Controlar las plagas mediante la pulverización

Momento y forma de efectuar una pulverización. Antes de realizar el trabajo, diluir el producto siguiendo atentamente las indicaciones de las etiquetas en cuanto a las dosis. Agregar a la preparación tres o cuatro gotas de detergente para lograr una buena emulsión, agitar el tanque del pulverizador y realizar el tratamiento manualmente. 

El mejor momento para efectuar un control en primavera–verano es la mañana temprano o el atardecer, cuando la insolación no es tan fuerte. En otoño–invierno conviene evitar el rocío de las primeras horas del día, para que no se lave el producto. 

No pulverice arbustos en plena floración sin haber leído atentamente las precauciones en las etiquetas, así evitará quemaduras y/o caídas de las flores. 

Control de plagas 
Los productos a usar pueden ser de dos tipos: 

- De contacto: se pulverizan sobre la planta y la cubren uniformemente. Cuando llega el insecto a comer, actúan sobre el mismo y muere. Tienen efecto por contacto, ingestión e inhalación. 

- Sistémicos: al hacer la aspersión penetran por el follaje, o bien al regar, la raíz los absorbe, circulan por la planta, y al comer o succionar savia de la planta envenenada, el insecto muere. 

Existen diferentes tipos de patógenos animales que causan daños característicos. Para facilitar su detección y tratamiento, pueden agruparse en: 
- Masticadores: cortan hojas, tallos y flores. Entre estos se encuentran las hormigas, abejas cortadoras, distintos tipos de orugas, larvas o gusanos, langostas, cascarudos y vaquitas. 

- Picadores: succionan la savia de las plantas provocando distintos daños, como por ejemplo deformaciones de hojas, flores y/o frutos. En muchos casos son vectores de diversos virus y expelen excrementos azucarados que dan origen a la formación de hongos saprofitos de color negro, semejantes a costras conocidas con el nombre vulgar de fumaginas. 

Para el control de masticadores podemos usar productos de origen natural o biológicos, sumamente seguros para el ser humano por su carencia de toxicidad. Entre ellos: 
- Bacillus Thuringiensis var. kurstaki (Toxicidad clase IV). Actúa por ingestión matando a las orugas de mariposas y polilla. 

- Tierra de Diatomeas. Actúa por contacto y es ideal para producir la muerte de los insectos sin necesidad de afectar el medio ambiente. 

Entre los productos químicos tradicionales se pueden emplear los siguientes principios activos, cuya acción es de contacto e ingestión: 
- Carbaryl 
- Cipermetrina 
- Clorpirifos 
- Deltametrina 
- Endosulfan 

Entre los más modernos hay dos casos puntuales: 
- Sulfluramida: cebo granulado para combatir hormigas cortadoras de los géneros ATTA y ACROMYRMEX 

- Fipronil: cebo de acción sistémica para controlar grillo topo en césped. 

Un caso especial son las babosas y caracoles, pues el principio activo tradicional que mata por contacto e ingestión es Meta acetaldehído, en forma de cebos o líquido. 

Para el control de picadores tenemos dos situaciones definidas: 
- Control de ácaros y arañuelas que, por ser arácnidos, necesitan para su combate el empleo de terápicos específicos como el Dicofol, Azociclotin, Piridaben, Abamectin, Propargite, Cyhexatin y Dicofol + Tetradifon. Todos ellos son de amplio espectro y actúan en todos los estadios de desarrollo: huevos, larvas, ninfas, adultos. 

- El resto de los insectos picadores –trips, pulgones, cochinillas, chinches y chicharritas– se pueden controlar con los siguientes principios activos: 
Clorpirifos: de contacto, ingestión e inhalación. 
Dimetoato: sistémico, de contacto e ingestión. 
Imidacloprid: sistémico de contacto e ingestión. 
Mercaptotion: de contacto e ingestión. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.