el nombre de jaguarete ka’a (voz en guaraní que significa “yerba del leopardo”). Existen varias especies de esta planta medicinal, las más conocidas son: Baccharis articulata, y Baccharis crispa.
Por sus cualidades depurativas, la Carqueja es utilizada en procesos de pérdida de peso, así como digestivo y para mejorar la circulación sanguínea. Se le atribuyen propiedades afrodiasiacas contra la impotencia masculina por lo que se la denomina “el Viagra natural”, como antirreumático y como antiséptico de uso externo.

Conoce el Palo Azul

El Cyclolepis genistoides o palo azul es una planta medicinal de la familia de las Amaranthaceae, endémica del norte de Argentina. Conocida también como matorro, tusillo y tupis, es un arbusto de hojas gruesas, con ramificaciones densas que actualmente se encuentra en peligro de extinción por la deforestación de su hábitat natural.
Palo azul
El Palo azul se utiliza como antinflamatorio en casos de reumatismo, artritis, lumbalgia, gota, ciática y para aliviar dolores en las articulaciones típicos de estas enfermedades. Excelente diurético natural, es muy eficaz para ayudar a la eliminación del acido úrico. Se utilizan las ramas, con las que se hace una maceración al 5%, en agua fría, durante 12 horas, y se cuela.

Fotos de flores de color Rosa que anuncian la primavera


El rosa es el color femenino por excelencia. Va desde el rosa intenso, donde se ve toda la fuerza de lo femenino, hasta el rosa claro, tan usado por los bebés. Es adecuado para solucionar problemas de comunicación, por lo que regalar flores de color rosa ayudará a suavizar y a relajar tensiones entre las personas. Es, sin duda, el color de los enamorados, del amor incondicional. 

El color es además de una sensación una emoción, que sugiere en el hombre significados, por lo tanto tiene el poder de comunicar y de ser interpretado. El color influye en el humor y en los sentimientos, su percepción es subjetiva y llega a calmar o agitar el mundo emocional del ser humano 









Un Lirio muy Pequeño

Le llaman el lirio térmico de forma coloquial, su nombre científico es el Nymphaea thermarum y es dentro de su especie el lirio más pequeño del mundo, con hojas que en ocasiones no superan el centímetro de diámetro.
Nymphaea thermarum, el lirio más pequeño del mundo
El Nymphaea thermarum, el lirio más pequeño del mundo, es de origen africano y se encuentra en fase de extinción. De hecho, se sabía de sólo un lugar en Mashyuza (Ruanda) donde existían ejemplares de esta especie, y que desapareció hace unos pocos años debido a la sobre explotación de las aguas termales que alimentaba su frágil hábitat.
En cuanto a su nombre “térmico” es por crecer en aguas termales de agua dulce y fue descubierto en 1987 por el botánico alemán profesor Eberhard Fischer de la Universidad Alemnas de Koblenz-Landau. El profesor Eberhard Fischer al darse cuenta de que la especie estaba en peligro, se llevó unos pocos ejemplares al Jardín Botánico de Bonn poco después de su descubrimiento. Una vez allí, los horticultores los mantuvieron con éxito durante poco más de una década. Sin embargo, las especies resultaron muy difíciles de cultivar.
Con el objetivo de recuperar al Nymphaea thermarum se estableció un intercambio de un puñado de semillas y plantas entre el instituto en Bonn y Kew en julio de 2009. Siguiendo el método de que todas las especies conocidas de nenúfar germinan como plantas sumergidas, hasta que son lo suficientemente grande como para enviar sus hojas a la superficie, se vio que no funcionaba para el caso del Nymphaea thermarum.
Por suerte apareció el español “descifrador de códigos” y horticultor, Carlos Magdalena. Este posee una trayectoria en el cultivo de las plantas más raras y más difíciles. En este caso, asumió el reto de aprender los secretos del éxito de reproducción Nymphaea thermarum.
Si bien los primeros pasos fueron con resultados decepcionantes, una descripción original en alemán de la especie y su hábitat natural… suministró la pista final: “Crece en el barro húmedo producido por el desbordamiento de una fuente termal. El agua llega a la superficie a 50ºC, pero la planta coloniza un área en la que se haya enfriado el agua a una temperatura de 25°C”.
Esto significaba que, a diferencia de todas las especies de nenúfares conocidos, el Nymphaea thermarum no crecía sumergido en las aguas profundas de los lagos, ríos o pantanos. La revelación fue que esta especie pequeña, extremadamente rara e inusual, con un margen de sólo 5 a 20 centímetros, crece en las condiciones de humedad en el borde de un manantial de aguas termales y esta fue la pista clave necesaria para descifrar el código de su reproducción con éxito.

