Cmo mantener los jardines y plantas sanos

Los problemas fitosanitarios se han ido agravando a lo largo de estos últimos años a causa de los cambios climáticos. Cuando hacemos referencia a estos problemas nos orientamos a aquellos que provocan que las plantas pierdan su condición de sanas por las de enfermas al alterarse su metabolismo por diversas causas, basadas principalmente en el ataque de plagas, enfermedades de origen fúngico, bacteriano y viral, a lo que se suman otros aspectos, como los de la fertilidad del medio en el que se desarrollan. 

Los vegetales no reconocen "estaciones calendarias". En cambio, detectan estímulos diversos entre los cuales los principales son los de temperatura, humedad y los derivados de la luz solar, relacionados con el acortamiento o alargamiento de los días. Lo mismo sucede con los patógenos. 




Siempre es deseable el uso de las resistencias naturales y los métodos orgánicos de tratamientos, con relación a la preservación del medio ambiente. El uso de agroquímicos está aconsejado cuando lo mencionado antes ha sido superado. 

Al sólo efecto de favorecer un ordenamiento del tema fitosanitario, se mencionarán las plagas y enfermedades con mayor probabilidad de ocurrencia, dejando la salvedad que pueden hacerse presente fuera de la estación que estamos analizando, tal como sucede con "los veranitos" dentro del período otoñal e invernal. 

Enfermedades. El otoño se caracteriza por la disminución paulatina de las temperaturas y el aumento de la humedad ambiental, por lo cual algunas enfermedades foliares de origen fúngico y bacteriano se reactivan. Tal es el caso de los rosales en los que el oídio, la mancha negra y el mildiu vuelven a retomar su capacidad patogénica. 

Para el caso de los árboles caducos, observe si las hojas desprendidas tienen manchas localizadas y, en las perennes, si no hay sintomatologías de secados de brotes o de ramas completas. 

Plagas. Principalmente se ven las cochinillas, los pulgones y la mosca blanca. Son los insectos que pueden continuar su acción destructora del verano o reaparecer en esta época. 

La ausencia de tratamientos adecuados en el otoño provocará daños en las plantas perennes que no puedan acumular reservas para el invierno y en las caducas, inhibiendo la formación de la nueva copa con los rebrotes de primavera. 

Esta situación puede agravar el decaimiento que puedan estar soportando o inducir a que comience, considerando que la sanidad de las raíces, vasos de conducción y de la superficie fotosintética de las hojas está directamente relacionada con las resistencias naturales que pueden oponer los vegetales al ataque de los agentes perjudiciales. En el caso particular de los virus y fitoplasmas, las posibilidades de control quedan prácticamente circunscriptas a las posibilidades de reacción natural ante la ausencia de tratamientos efectivos. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.