Conoce las Kniphofias

Las Kniphofias son herbáceas perennes, en algunos casos de gran tamaño, y de origen africano. Pertenecen a la familia de las Asfoledáceas, antes Liliáceas. El raro nombre del género es en honor de Johannes Kniphof, un alemán catedrático en medicina y director de un botánico, que en el siglo XVIII ideó una forma de imprimir imágenes de plantas en láminas y libros. Utilizaba plantas secas pintadas de negro como un sello sobre el papel y luego la imagen se coloreaba a mano.



De este género, muy emparentado con el Aloe, la especie más difundida es la K. uvaria (tritoma, flor de cohete, bandera española).

Las inflorescencias son densos racimos con pimpollos rojos que van desarrollando y, a medida que lo hacen, abren las flores inferiores con otra tonalidad en anaranjado o amarillo. En algunos casos, las inflorescencias suben hasta 1,5 m de altura. Producen néctar para atraer a los siempre bienvenidos colibríes y otros menos glamorosos coleópteros que se internan dentro de ellas. Las varas no sólo persisten mucho tiempo en la planta, sino que también pueden ser utilizadas como flor de corte para arreglos. Inclusive a veces se las encuentra a la venta en los mercados de flores.

Originarias de zonas montañosas que conservan la tierra húmeda durante el verano, crecen bien a pleno sol. Soportan también el aire salado de las costas marítimas y una media sombra ligera. Son bastante resistentes al frío, ya que su follaje desaparece en momentos desfavorables pero rebrota por sus yemas subterráneas en primavera.

Desde lo paisajístico son plantas grandes y forman grandes matas cuando son añosas, con sus características hojas acintadas angostas y largas. En jardines grandes y medianos pueden crear un punto focal veraniego, como lo haría una cortadera.

Existen, además, diversos híbridos como los derivados de K. triangularis, más pequeños -alcanzan hasta 60 cm de altura-, que pueden usarse hasta en jardines chicos para integrar borduras.

Se reproducen por división de matas, eventualmente si fructifican, por semillas y también por los hijuelos que aparecen en algunos casos en las bases de las varas florales. Favorece su cultivo aplicarles poco riego en invierno y abundante en primavera y verano, aunque son capaces de resistir algunos períodos de sequía.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.