Como cultivar Zanahorias en el interior de la casa

El cultivo de zanahoria en balcones y terrazas es muy fácil si se tienen en cuenta un mínimo de cuidados. La zanahoria se llama botánicamente Dacus carota y pertenece a la familia de Umbelliferas. Originaria del centro asiático y del mediterráneo, curiosamente, las primeras variedades, sus raíces eran de color violáceo durante los primeros años de su cultivo. Con el tiempo y gracias a las constantes selecciones varietales ahora son de color naranja debido a la gran cantidad de caroteno que contiene, pigmento responsable de este color. La zanahoria es una de las hortícolas ideales para el huerto vertical.
Zanahorias tipo Mantesa
De la zanahoria se consume su raíz pivotante, por ello, su cultivo lo realizaremos en contenedores, cajoneras o jardineras profundas, para que esta raíz se desarrolle correctamente.
La variedad a elegir será la que deseemos y esté recomendada para la zona donde nos encontremos ya que el clima siempre influye decisivamente sobre su cultivo. Y decimos elegir la variedad porque la oferta es muy grande.
Las hay de raíz corta, son ideales para cultivos precoces o siembras tardías aunque son poco productivas. Lo son más las de raíz semilargas… las llamadas tipo Mantesa, de raíz cilíndrica. Y también están las de raíz larga de forma cilíndrica más o menos cónica, más productivas y aconsejadas para los ciclos de cultivo más largos.
El cultivo de zanahoria en balcones y terraza en España puede ser muy flexible dada las grandes diferencias térmicas que existen entre zonas. Como referencia podemos decir que ya se puede comenzar a sembrar cuando las temperaturas del suelo superen los 5 ºC. Desde esta variante, las siembras se pueden realizar en las zonas costeras y cálidas durante el mes de febrero o marzo. En zonas más frescas de interior las siembras serán algo más tarde, durante los meses de abril o mayo.
El sustrato para el cultivo de zanahoria en balcones y terrazas puede ser muy variado, aunque siempre será recomendado el de consistencia media, arenoso y fresco, donde las raíces crecen rectas y de forma regular. En sustratos más arcillosos, calizos o con estiércol poco descompuesto, las raíces tienden a dividirse y crecer de forma irregular.
La siembra se realizará de forma directa, enterrando las semillas ligeramente. Si es una maceta, procuraremos distanciarlas unos dos centímetros entre ellas. Si son en líneas, debe de haber una separación entre ellas de unos 25 o 30 centímetros.
La zanahoria germina entre 10 y 15 días. Cuando las plantitas tengan unos 2 ó 3 centímetros de altura, eliminaremos todas aquellas que se encuentren a menos de 2 centímetros entre sí. Y unas semanas más tarde, volveremos a realizar otro aclareo dejando una planta cada dos o cada tres. Estas zanahorias que arrancamos son pequeñas pero comestibles, tiernas y con un buen sabor.
Los riegos deben de ser frecuentes puesto que la zanahoria requiere humedad para desarrollar correctamente. Y en cuanto al abonado, al mes de su germinación se puede comenzar con una dosis de un gramo por litro de agua de riego, una vez a la semana y con abono tipo 18-12-24 con microellementos.
La recolección debe realizarse lo antes posible, cuando el tamaño de la raíz sea el deseado pero sin esperar a su total madurez. Las raíces jóvenes son las más tiernas y sabrosas. Una siembra escalonada, nos permitirá el tener zanahorias durante más tiempo en su estado idóneo de recolección.
En cuanto a plagas y enfermedades, a ser un sustrato nuevo en cada cultivo y vivir lejos de otros campos de cultivo, no se suelen dar problemas de ningún tipo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.