Como mantener la salud de las plantas

La floración prematura en aquellas especies de las cuales esperamos obtener mayor crecimiento de hojas y tallos es uno de los muchos accidentes, fenómenos y enfermedades que, independientemente de la variedad, suelen afectar a la población vegetal.
Pero ánimo, señales muy sencillas de distinguir nos pueden indicar el origen de una disminución en el desarrollo de nuestras plantas, ya que existen formas de reconocer sus causas y, en muchos casos, de prevenirlas.
En realidad, cuando sé presenta algún fenómeno inquietante sin un motivo aparente, tenemos tendencia a atribuirlo a la calidad de la semilla, a una variedad inadecuada o a problemas ambientales, sin efectuar un examen apropiado.
Aunque todos esos factores inciden en un desarrollo normal, existen otros elementos que, ligados a ellos, nos permiten efectuar una interpretación más exacta.
La luz es una de las variables más importantes, e interesa principalmente desde el punto de vista de su duración e intensidad. Todas nuestras plantas requieren de un lapso diario de luz que les es más favorable. Algunas necesitan días largos, otros días cortos, mientras un tercer grupo no manifiesta preferencia sobre el particular. Lo mismo ocurre con la intensidad lumínica, íntimamente ligada a los procesos de nutrición.
En cuanto a la temperatura, las alternancias de aftas y bajas permiten la transformación de carbohidratos en azúcares, en las especies cucurbitáceas. Las extremas diferencias entre la media diurna y la media nocturna, así como la escasez o exceso de humedad, suelen determinar cambios de consideración. La floración y la fructificación del tomate, entre otras especies, dependen en gran medida de estas variables.

Trastornos funcionales de las plantas

Algunos de los fenómenos que no pueden atribuirse a los agentes patógenos ni clasificarse como enfermedades, son trastornos como la floración prematura, la prolongación del estado vegetativo, deformaciones y alteraciones del crecimiento. Las lechugas pueden florecer prematuramente por efecto de las bajas temperaturas.
La floración prematura se produce generalmente por efecto de bajas temperaturas, entre 2 y 7 grados Celsius. Este proceso se conoce como ventilazación sobre el punto de crecimiento de plantas bienales, como la cebolla. Cuando las plantas alcanzan un tamaño mínimo, pueden afectarse de este modo y causar la emisión prematura de tallos florales, aunque también hay especies anuales que requieren de frío para producir flores, como es el caso de la coliflor, la lechuga y el apio.
Este fenómeno es dañino e irreversible, tanto en ejemplares anuales como bianuales, cuando 6 cultivo se realiza fuera de temporada y pasa en su etapa vegetativa por la influencia del frío. La magnitud del daño depende de la adaptación de la variedad a esta circunstancia.
En algunas especies, la emisión floral anticipada también obedece a la ocurrencia de ciertos días largos, como le sucede a la espinaca cuando se expone a períodos de incrementos de luz.
Las alcachofas si no son sometidas a bajas temperaturas para una floración prematura, no emiten cabezas y se quedan sólo en tallos y hojas.

Deformaciones de las plantas

Numerosas especies y variedades presentan factores hereditarios susceptibles de expresar deformaciones y alteraciones de crecimiento ante las situaciones climáticas.
La condición de doble embrión en una semilla de cebolla conduce a la producción de bulbos dobles, acentuándose este fenómeno cuando se presentan alternancias de humedad y sequía durante el cultivo. Lo mismo ocurre con el ajo, cuyas cabezas suelen desarrollarse incluso en el falso tallo. Esta alteración deriva, igualmente, en la producción de elementos florales fusionados en variedades de tomates que dan frutos deformados.

Accidentes en el huerto

Quienes nos iniciamos en la horticultura, estamos propensos a guiarnos por la intuición o acoger recomendaciones que a menudo no tienen una base técnica, frente a percances generados por la naturaleza y no controlables totalmente. Lo mismo hacemos ante la inhibición de los procesos de desarrollo de nuestras plantas. Para enmendar esa tendencia, conviene conocer los efectos de los accidentes climáticos y productivos.
Las heladas dañan los tejidos de tal forma que paralizan o entorpecen el proceso de absorción y asimilación de los nutrientes y las funciones respiratorias. Si el daño es parcial, algunas especies como el maíz suelen ser recuperadas con fuertes aplicaciones de fertilizantes especialmente nitrogenados, como salitre o urea.
Algunas heladas ocurren en períodos más o menos conocidos, lo que permite tomar algunas medidas preventivas parcialmente eficaces: generando humo espeso, para evitar un deshielo violento, o eludiendo las bajas temperaturas al aplazar la fecha de plantación o siembra, hasta que el peligro haya pasado. El éxito es relativo, porque las heladas son intempestivas y no respetan fechas.
En cuanto a las lluvias, cuando son copiosas, pueden causar problemas serios después de una siembra, pues la semilla puede malograrse o las plántulas asfixiarse sin superar la capa de suelo endurecido que se forma posteriormente. Para evitarlo, es necesario mantener buenos desagües y sembrar de preferencia en "mesas". Los surcos que las separan permiten un escurrimiento fácil de las aguas.
En el caso contrario, las sequías producen efectos muy conocidos: la carencia de agua impide la absorción de los nutrientes.
Los golpes de calor afectan particularmente a los tomates, berenjenas, zapallitos italianos, pepinos y melones, entre otros, cuyos frutos se decoloran cuando reciben asoleadas intensas. Si éstas persisten y originan un ambiente muy cálido, inhiben la fecundación de las flores y su fructificación.
Los vientos causan la tendedura de algunas especies, cuyas plantas están crecidas. En el caso de las arvejas, pueden incidir en la floración y dar lugar a un ambiente propicio para un ataque de hongos. En los viveros de espárragos, da lugar a la caída y la quebradura de tallos en su base.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.