Los cuidados de la Gardenia

La Gardenia es un arbusto de hoja perenne de color verde oscuro, hojas brillantes, ovaladas y flores que van desde el amarillo pálido al blanco cremoso. La Gardenia tiene su origen en China y Japón, prosperando al aire libre siempre expuestas al sol.
1
Los suelos ácidos y bien drenados son los ideales para las gardenias, ya sea que se cultiven en macetas o en el suelo. Mantener las raíces húmedas garantizan tener una planta sana.
Si bien a las gardenias les hace bien mantenerse húmedas, cuando la humedad es excesiva, existe el peligro de que aparezcan hongos y esto también se puede dar cuando las gardenias están cultivadas muy juntas entre sí.
2
Cada vez que rieguen sus plantas de interior, comprueben que la capa superior del suelo esté seca antes de echar agua y cuando el agua se acumule debajo de la planta, vacíenla. Una gran idea es colocar las plantas de gardenias en una bandeja llena de piedrecillas. El agua puede ser vertida sobre las piedras para proporcionar humedad a las plantas y nunca habrá humedad en exceso así.
Entre las plagas comunes que tienen las gardenias, se encuentran los áfidos, las arañas y ácaros y las moscas blancas, entre otros. La mejor manera de mantener estas plantas sanas es evitarles el hacinamiento, la humedad excesiva y las temperaturas inadecuadas.
En total, deben haber unas 200 especies de gardenias, la mayoría de tipo híbridas. Algunas de estas especies se cree que tienen propiedades medicinales, sin embargo, hay que tener cuidado si se piensa consumir una parte de ella, es mejor consultar a alguien experto para evitar el peligro de intoxicación.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.