Conoce el Tronco del Brasil

Tronco de Brasil
Si quieres cultivar una de esas especies que jamás pasan desapercibidas, por su belleza vivaz y exótica, no dejes de tener en el interior de tu hogar un tronco del Brasil o palo de agua.
Es un magnífico arbusto perenne, nativo de las zonas más tórridas de América, cuyas hojas pueden ser lisas o bicolores, combinando un verde más brillante y oscuro a otro más claro y amarillento. En algunas ocasiones puede florecer, pero siempre nos regala su fascinante aroma.
Palo de agua
Nombre científico: Dracaena fragrans
Nombres comunes: tronco del Brasil, palo de agua, drácena, árbol de la felicidad
Familia: Agavaceae
Requerimientos de cultivo: el palo de agua debe recibir buena luminosidad -de lo contrario sus hojas pueden decolorarse- pero jamás expuesto al rayo del sol, para que no se queme. ¿Qué tierra usar para su cultivo? Da preferencia al sustrato más suelto y de buen drenaje. Para que la planta esté siempre saludable y vigorosa, no dudes en abonarla durante el verano, dejando un espacio de 20 días entre cada aplicación.
Requerimientos de riego: el tronco de Brasil debe ser regado periódicamente, pero sin encharcar la tierra. Dos veces por semana en verano y una en invierno suelen resultar suficientes. Ycomo le gustan los ambientes húmedos, rocía tu palo de agua unas 2 veces por semana con agua tibia (siempre y cuando no esté al sol).
Uso: es una planta ornamental, que puede cultivarse en jardines de temperaturas cálidas e interiores.
Multiplicación:  por esquejes, trozos del tallo y acodos aéreos.

Como cultivar la cebolla



La cebolla es una especie bienal, que no suele superar el metro de altura. El bulbo que se forma en la raíz es una deliciosa hortaliza que constituye un pilar fundamental de la dieta mediterránea. Tanto cruda como cocinada, su sabor y olor son inconfundibles debido a sus compuestos azufrados. La cebolla tiene una composición nutritiva similar a otras hortalizas: alto contenido de agua y menos porcentaje de materia seca, carbohidratos, proteínas y lípidos.

Descripción y variedades

Básicamente tiene cuatro partes diferenciadas: tallo, pocas hojas, bulbo y, generalmente, una flor. Las hojas son huecas, de forma tubular y sección redondeada. Se reconocen tres tipos principales de cebollas: de día corto, de día intermedio y de día largo.
Las cebollas de día corto forman sus bulbos con cerca de 12 horas de luz. Son cebollas tempranas que se venden inmaduras a finales de primavera. Entre 12 a 14 horas de luz necesitan las cebollas intermedias para formar sus bulbos. Las cebollas de día largo forman bulbos con 14 o más horas de luz. Son las cebollas tardías que se cosechan entre enero y marzo y por su alto potencial de conservación se usan para almacenamiento. Suelen ser grandes, redondas y de color amarillo a cobrizo. Existen otras variedades como las cebollas para encurtidos, cebollas blancas, rojas, dulces, cebollines, etc.

Clima y suelo

La mejor condición climática para la cebolla es una temperatura moderadamente fría antes del crecimiento del bulbo. Necesitan, a su vez, tiempo cálido durante el desarrollo, cosecha y secado del bulbo. Un clima seco es el mejor para curar la raíz. Requiere una temperatura óptima durante el cultivo de entre 15 y 21° C. Como se trata de una planta bianual, requiere de temperaturas de 4 a 10° C para que nazcan las flores. Éstas son esenciales para obtener semillas de cebolla.
Los suelos no tienen que ser muy compactos, con una proporción media de arcilla y no excesiva humedad. Los suelos pedregosos producen bulbos de tamaño irregular. La cebolla prefiere suelos poco ácidos (entre 6 y 7 de pH).

Enfermedades y plagas

La cebolla sufre varias enfermedades y plagas a lo largo de su desarrollo. Existen enfermedades como Mildiú, que afecta al follaje con manchas blancas en las hojas, el hongo Pyrenochaeta terrestris que pudre las raíces, o Botrytis, que ablanda la zona del cuello del bulbo y lo pudre.
Las plagas más habituales de esta hortaliza son los 'trips' de la cebolla, la mosca de la cebolla -acaba con la base de las plantas pequeñas- y la cuncunilla, que destruye el follaje.

