Conoce le arbusto La Tuya

Los arbustos y flores ocupan un lugar destacado en el diseño de parques y jardines, pero no menos importancia cobran los árboles. Entre ellos encontramos la tuya, que, aunque crece de forma espontánea en sus lugares de origen, es muy utilizada en la jardinería. El también llamado 'árbol de la vida' es una conífera de forma alargada y cónica cuya altura depende de la variedad; este nombre se fundamenta en la relación que establecían los nativos del Continente Americano entre el árbol y la salud, ya que utilizaban la vitamina C presente en sus hojas en el tratamiento del escorbuto.



Pertenece a la familia de las cupresáceas, como el enebro, el ciprés, la sabina o el tejo. Se trata de un árbol de hoja perenne. Éstas poseen forma de escamas y, aunque normalmente son de color verde, suelen oscilar desde los tonos más oscuros hasta los de tinte dorado.

Variedad según el origen

Las clases más cultivadas en los jardines son:
  • Tuya occidentalis: procedente de Norteamérica, también se llama cedro blanco. Esta variedad alcanza hasta los quince metros de altura.
  • Tuya orientalis: su origen se sitúa en China, Mongolia y Corea. Su tamaño raramente alcanza los diez metros.
  • Tuya plicata: conocida como cedro rojo, proviene del oeste de Estados Unidos. Se caracteriza por un tamaño mayor que las otras variedades (hasta 40 metros), por lo que también se denomina tuya gigante.
Existen especies enanas que alcanzan metro y medio aproximadamente, con apariencia similar a un arbusto. Algunas se desvían de la original silueta alargada ya que poseen una forma esférica. Estas especies son muy utilizadas para crear diseños sorprendentes incluso en los más modestos jardines. Además de su peculiar aspecto, tienen la ventaja de poderse cultivar en macetas grandes, por lo que también tienen cabida en terrazas.
Se utiliza principalmente como árbol ornamental, aunque su madera se emplea para fabricar, por ejemplo, cabañas, ya que es un buen aislante, o papel. Además, de su follaje se extrae una cantidad considerable de vitamina C, así como aceites para la preparación de perfumes y medicamentos.

Reproducción y sencillos cuidados

Las tuyas permiten la reproducción vegetativa por medio de acodos. Este sistema consiste en introducir un vástago de la planta en la tierra, pero sin separarlo de ella, para que surja un nuevo ejemplar. Ocurre a menudo de forma espontánea si las ramas están caídas y en contacto con la tierra.
Sin embargo, lo más habitual es la plantación de semillas. Las flores, de color rojo o amarillo, se abren al comienzo de la primavera y al final de ésta, el polen se propaga. Las semillas se desarrollan dentro de piñas; éstas surgen cuando la planta tiene unos seis años, aunque el número y tamaño de éstas no es muy destacado hasta que pasan varias décadas. La simiente cultivada brota la siguiente primavera, cuando las temperaturas diurnas aumentan y se da un grado de humedad adecuado.
Resisten climas extremos, aunque al plantarlas ha de tenerse en cuenta que prefieren los lugares no excesivamente sombríos, en terrenos calizos y no muy encharcados. Su crecimiento es muy lento y puede morir si durante su desarrollo está en condiciones de sequía.
No requiere excesivas atenciones para mantenerse sana; tan solo es adecuado podar una vez al año y mantener el terreno húmedo, pero sin llegar a inundarlo. Además, las plagas de insectos no suelen afectar a esta conífera. Con un mantenimiento mínimo, será un huésped de excepción en todos los jardines, mostrando su espeso follaje durante todo el año, tanto si se cultiva de forma independiente como formando setos.

