Cultivo y cuidados de la peperomia


Sus colores verde nítido, blanco, plateado y violáceo, además de sus extrañas hojas carnosas, hacen de la Peperomia una planta bella y exótica. Si bien es preferible que viva dentro de la casa, necesita gozar de algunas condiciones especiales para lograr prolongar su vida más allá de 2 o 3 años. Ante todo, requiere un generoso caudal de luz, pero nunca sol directo.
La Peperomia no suele superar los 20cm de altura y, en su ambiente original, crece al pie de los árboles en las regiones tropicales y subtropicales de América. Cuando la lleve a su hogar, no olvide darle todo lo que necesita. Es una planta vulnerable y, ante ciertas circunstancias, se torna mustia con facilidad.

Posibles problemas que puede presentar la peperomia

  • La falta de riego y el sol directo pueden hacer que las Peperomias se vuelvan mustias y pierdan el brillo que revelan en los viveros.
  • Para testear si la humedad de la tierra es suficiente, hay que tomar una porción y amasarla. Si las partes se pueden pegar hasta formar una bolita, entonces está recibiendo la cantidad adecuada de riego.
  • Si el sustrato aparece suelto y sin señales de humedad, riegue su Peperomia de inmediato.
  • No permita que su planta reciba luz solar directa.
  • Le enseñamos a mantenerla siempre bonita y a reanimarla si revela un malestar.

Riego excesivo

  • Si se las riega demasiado, las Peperomias se tornan mustias y sus tallos se vuelven blandos y, a veces, se cortan en la base.
  • ¿Qué hacer ante el exceso de agua? Suspender el riego, agregar abono (una cucharada de humus de lombriz o dos de resaca) y volver a regar solo cuando la tierra esté seca al tacto. Lo más recomendable es colocar la maceta en un plato con agua y dejarla ahí unos 20 minutos.
  • Con estas sencillas medidas, al cabo de una semana, recuperará el aspecto saludable que luce en los viveros. Es importante asegurarse que el exceso de agua drene por los orificios de la base.
  • Las Peperomias necesitan recibir mucha luz, pero el sol directo las deja mustias y deslucidas.

Perdida de hojas

  • La Peperomia magnoliaefolia puede perder sus hojas debido a un golpe de frío, corriente de aire o falta de abono. Frente a la emergencia, habrá que tomar las medidas del caso.
  • ¿Qué hacer? Retirar la planta de la zona de exposición a la corriente de aire o colocarla, por lo menos, a 1 metro de los vidrios en las noches invernales. Podar los troncos sobre la última yema.
  • Después de podar, agregar dos tazas de humus de lombriz y remover el sustrato. Preventivamente, fumigar con un acaricida.

¿Cuándo podar la Peperomia?

La Peperomia debe ser podada y abonada cuando empieza a verse rala. Ese momento depende de la temperatura de la estación y del tiempo que tarde en volver a transformarse en una planta tupida y de aspecto sano. Si se la poda y se la abona en invierno, en verano lucirá todo su esplendor.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total