Como cultivar el Ajo

Esta raíz milenaria que todos conocemos como “ajo” tiene por nombre científicoAllium sativum y pertenece a la familia de las Liliáceas.
Sin duda ha sido protagonista de tanta historia como nos es posible imaginar.
Es originaria de Asia central. Se dice que se introdujo en el continente americano a finales del siglo XV.
Su cultivo (bulbillos) requiere ciertas preparaciones previas del suelo, por lo menos unos seis meses en los que se airea el terreno y se ara en profundidad.
La siembra debe realizarse a mediados de otoño, suele haber excepciones y realizarse plantaciones tardías.
El suelo donde realicemos la plantación, debe ser nutrido. Lo ideal es abonarlo antes de la siembra, en el período de preparación del suelo que mencionamos anteriormente.
Cuando realizamos el cultivo, hay que asegurarse que el suelo esté siempre bien drenado. No se puede recomendar nada demasiado exacto con respecto al riego. Suele resultar suficiente el agua proveniente de las lluvias de estación.
El ajo se aprovecha fundamentalmente en consumo de bulbos semisecos o secos, consumo en forma de ajo deshidratado, en especialidades farmacéuticas, consumo en verde (ajetes) y en otros usos (encurtidos, ornamentales, etc.).

Existen dos grupos varietales de ajos:

Los ajos blancos: son rústicos, de buena conservación y productividad. Estos suelen consumirse secos.
Los ajos rosados: poseen las túnicas envolventes de color rojizo y no suelen conservarse muy bien.
Algo importante para tener en cuenta, es que nunca se deben plantar ajos detrás de ajos, cebollas o cualquier especie perteneciente a la familia Liliaceae.
Los cultivos precedentes al ajo que se consideran más adecuados son el trigo, colza, pimiento, lechuga, col, patata y cebada.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.