Conoce la Drácena

Derivada de la palabra griega drakania, que significa dragona, se conoce a la Dracaena o Drácena. En realidad esta palabra es el nombre de un género que pertenece a la familia de las Liliáceas y que engloba a unas 40 especies tropicales, originarias de África y Asia. En este caso nos centramos en la Dracaena fragrans Massangeana, utilizada de forma muy popular como planta de interior. Esta es nativa de Guinea, Nigeria y otras zonas de África tropical.
Plantas de Dracaena fragrans Massangeana
En España se comercializa durante todo el año en diferentes formatos. Siempre en maceta con tamaños comprendidos entre los 12 a 30 centímetros principalmente y con alturas de 0,3 a 1,5 metros. Por lo tanto, están disponibles desde pequeñas plantas individuales a grupos. En este último caso, en combinaciones de varios troncos situados cada uno de ellos a distintas alturas. Dichos troncos se importan de países tropicales y en los viveros españoles se les enraíza y hace emitir brotes y hojas simultáneamente hasta conseguir su correcto estado ornamental.
La Dracaena fragrans Massangeana, es una planta de aspecto robusto, que presenta una o varias coronas (según su brotación) de amplias hojas brillantes en la parte superior del tronco. Existen numerosas variedades en el mercado, como Lindenii, Rothiana, Knerkii, Victoria… aunque la más popular es precisamente esta, la Massangeana, con su banda central color maíz en el centro del limbo foliar.
Por su robustez es ideal para decoraciones de interior. Su diversidad de tamaños, permite decorar desde un pequeño lugar de la casa hasta grandes salones de restaurantes, hoteles y demás centros comerciales.
Requiere una humedad constante (las hidrojardineras son muy apropiadas para esta planta) y una exposición lo más iluminada posible. Recordemos que se trata de una planta de exterior en su hábitat natural.
Su desarrollo es lento pero constante, pudiendo alcanzar volúmenes de importancia ornamental. Así mismo, debemos evitar las corrientes de aire para que no se produzcan desecaciones indeseadas en las puntas de sus hojas.
En plantas ya adultas, la Dracaenas fragrans Massangeanas pueden llegar a florecer durante los meses de verano, dando lugar a un tallo con numerosas flores estrelladas de color crema. Estas se abren al anochecer y cierran al comienzo del día, así durante muchos días, aportando una fragancia muy intensa.

Conoce el pinus pinea



Su nombre científico es pinus pinea, que pertenece a la familiaPinaceae y proviene del término celta pin, que quiere decir montaña rocosa, por la facilidad de estos árboles para crecer en tales terrenos. Pinea es el nombre latino de la piña y hace referencia a la producción de piñones, que es uno de los mayores aprovechamientos del pino.

Originario de los países de la zona del Mediterráneo, es un símbolo de estas tierras, por las que se extiende. A España llegó de la mano de fenicios y romanos.

¿Cómo es?

Se trata de un árbol de extraordinaria robustez, que puede llegar a alcanzar los 30 metros de altura. Su crecimiento suele ser lento y comienza a ser fértil a los 25 años, aproximadamente, hasta los 300. Es muy longevo, llega a vivir unos 500 años.

El tronco es recto y cilíndrico, que da lugar a ramas muy gruesas. Su corteza es resquebrajada y de color marrón con reflejos rojizos.

Cuando es joven, la copa adquiere forma piramidal, que más tarde será redondeada. Las hojasson perennes y en forma de aguja, rodeadas de dos en dos por una envoltura membranosa. Desarrolla unas flores masculinas en forma de cilindro, que se agrupan en numerosos conjuntos, formando espigas amarillas. Las femeninas también están agrupadas en un cono, pero de color verde rojizo.

Dan como fruto las piñas, que poseen en sus escamas piñones, de hasta 15 cm. de longitud. Son muy anchas, en forma de globo y de color marrón brillante. Florece a comienzos del verano, pero las piñas maduran normalmente altercer año, esparciendo los piñones al cuarto.

"Con respecto a la reproducción del pino piñonero, se realiza sembrando directamente los piñones en un sustrato arenoso y la tasa de germinación es muy alta", nos explica Íñigo Sánchez, conservador del Jardín Botánico de Jerez de la Frontera.

Cuidados y usos

El pino piñonero suele encontrarse en suelos arenosos y frescos, incluso aparece en dunas costeras, sobre todo en la provincia de Huelva o en el Parque Nacional de Doñana. Forma densos bosques, en los que se cobijan animales en peligro de extinción. Exige mucha luz y un clima cálido, sin heladas, aunque soporta fuertes vientos.

