Como cultivar la glicinia


Las abundantes flores colgantes de la glicinia, la convierten en una planta perfecta para adornar pérgolas, porches, muros o enrejados.
Al tratarse de una planta de exterior que tolera muy bien el sol, los cuidados no son difíciles. Así que en Decora-Ilumina te proporcionamos la información básica, para que puedas cultivar esta decorativa planta originaria de China y Japón.
  • Las flores de la glicinia son de color violeta o blancas, estas se agrupan en vistosos racimos colgantes que miden 15 a 20 cm. aproximadamente. El periodo de floración ocurre a finales de la primavera y en algunas ocasiones se repite en otoño.
  • Cuando te dirijas a comprarla ten en cuenta que debe estar floreciendo, para que puedes apreciar el color y la intensidad del perfume.
  • Elige un suelo profundo cuando vayas a plantarla, debido a que sus raíces son fuertes y se ramifican rápidamente. Este suelo además debe ser arcilloso, fértil y que retenga muy bien humedad.
  • Las ramas de esta planta enredadera pueden adaptarse muy bien a cualquier clase de soporte, así que si tienes una pérgola o porche de madera o hierro, con paciencia llegarás a ver como sus hojas cubren toda la superficie. Además la glicinia es una planta que heredarán tus familiares, si la cuidas con esmero puede llegar hasta los 100 años.
  • La glicinia soporta muy bien las heladas, pero para que crezca adecuadamente debe recibir como mínimo cuatro horas de sol diarias.
  • Anualmente debes enriquecer la tierra con abono orgánico.
  • Es aconsejable podar las flores cada dos semanas aproximadamente durante el verano, y una única vez en invierno.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.