Cultivo de granado

La característica principal del granado, está determinada por el carácter frutal que tiene. Sin embargo, también se ah convertido en una excelente opción como árbol o planta ornamental, sobre todo para jardines de dimensiones reducidas.
El granado, pudiendo alcanzar dos metros de altura, tiene un límite menor de 60 centímetros. El carácter ornamental, estrictamente decorativo que ha comenzado a adquirir, se basa principalmente en las flores que ofrece este árbol, las cuales se mantienen en los meses primaverales y de verano, para transformarse en frutos al llegar el otoño.
Las flores del granado se presentan en colores blancos y rojos. A su vez, las frutas del granado, amarillas y naranjas, se caracterizan por ser grandes, redondos y, por supuesto, comestibles.

Formas de cultivo y cuidados que requiere el granado

El granado requiere de ciertas condiciones específicas de cultivo, para poder lograr un buen y saludable crecimiento. En primera instancia, y en relación al clima. Es ideal uno templado, pues cualquier extremo será perjudicial para el buen estado del granado.
Es importante evitar las heladas, sobre todo en épocas de los primeros crecimientos de la planta, por lo que aconsejamos plantarlo hacia fines de la primavera. El riego que exige es abundante, así como una buena cantidad de nutrientes. Es preferible plantar y cultivar al granado en terrenos profundos y permeables.
Volviendo al riego que exige el granado, el cual dijimos que debe ser abundante, también debe serlo, y en mayor medida y cantidad, en las primeras épocas de crecimiento. El mejor suelo para el cultivo del granado, es aquel bien abonado con compost y estiércol.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.