"El riego debe ser muy moderado, pues es una planta que tolera muy bien la sequía y si se riega mucho dará problemas con los hongos", nos comenta Íñigo Sánchez, añadiendo que "en cuanto a los cuidados que necesita cuando lo cultivamos en nuestro jardín, tampoco precisa muchos. Es una especie muy 'sufrida' que sólo requiere de un suelo adecuado para crecer y mucho sol".

Su beneficio más importante son los piñones, que se pueden consumir frescos o tostados y se agregan a salsas, morcillas o guisos. Además, poseen propiedades balsámicas, como expectorante o para enfermedades reumáticas. También es muy apreciada su madera y la corteza es empleada en curtidurías.
Como ornamento el resultado es formidable, ya que proyecta mucha sombra, es de aspecto señorial y desprende una agradable fragancia

El cultivo de la Gerbera

La reproducción de la Gerbera queda relegada básicamente a los genetistas para la obtención de nuevas variedades y a cultivadores que la cultivan tanto para su venta como flor cortada o para su venta como planta en maceta. A nivel de aficionado no suele ser una práctica habitual ya que el método más práctico es mediante la siembra y esta requiere de determinados conocimientos y medios técnicos para obtener unos mínimos de éxito.
Flores de Gerberas
Entre las diferentes opciones para la reproducción de la Gerbera se encuentran las de propagación por semilla, vegetativa e in vitro.
La reproducción de la Gerbera por semilla está orientada básicamente de cara a la mejora de esta planta, aunque es el sistema más común para la producción de variedades de Gerberas para su venta como planta en maceta.
La fecundación de sus flores es complicada dado que el pistilo madura antes que los estambres. Para ello, el retrocruzamiento es indispensable. Desde la polinización hasta la maduración de la semilla transcurren de cuatro a ocho semanas según la variedad. Por cada capítulo (flor) se obtienen entre 40 a 100 semillas y su poder germinativo se reduce notablemente según pasan los meses.
Otro método de reproducción de la Gerbera es el vegetativo. Es el método más sencillo, aunque comercialmente no se emplea por su baja tasa de propagación. Para ello se arranca la planta adulta y se poda tanto su raíz como parte de sus hojas. La parte central seleccionada se trocea longitudinalmente con cuidado y se coloca… una vez desinfectadas, sobre un sustrato en condiciones de control de clima con una temperatura de unos 25ºC y una humedad relativa del 80%. En condiciones normales enraízan a los 20 días, consiguiendo entre cinco y diez plantas por cada planta madre.
El sistema más rápido de reproducción de la Gerbera es mediante la técnica in vitro. Para ello se parte de meristemos que se cultivan primero en tubos de ensayo y una vez que emiten el callo con multitud de brotes, estos se seccionan de forma individualizada, pasando a frascos de cultivo de mayor tamaño y de ahí a bandejas de alvéolos en túneles con control de clima para su aclimatación. Una vez obtenidas las plántulas, son comercializadas a los viveros productores.

El uso del agua en la decoración del jardín

1
Muchos han pensado que tener una fuente de agua en el jardín, requiere de una gran inversión de tiempo y dinero, además de un gran espacio, pero lo cierto es que no es así, porque ni mucho espacio, ni mucha inversión ni tiempo necesitan para embellecer sus jardines, incluso algún rincón, una ventana, en un apartamento…
2
Las fuentes de agua, por pequeñas que sean, deleitan lo sentidos y enriquecen el diseño de cualquier jardín. Como si fueran un espejo, las fuentes de agua reflejan la luz del cielo y los patrones de desplazamiento de las nubes. La brisa origina ondas mientras el sol ilumina la superficie, con su brillo. El sonido delagua es suave y serpenteante, refrescando cualquier día caluroso.
3
Ningún jardín es demasiado pequeño para tener una fuente de agua, ya que no es necesario instalar un estanque. Con una simple olla vieja, jarrones en desuso, macetas de vidrio y hasta pozas de piedra, son suficientes para crear una fuente de agua.
4
Las piedras, siempre están disponibles para crear un jardín más bonito, en las tiendas de arte, la montaña o hasta en las calles.
En las fuentes de agua pueden hasta darse el lujo de crear un jardín acuático, colocándole plantas como los helechos mosquito, orejas de elefante, lirios de pantano y cannas, aunque también están los lirios de agua, lirios comunes, juncos y cannas resistentes.
5
Las fuentes y los jardines de agua, atraen vida silvestre, que añadirán colorido y vida a su jardín. No será raro que vean libélulas rondando, ranas de agua y hasta saltamontes chillando….

