Conoce la Prímula, una flor para todas las temporadas


Una extraordinaria flor que también puede considerarse especie para interiores es la prímula. Es fácil encontrarla en los viveros, con flor prácticamente todo el año, pero durante el invierno y la primavera está en su momento ideal. Su gran variedad de color y formas y sus bonitas flores hacen de ella la planta perfecta para alegrar nuestros hogares. Las claves del éxito son sencillas: colocarla en un lugar muy luminoso, sin corrientes de aire, con temperatura moderada y evitando que incida el sol directo. Conseguirás varias floraciones a lo largo del año si la sacas al exterior tras la aparición de las primeras flores.

Conócela en detalle

Su nombre botánico es Primula y su nombre vulgar Primavera. El género ha sido dividido en 30 familias, algunas son cultivadas como plantas de interior como la P.malacoides, P.obconica y P.vulgaris. Otras variedades se han adaptado al cultivo en el jardín. Su porte puede alcanzar hasta los 40 cm. de altura, dependiendo de cada variedad. Sus flores pueden ser de color morado, amarillo, naranja, rojo, rosa o blanco, con ojos de color amarillo en el centro de los pétalos.

Cuidados de la planta

En otoño e invierno: en el mes de octubre debes meterla al interior y ponerla en un lugar más bien fresco (entre 12 y 14º C). Se debe situar cerca de la luz, pero sin que reciba el sol directamente. La tierra no debe estar muy empapada, con un riego semanal será suficiente. Es bueno añadir un fertilizante líquido al agua de riego a partir del otoño, más o menos cada dos semanas o cuando estén brotando los capullos.

En primavera y verano: colócala en lugar fresco (entre 14 y 18º C) y ligeramente sombreado, alejada de los rayos directos del sol. Es importante mantener la tierra permanentemente húmeda. En el lugar de la casa donde se encuentre no debe haber corrientes de aire, si no, perdería la flor. No es necesario pulverizarla. Elimina las hojas y flores marchitas y sácala al exterior cuando acabe la primavera.

Variedades más comunes

La variedad Primula obconica es la más duradera. Sus flores son muy grandes y aparecen reunidas en pequeños ramos. Su amplia gama de color permite combinarla fácilmente con otras especies. Soporta temperaturas altas y en ocasiones llega a florecer incluso en verano.
Primula Malacoides es la más aromática. Sus flores tienen forma de estrella, aparecen a mediados del invierno y duran hasta abril. Sus tallos son delgados y altos, y sus hojas muy dentadas. Son ideales para sitios sin calefacción. Es recomendable dejarla en el exterior al final de primavera.

La Primula vulgaris es la más resistente, sobre todo a las bajas temperaturas. Su porte es pequeño, sólo alcanza unos 15 cm. Sus flores son muy llamativas y sus tallos son cortos. Por su resistencia es muy adecuada para cultivarse en terrazas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.