Cuando y como utilizar las macetas para el cultivo


No todas las plantas son fáciles de cultivar pero la mayoría requieren aire, luz y un buen sustrato. La humedad y los nutrientes se les irán agregando en la medida de las necesidades que detectemos. Contando con estos elementos, las exigencias serán mínimas ya que generalmente suelen adaptarse con rapidez al diseño de interiores.
Recordemos que el cultivo en macetas es un método controlado de plantación, lo que nos permitirá en el futuro hacer adecuaciones que van desde cambiarles el lugar, la disposición, el tipo de tierra, la cantidad de agua y nutrientes, etc.

¿Cómo seleccionar las plantas?

La elección del tipo de planta requiere un análisis cuidadoso y estará siempre condicionado por el espacio que tengamos disponible. Para los que se inician será necesario simplificar eligiendo plantas que no requieran tratamientos especiales en la administración de luz, que aguanten bien la variaciones climáticas, y que sean resistentes a eventuales enfermedades. El mejor consejo es buscar asesoramiento en el lugar donde se vive. Los viveros tienen personal que se esmera a la hora de facilitar información, pero no descarte a sus vecinos que siempre le aportarán datos de utilidad.

Tipos y características de las macetas

Las macetas se presentan en distintos formatos y materiales, pero ya sean compradas o construidas en casa deben cumplir algunas condiciones ineludibles. La arcilla, madera, piedra o cemento compactado son los materiales que mejor se adaptan a las exigencias de las plantas. En segundo lugar están plásticos, fibra de vidrio o piedra reconstituida.

De cualquier material que éstas sean se debe cuidar que tengan:

  1. agujeros de drenaje de agua
  2. relación tamaño de la maceta con tipo de planta a cultivar.
  3. peso adecuado para poder trasladarlas cuando sea necesario.

El estilo de la maceta y el diseño de interiores

La estética puede jugarnos una mala pasada si elegimos mal una maceta: la inesperada belleza de una planta se verá algo eclipsada si el recipiente es feo o de mal gusto. Muchas veces este defecto puede solucionarse apelando a la creatividad encapsulando la maceta en otro recipiente o decorándola. Y a propósito de la estética se pueden lograr maceteros espectaculares a un costo ínfimo utilizando distintos materiales de deshecho. Se prestan a tal propósito las cubiertas de auto, los baldes de albañilería en desuso, algunos artefactos sanitarios, carretillas abandonadas, cajones, troncos ahuecados, latas de todo tipo que al pintarlas cobran nueva vida y cualquier recipiente adecuado. La imaginación manda.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total