Semillas y cultivos

La cebolla se propaga por semilla en siembra directa, por bulbos y también en transplante, siendo éste último sistema el más utilizado. Para sembrar mediante simiente, hay que limitar el cultivo a 8 ó 10 gramos por metro cuadrado, generalmente en hileras, en surcos de entre 10 y 12 cm. de distancia. Esta manera de sembrar permite controlar la aparición de malas hierbas.
A la hora de regar, es necesario hacerlo de manera generosa una vez plantadas las cebollas. El agua abundante asegura una buena germinación y el desarrollo de una planta sana.

Conoce el calabacín



El origen de esta hortaliza es todavía desconocido para muchos, si bien la mayoría localiza su cultivo en zonas cálidas. Los más atrevidos ubican el desarrollo de los primeros calabacines dentro de la zona de América Central y del Sur, cuna de la familia de las cucurbitáceas. Esta familia de hortalizas cuenta en su haber con unas 850 especies, ya sean trepadoras, rastreras o herbáceas.
En la actualidad, su cultivo se extiende por la costa mediterránea y también en regiones más alejadas como Bélgica u Holanda. Su color característico es el verde oscuro pero acepta variaciones cromáticas que van del amarillo al verde claro. Es, fundamentalmente, una hortaliza de verano.

Tipos de calabacín

Las variedades más conocidas de esta famosa hortaliza son:
  • Pepo: son frutos muy grandes de forma esférica que tienen una tonalidad entre amarilla y anaranjada. Su sabor es dulce.
  • Ovífera: se trata de frutos más pequeños que los de la variedad anterior y destacan por su gusto amargo.
  • Minicalabacín: no es una subespecie en sí misma, simplemente se trata de los calabacines que son recogidos más temprano.

Cocinar con calabacines

Entre fogones, el calabacín se presta a un amplio abanico de posibilidades. Pueden servirse gratinados, rehogados, asados, fritos o rellenos. También pueden enriquecer las sopas, las cremas, los purés, los pistos, las salsas e incluso, las tortillas, pero siempre utilizaremos poco aceite porque sino duplicaremos las calorías. Cuando preparemos calabacines, los rasparemos ligeramente puesto que, al ser tiernos, no hará falta pelarlos con la ayuda del cuchillo.
A la hora de elegirlos para su consumo se tendrán en cuenta los ejemplares de tacto firme, piel brillante, exentos de manchas u otros defectos y de tamaño medio, puesto que los más grandes son excesivamente tiernos. El paso acertado es enjuagarlos con abundante agua retirando los extremos.
Se conservan dentro del frigorífico sin problemas hasta dos semanas pero hay que prevenir el no juntarlos con frutas y tomates. La explicación es muy sencilla: tant
o los tomates como las frutas desprenden etileno a causa de la respiración y este gas hace que los calabacines duren menos. Podemos congelarlos para su posterior uso escaldándolos en agua hirviendo durante cinco minutos.

Un alimento esencial en las dietas

Se trata de una hortaliza sabrosa y muy diurética por su alto contenido en nutrientes, agua y fibra. Además, su bajo aporte calórico (10 calorías por cada 100 gramos) sumado a la escasa proporción de lípidos y proteínas, lo convierte en protagonista de gran cantidad de dietas de adelgazamiento. Otros aportes importantes para nuestro organismo son el potasio, el magnesio y el fósforo.
Los estómagos delicados encuentran en el calabacín un alimento fácil de digerir. También tiene un efecto laxante ligero que ayuda a la dispepsia, la gastritis y el estreñimiento. Suele incluirse en las dietas de las personas que sufren de dolencias cardiovasculares, renales y tensión arterial alta.

Consejos contra las plagas en el huerto



La opción más sencilla y cómoda de eliminar estos molestos devoradores de hortalizas y frutas son los pesticidas e insecticidas químicos. Los productos son diversos y su efectividad alta, aunque en algunos casos no hacen más que fortalecer a ciertos bichitos, que vuelven cada año con más apetito. Una opción barata y más natural de acabar con estos molestos inquilinos es recurrir a trucos y remedios tradicionales del hortelano, transmitidos de generación en generación, y que son mucho menos nocivos para la tierra y para el equilibro natural del huerto.
Por ejemplo, algunas plantas, como salvia, albahaca o manzanilla, permiten alejar las plagas de un modo natural. Cultivar estas plantas cerca del huerto nos ayudará a mantener lejos a ciertos bichitos, aunque, lógicamente, no son la panacea contra ellos. Lo mismo pasa con las cebollas y los ajos, que neutralizan, siempre relativamente, las plagas de las hortalizas.