Algunos usos del Pino

Los sumerios utilizaban la resina del pino para curar a los enfermos y algunas tribus de indios quemaban hojas de pino para purificarse con el humo. En Japón, el pino es símbolo de fidelidad en el matrimonio. También es importante resaltar, que los romanos utilizaban este árbol por sus virtudes medicinales. Edward Bach utilizó las flores de pino como remedio para las personas que se sienten culpables de todo y de todos, incluso hasta de haber nacido... Su vida es un sufrimiento continuo porque viven siempre entre reproches, agotando por ello sus fuerzas.

Una de las especies de este árbol es el pino silvestre. Su corteza interna se utilizaba en el el norte de Europa para hacer alimentos, como el pan. Se hacía sobre todo en tiempos en los que la comida era escasa, periodos de guerra, posguerra...No sólo se utilizaba la corteza, sino también su raíz.
Por otra parte, la corteza del pino también es utilizada para la creación de muebles, que decoran la mayoría de nuestros hogares, porque su madera es muy resistente y de buena calidad. Este árbol tiene otro uso, que es fundamental para dejar un buen aroma en nuestros hogares y coches, de tal forma que suaviza el ambiente y deja de lado el mal olor.


En la actualidad, el pino tiene numerosas propiedades medicinales, porque conctiene cerca de 40 principios antibacterianos, de esta forma es utilizado para numerosas enfermedades del aparato respiratorio y ayuda a disminuir la mucosidad que se encuentra en nuestro cuerpo. Sus hojas y yemas reducen dolores en las articulaciones y traumatismos leves.


La tradición popular afirma que se puede aliviar el reumatismo utilizando cojines rellenos de hojas de pino. Contra los catarros se puede utilizar el aceite de trementina y utilizado en vapores combate las inflamaciones de las vías respiratorias. El pino y sus extractos son utilizados también para tratar enfermedades de la piel, urinarias y pulmonares.

Conoce mas del Pino


El pino pertenece a la familia de los árboles primitivos, las coníferas. En algunas regiones, como en Asia, es símbolo de inmortalidad. Y prueba de ello es que durante el invierno, cuando los demás árboles pierden sus hojas, las coníferas permanecen siempre verdes aunque estén cubiertas de nieve.



Por su longevidad y porque simbolizan también el poder de la fuerza vital, las coníferas y en este caso el pino, están asociadas al dios Saturno, dios del Tiempo cuyo reinado corresponde al invierno. Ejemplos de coníferas longevas podemos encontrarlas en Sierra Nevada, donde existe una especie de pino californiano, el Pinus Aristata, del que se ha encontrado algún que otro ejemplar ¡de 4.600 anillos anuales!

En el pino hay partes que también se asocian con Saturno, por ejemplo la parte inferior del tronco, de corteza gruesa y de color gris, o el suelo arenoso donde suele crecer. Sin embargo, otras partes están asociados con Marte, llegándose a decir que éste, es un árbol de fuego. Ello se debe principalmente al color rojizo que presenta la corteza en la parte superior del tronco y las ramas; también al alto contenido en aceites y resinas de su madera, de la que luego se elaborarán trementina y sustancias inflamables.

En Grecia el pino estaba asociado a la sexualidad. La piña solía adornar, junto con la hiedra, el cetro del dios del vino y del entusiasmo, Baco, que lo utilizaba para hechizar a ninfas y sátiros. Existe otro mito donde aparece el pino asociado a la sexualidad: Atis, dios de la vegetación y sus ciclos, se castra después de haber tenido relaciones sexuales con la Gran Madre Cósmica y como consecuencia, muere convirtiéndose en un pino.

