Como preparar el jardín para sembrar


¿Cuál creen que es el secreto para tener verduras sanas y flores bonitas?, la respuesta es un gran suelo. El gran problema es saber si el suelo que tienen, es el que necesitan sus plantas, para eso es útil hacer una prueba de suelo, enviando una muestra al laboratorio para saber con exactitud el nivel de nutrientes que tiene, conociendo además, sus deficiencias.
2
Pero si enviar muestras a laboratorio les resulta muy problemático, entonces hagan las pruebas de suelo que les vamos a sugerir aquí, utilizando un método desarrollado por agricultores y científicos de Oregon. Los métodos y suministros necesarios son muy sencillos.
La metodología se puede llevar a cabo durante todo el año, y mientras más detalles obtengan, más precisa y fiable serán los resultados.
Prueba 1: Estructura del suelo
Con el suelo ni muy mojado ni muy seco, caven un hoyo de unas 10 pulgadas de profundidad. Separen una porción del tamaño de una taza y rómpanla con los dedos. Determinen si el suelo es arcilla, polvo o granular. Lo ideal es que el suelo esté compuesto por migajas que se puedan mantener bajo una ligera presión, pero si el suelo se rompe con dificultad, significa que el suelo es muy duro.
1
Los suelos orgánicos tienden a ser porosos, cosa que permite que circule el agua y el oxígeno. Así las plantas desarrollan raíces sanas y fuertes.
Prueba 2: Compactación
Entierren una bandera de alambre vertical en el suelo, por distintos lugares. Marquen el lugar por donde se dobla el alambre. Mientras más rápido se dobla, más duro el suelo.
Un suelo muy compacto inhibe el crecimiento de las raíces y impide el paso del agua, además de la circulación de lombrices que airean el suelo.
Prueba 3: Organismos del suelo
Hay que ver cuántos organismos hay vivos bajo la tierra, sacando una muestra y contándolos. Mientras más vida haya bajo la tierra, menos posibilidades hay de que las plantas mueran y eso habla de buena calidad del suelo.
Prueba 4: Residuos de plantas
Si al cavar notan que existen restos de raíces de plantas en descomposición, están frente a un buen suelo, si en cambio, el ritmo de la descomposición se ve lento, porque hay un olor ácido y circula poco aire a través del suelo, el suelo no es tan bueno. El color oscuro del humus es un buen indicador de descomposición.
Probar el suelo del jardín es algo que requiere observar y tocar la tierra, a fin de determinar si allí podrían tener plantas sanas en el largo plazo. Tener un suelo pobre no significa que no se pueda mejorar, aunque en ese caso, es recomendable buscar asesoría antes de plantar.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.