Como cultivar clavelinas


La Clavelina pertenece al género Dianthus, que comprende gran cantidad de especies asiáticas y europeas. Es pariente directa del Clavel; su nombre científico es Dianthus plumarius y crece en forma silvestre en la zona del Mediterráneo, lo que le permite adaptarse sin problemas al clima sudamericano. No sobrepasa la altura de 25cm y florece siempre que la temperatura sea mayor a lo grados, con excepción del mes de enero, cuando tiende a dar hijos laterales y a debilitarse.
Los colores de sus flores, son muy variados, como resultado de las cruzas que se realizan permanentemente entre distintos tipos de ejemplares. Las variedades más floríferas son las de tonos rosas, rojizos y blancos. Resulta una planta muy resistente a las plagas y se cultiva con facilidad, por lo tanto podemos afirmar que es una muy buena iniciativa plantar clavelinas en el jardín.

La clavelina protege al suelo de las malezas

Además de seducir con sus colores y despedir una rica fragancia en las mañanas de primavera, la Clavelina resulta una importante aliada para proteger al suelo de las malezas. Crece con rapidez, y forma un atractivo colchón de hojas que impide el crecimiento de especies indeseables y mantiene el suelo fresco, bajo la protección de su sombra. Por ser una planta perenne y formar buenas matas, se la puede dividir y lograr, al cabo de dos o tres años, unas seis plantas, lo que multiplica su poder protector.
Es ideal para cubrir los bordes de los canteros y plantar alrededor de árboles protegiendo su base.

Las necesidades básicas de las clavelinas

Para que las Clavelinas crezcan a pleno, requieren algunas condiciones específicas:
  • Suelo: necesitan una mezcla de tierra negra, humus y arena por partes iguales. Prefieren un suelo poroso ya que si, hábitat originales un terreno arenoso. Si la planta está en maceta y recibe sol todo el día, es conveniente agregar una parte de turba y una capa de leca de 3 cm en el orificio de drenaje de la maceta. Así el sustrato se mantendrá fresco y húmedo durante el verano.
  • Riego: el suelo debe estar siempre húmedo especialmente cuando la planta está en flor. si l tierra parece polvorienta y seca al tacto, es necesario aumentar el riego
  • Luz: deben recibir preferentemente, sol de mañana. Si están expuestas al sol durante la tarde o todo el día necesitan una mezcla en el sustrato que retenga más agua (turba, tierra negra, pelita y humus de lombriz en partes iguales). A su vez, en verano, convendrá regarla todos los días.

Los puntos débiles de las clavelinas

  • Hay una enfermedad que afecta con frecuencia a /a Clavelina. Es la llamada roya y sus síntomas son la aparición de manchas parduscas o anaranjadas sobre las hojas. Esta afección retarda el crecimiento y la floración y puede llegar a matar a la plan [a. La solución: aplicar fungicida específico para la roya, según las instrucciones que eh, mismo producto trae en su envase.
  • La Clavelina puede también ser afectada por enfermedades del suelo que provocan la putrefacción de los tallos, que se ven mustios y ennegrecidos. Para evitar este problema dos meses antes de plantar esta especie conviene plantar Copetes en el sustrato que se utilizará La presencia de, Copetes dejará el suelo libre (le enfermedades.
  • Otro de los problema a tener en cuenta es la presencia de arañuelas y pulgones Si aparecen pulgones aplicar un producto a base de cipermetrina (con baja toxicidad). Para las arañuelas colocar un acaricida sistémico y aplicarlo según las indicaciones del fabricante.

1 comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.