Conoce el Ficus nítida

Los Ficus como plantas de exterior, en general están alcanzando un gran protagonismo durante estos últimos 15 años, tanto en la jardinería pública como privada. Una de las especies más utilizadas en este campo es el Ficus nítida.
Ficus nítida
El Ficus nítida pertenece a la familia de moráceas y según la literatura comparte diferentes nombres técnicos como son el propio Ficus nítida y el Ficus retusa, siendo el nombre oficial consensuado el deFicus microcarpa, que significa de hoja pequeña. Otro nombre con el que se le conoce ya popularmente es el de Laurel de Indias.
Este Ficus se comercializa durante todo el año de forma contenerizada. Las presentaciones van desde forma arbórea en contenedores de 40 a 60 centímetros de diámetro y alturas de tronco de 1,7 a 1,8 metros, a plantas en las que se ha trabajado especialmente su copa (parte aérea) para darles formas de bolas en contenedor de 34 a 80 litros de capacidad con alturas de tronco de 1,75 a 1,8 metros.
El lugar de origen de Ficus nítida es desde el sur y sureste de Asia hasta Australia. En la península ibérica, así como otras zonas del resto de Europa donde el clima sea de inviernos suaves, este ficus se adapta perfectamente aportando una valorada elegancia ornamental.
El Ficus nítida se usa en jardinería como árbol siempre verde, de gran desarrollo con una ancha y densa copa. Su tronco es grueso, de corteza gris y aspecto liso, normalmente ramificado a partir de cierta altura. La emisión de raíces aéreas es una de sus características, colgando de sus ramas hasta llegar al suelo.
Su base de tronco es ensanchada y su ramaje abundante, lo que lo hace excelente como árbol de sombra para paseos y jardines amplios. Su altura final puede superar si no se actúa mediante las podas oportunas a los 25 metros.
Sus hojas son alternas y de unos 4 a 9 centímetros de longitud. Son de color verde brillante en el haz, algo coriáceas, de forma ovado-elíptica.
Sus frutos de algo menos de 1 centímetro de diámetro, aparecen axilares y sésiles, normalmente dispuestos en pares. Tienen forma algo piriforme y son de color verde-amarillento, tornándose púrpura en la madurez.
Como decimos, el Ficus nítida es un árbol poco exigente y de rápido desarrollo. Este admite muy bien las podas, hasta el extremo de poderse crear formas caprichosas. Precisamente las podas, son una de las labores culturales más valiosas para mantener y controlar a esta planta dentro del volumen en el espacio deseado.

Como sembrar tomate en macetas

El tomate cherry es fácil de cultivar, y da una buena producción. Se puede plantar en una maceta de por lo menos de 50 o 60 cm de profundidad e igual diámetro, ya que si la maceta es grande, podrá desarrollarse bien, florecer y fructificar. 



La maceta debe estar bien al sol, pero no en un rincón muy caliente porque esto retarda el crecimiento de la plantaSe podrán sembrar las semillas cuando hayan terminado las heladas y las noches muy frías, a 1 cm de profundidad, dos o tres por pozo. Luego se riega profundamente y se tapa la maceta con un plástico transparente hasta que germine (este proceso lleva entre seis y ocho días). Pasado este lapso se eligen las plantuelas más fuertes y se retiran las más débiles, dejando sólo dos plantas por tutor. Cada tutor se entierra por lo menos a 30 a 35 cm de profundidad y luego se atan los extremos como si se tratase de una carpa india. Hay que aporcar de a poco la plantuela con tierra alrededor para que eche más raíces y se desarrolle mejor. 

En el centro de los cuatro tutores y las ocho plantuelas se efectúa un pozo para el riego. Se deberá regar cada cuatro o cinco días, según el sol y el viento (que aceleran la evaporación). Recordá que el riego hace que la planta se desarrolle mejor. 

