Cultiva césped resistente a las sequias

Cuando hablamos de jardines, todos asociamos esta idea a un lugar verde y con flores que nos alegra y relaja el espíritu. De hecho, está comprobado que el color más relajante es el verde, de ahí que sea utilizado en quirófanos, recomendado por neurólogos y clínicas de relajación. Inevitable también al hablar del color verde refiriéndonos a un jardín, es hablar del césped, que dentro de un jardín siempre le da un toque de vida espectacular.
Actualmente, las sequías, la escasez de aguas y las altas temperaturas provocadas por el cambio climático han obligado a abrir nuevas alternativas a los céspedes y praderas: es el caso de las gravillas, cortezas, plantas cobertoras¿ Aún así, con todos estos "inconvenientes" no hay por qué renunciar al césped, ni siquiera reducirlo, siempre que conozcamos bien sus tipos y necesidades hídricas. Eligiendo bien la variedad no notaremos un gran consumo de agua.



La familia de las gramíneas, que es una de las más importantes dentro del mundo vegetal, es la que proporciona la mayoría de las especies que se utilizan para la implantación de praderas de césped. Esta familia comprende unos 600 géneros y unas 5.000 especies distribuidas por todo el mundo. De todas ellas, sólo unas 20 han sido utilizadas para el césped. Los géneros más relevantes son Agrostis, Cynodon, Festucas, Lolium, Poa y Zoysia.
Dentro de cada género hay muchas variedades; así, dentro del género Cynodon, podemos encontrar el Cynodon dactylon, Cynodon transvalensis, Cynodon magennisii, Cynodon incompletus¿ Analizando este género en cuestión vemos que en la Península Ibérica sólo se ha utilizado el Cynodon dactylon.


Si bien el resto es mucho más resistente a la sequía, en España no ha sido comercializado hasta ahora. Actualmente se importan dichas semillas de Oregón, Arizona o Texas, lugares donde la sequía es extrema, dando resultados extraordinarios. Es el caso de Viveros Aranjuez, empresa que comercializa tanto para particulares, zonas deportivas o campos de golf.

Césped con poco riego

Para las personas que no quieren renunciar al césped y tengan previsto integrarlo en su Jardín, recomendaremos las siguientes especies como las más resistentes a la sequía:
  • Cynodon Dactylon: una de las gramíneas más duras y resistentes a la sequía, llegando a necesitar el 50% menos de agua que cualquier otro césped, o incluso menos. Conocida como "Grama de las Bermudas", no requiere ningún cuidado, es inmutable al pisoteo y los juegos mas fuertes. Prospera en toda clase de suelos (de pH 5 a pH 9). En invierno se agosta volviendo a rebrotar en primavera con renovado brío.
  • Lolium Perenne: un raygrassexcepcional que reduce las siegas a la mitad dado su lento crecimiento. Reduce el consumo de agua al 40 % de lo normal. No es recomendable sembrarla sola sino en mezcla con otras gramíneas.
  • Pennisetum Clandestinum: cubre rápidamente el terreno, dando ramificaciones de hasta dos metros de longitud en una temporada. Es muy resistente a la sequía, necesita hasta un 60% menos de agua que un césped normal. Es muy conocida por ¿Grama¿ y confundida por muchas gentes con la "Grama de las Bermudas" (Cynodon dactylon).
 
Festuca Arundinacea: gramínea muy resistente al calor y al frío extremos. Crece a la sombra también. Tiene muy poco mantenimiento y un ahorro de agua del 40%. Conviene mezclarla con Lolium perenne.
  • Festuca Arundinacea Bonsai: es la variedad "enana" similar a la anterior pero de crecimiento más lento. Muy resistente a las enfermedades y plagas ya que contienen hongos endófitos que la previenen de ellas. Se establece con rapidez gracias a su sistema radicular. No solo soporta la sequía sino la aridez más fuerte. Ahorra hasta el 60 % de agua y no necesita casi siegas.
  • Zoysia Japonica: crece en los suelos más pobres. Esta variedad presenta la ventaja frente a la Zoysia común su lento crecimiento lo que le hace disminuir sus siegas y mantenimiento. Más resistente a la sequía reduce sus necesidades de agua al 40%.

Mezclas adecuadas de césped

Una vez descritas las características de las gramíneas mas resistentes en la creación de céspedes para climas con sequía extrema y escasez de aguas, detallamos mezclas recomendables para distintos puntos de la Península Ibérica:
Zona centro (Clima continental semiárido):
  • 40% Lolium perenne.
  • 25% Festuca rubra commutata.
  • 15% Poa pratensis.
  • 10% Agrostis stonolifera.
  • 10% Agrostis tennuis.
O bien
  • 15% Cynodon dactylon.
  • 50% Festuca arundinacea.
  • 35% Lolium perenne.
Levante y Baleares (Clima mediterráneo templado):
  • 40% Lolium perenne.
  • 20% Festuca rubra commutata.
  • 20% Poa pratensis.
  • 20% Agrostis stolonifera.

Canarias y Andalucía (Clima mediterráneo cálido):
  • 100 % Cynodon dactylon.
O bien
  • 90 % Cynodon dactylon.
  • 10 % Lolium perenne.
Cataluña:
  • * 80 % Lolium perenne.
  • * 20 % Poa pratensis.
Norte Peninsular (Clima atlántico):
  • * 40 % Lolium perenne.
  • * 35 % Festuca rubra rubra.
  • * 25 % Poa pratensis.
Aparte de estas mezclas estandarizadas en Viveros Aranjuez (tlfno. de contacto: 649 392 085), situados en la localidad madrileña del mismo nombre, realizan mezclas personalizadas a cada tipo de Jardín y Suelo, para que el ahorro de agua sea el mínimo.

Ideas para fomentar la resistencia a la sequía del césped

  1. Regar profundamente y no con mucha frecuencia, permitiendo que el césped sufra un poco de estrés antes de dar el riego, con el fin de fomentar que las raíces se desarrollen con profundidad.
  2. Evitar un crecimiento vegetativo excesivamente vigoroso ya que utilizaría mucha agua. Por ello, no se debe caer en el error muy extendido de fertilizar con niveles altos de nitrógeno. Éstos deben ser bajos, al contrario que el potasio, que hemos de subirle algo más de lo normal.
  3. Fertilizar en septiembre y en la primera quincena de diciembre.
  4. Elevar en lo posible las alturas de corte. Si se recomienda segar un césped de 4 a 6 cm, cortarlo a 6 cm.
  5. En general, potenciar un césped con raíces profundas en lugar de favorecer el crecimiento de brotes. Con ello se logra mejorar la resistencia a la sequía y ahorrar grandes cantidades de agua.
  6. Por último, cambiar el concepto de un césped verde en invierno. Cuando la gran mayoría de los vegetales quedan dormidos y en estado latente, ¿por qué el césped debe quedar verde? Los más resistentes a la sequía, como medida vegetativa natural, también amarillean en otoño, quedan pardos en invierno y vuelven a brotar en primavera.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.