Detalles de Ficus benjamina

Entre las diferentes formas de presentación que podemos encontrar al Ficus benjamina como planta ornamental de interior, se escuentra el formato denominado Ficus benjamina trenzado.
Ficus benjamina trenzado
Este modelo de Ficus benjamina es muy apreciado por su estética y singularidad, aunque también es cierto que no todos poseen el mismo acabado y este será uno de los aspectos a tener muy en cuenta a la hora de comprarlo.
El modelo de Ficus benjamina trenzado comienza a configurarse desde su inicio en el vivero. Es cultivado en invernadero partiendo de varios esquejes plantados juntos en la misma maceta. Seguidamente, durante su proceso de desarrollo, se han ido quitando mediante la poda las hojas y ramas laterales de cada una de estas plantas, a la vez que se trenzan sus troncos cada vez que la longitud de estas ramas principales lo permite.
Una vez que el tronco trenzado llega la altura deseada, estas ramas principales se podan y a partir de ahí y mediante podas de formación consecutivas, se trabaja la forma de su copa. Esta labor conlleva tiempo y trabajo dedicado a cada planta, repercutiendo su cantidad en la calidad del acabado final. A más podas… más tiempo de cultivo… pero mayor densidad de follaje.
Destacar que en el desarrollo natural de sus troncos, con el tiempo, estos llegan a soldarse, tomando un aspecto mucho más ornamental.
Por lo tanto, ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de adquirir un Ficus benjamina trenzado?
  • Que se encuentre sano y con un claro vigor visible.
  • Que su copa esté bien densa, formada y proporcionada a la altura total de la planta.
  • Que el tronco esté limpio de ramas y posibles restos de rafia, bien recto y el trenzado sea elegante y esté bien acabado.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.