Cuando comience a crecer habrá que ir atándole el tronco principal al tutor y sacar el brote axilar (entre el tronco principal y la rama nueva o lateral). Cosechá los tomates más maduros; así serán más dulces y tendrán más sabor. 

Si queremos abonar las plantas, agregaremos humus de lombriz o compost, solamente usaremos abono orgánico. Podemos plantar perejil o ciboulette en el borde para que protejan a nuestras plantas de la mosca blanca. 

Recordá no regar demasiado porque el exceso de humedad trae mildiu, una enfermedad que se manifiesta en manchas negras en hojas y tallos, que termina secando la planta

Una buena idea consiste en poner un pequeño hilo de cobre clavado la punta del tronco en la parte más baja, y luego enrollar alrededor del tallo lo que sobra (el hilo no debe medir más de 5 o 7 cm). El cobre en contacto con la planta libera iones que impiden el avance de hongos, entre ellos el mildiu. Los pulgones se sacan a mano, se ponen en una bolsita y se tiran a la basura. 

La importancia de la Humedad en el cuidado de las plantas


Las plantas están habituadas a ambientes del 80% y 90% de humedad. Me consta que en las casas esto es imposible porque nos haría reumáticos y daría al traste con nuestros muebles y enseres. Pero es su ambiente y ahí es donde hay que procurar excesos de sequedad que atenúen esa insalvable diferencia que hay entre ellas y nosotros.


Hay humidificadores que, cada vez mas, se usan en las viviendas para evitar los daños a los humanos a los que también perjudica el ambiente reseco.
Con un ambiente en torno al 70 % las plantas ya se defienden bien.

Algunos datos importantes para cuidar tu jardin

Estamos muy acostumbrados a que la primera solución para resolver los problemas de plagas en nuestro jardín sean los químicos. Sin embargo, hay muchos de estas cuestiones que encuentran en recetas caseras una solución simple y económica. Acá te traemos algunas opciones caseras para que pruebes. 


* Contra pulgones y arañuelas: preparar un purín en fermentación de ortiga. Contemplar 100g de planta cada 1 litro de agua. Esta preparación se aplica sobre ramas y hojas diluido en 1/50. 

* Evitar enfermedades y repeler insectos: utilizar purín fermentado de cebolla. Preparar 50 g. de hojas o bulbos cada litro de agua. Se aplica sobre las plantas y alrededor de los árboles. 

* Otra solución contra pulgones: utilizar purín de ruda con una proporción de 90 gramos de planta de cada un litro de agua, durante diez días. La mezcla se debe aplicar sobre plantas cada tres o cuatro días. 

* Repelente de insectos y fungicida: una solución simple consiste en preparar una infusión de flores de lavanda, con 300 gramos por cada litro de agua. Esta preparación se pulveriza sobre las plantas y repelen insectos en general y funciona como fungicida. 

* La infusión de ruda más un toque de salvia también funciona como control contra los pulgones, cochinilla y mosca blanca. 

* Fungicida e insectos chupadores: para evitar estas plagas se puede utilizar una infusión y decocción de 50 gramos de flores de mansanilla. Esta cocción se aplica sobre las plantas sin diluir. 

* Acáros gorgojos, moscas blancas y pulgones: para esto se puede preparar un macerado de ajo alcoholizado. Esto se realiza poniendo 6 dientes de ajo en una licuadora con 1 litro de alcohol fino y 1 litro de agua. Licuar, colar, embotellar y poner en la heladera. Una vez lista la preparación, se pulveriza sobre suelo y plantas

* Hormigas: Si bien ya te dimos algunas soluciones caseras contra las hormigas, nunca está de más reiterar este tipo de productos. Machacando y macerando durante 15 días los frutos del paraíso, se puede controlar las hormigas, disolviendo en agua y regando este producto sobre la tierra. 

* Insectos en general: la tierra de diatomea resulta muy buena, ya que los mata por contacto. Se debe espolvorear sobre el insecto o su zona de ataque. 

* Orugas, chinches y pulgones: las cenizas resultan una gran solución para evitar la presencia de estos insectos en el jardín. 
 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total