BichosPulgones: habituales pero poco resistentes

Los pulgones son insectos muy habituales en las plantas, pero mucho menos resistentes que otro tipo de plagas. Por eso suele ser suficiente para deshacerse de ellos un chorro de agua con jabón para que caigan al suelo. Es muy difícil que sean capaces de volver a la planta. Cuando la plaga es preocupante, recurriremos a remedios más drásticos. Debemos evitar las fumigaciones de productos químicos porque también acaban con las mariquitas, insecticidas naturales que se alimentan de los pulgones de las plantas.
Rociando con derris o pelitre, que se pueden comprar en floristerías, tiendas de jardinería y viveros, podremos eliminar las plagas de pulgones. Aún así existen plantas de las que no se alimentan estos insectos, por ejemplo los crisantemos, el anís, el cilantro o las caléndulas. Podemos cocer las hojas de estas especies vegetales y elaborar venenos naturales. La experiencia en su uso nos dirá cuál es el más eficaz contra estos molestos bichitos.
Para acabar con plagas de orugas y gorgojos existen soluciones con tabaco muy útiles. Se puede hervir agua con tabaco puro o con colillas y rociar con el líquido colado a la planta. Obtendremos un veneno muy fuerte que no se puede verter directamente sobre la planta y que también mata a otros insectos beneficiosos. Su capacidad tóxica exige máxima higiene y lavarse las manos tras finalizar su manipulado. Por su parte, la mosca de la zanahoria suele desaparecer si sembramos alrededor de la plantación algunos arbustos de romero.

Los árboles frutales

Insecto
Sin duda, los frutales son víctimas muy atractivas para ciertos insectos que se alimentan no sólo de la fruta, sino de las flores, la savia y las hojas de este tipo de árboles. Para evitar atraerlos, debemos quitar de alrededor de los frutales los restos de la poda y retirar la fruta podrida que caiga del árbol. Los residuos orgánicos vegetales son muy atractivos para todo tipo de insectos, así que lo mejor que podemos hacer con ellos es elaborar compost.
Podemos fumigar con diversos productos químicos los árboles, pero, como siempre, existen algunas fórmulas naturales efectivas. El más conocido y sencillo es el de las cintas de grasa. Con un poco de cinta aislante o celofán, rodeamos el árbol y untamos la tira con grasa. Gracias a esta sustancia, los insectos que intenten subir a alimentarse de la fruta se quedarán adheridos a la grasa.
CaracolPero no todos los insectos acceden al árbol trepando por el tronco. Para acabar con los que tienen alas y con otros que dejan sus huevos en la corteza (cochinillas, arañas rojas o chinches) podemos elaborar un veneno con el que fumigar las hojas y tronco. Hervimos aceite con jabón, y lo diluimos en agua: el resultado es una solución que se debe aplicar inmediatamente en el frutal. Por cierto, si tenemos gallinas, es muy buena opción dejarlas picotear en los alrededores de los frutales, ya que devoran los insectos y gusanos que viven en el suelo.


Avispas y babosas

Los remedios tradicionales para evitar que las avispas se coman las uvas o las ciruelas son eficaces si la plaga no es elevada. Poner plásticos sobre las uvas ya maduras, hasta que se recojan puede evitar que estos insectos las devoren, aunque es mejor complementarlas con tarros llenos de líquido dulce que las atraiga y las atrape.
Oruga
Entre los métodos tradicionales para acabar con las babosas podemos mencionar los platos con azúcar, que hundidos en la tierra, sirven como cebos para atraparlas, con el fin de matarlas después (el problema es que es necesario poner muchas trampas para que sea efectivo). La ceniza seca y el tomillo también se revelan como aliados naturales contra estos invertebrados. Las cenizas de madera además consiguen alejar a los caracoles.

Por su parte, los ciempiés pueden eliminarse con latas llenas de cáscaras de fruta o de patata. Enterradas en la tierra atraerán a estos pequeños animales, y a los pocos días, podremos desenterrar las latas y llenarlas de agua para acabar con los ciempiés. Los cultivos de menta pueden también ayudarnos a alejar a las hormigas de nuestros cultivos.
 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total