Datos sobre el Ficus Benjamina

Planta de interior muy extendida y conocida. Parte de su popularidad reside en su resistencia. Aguanta altas temperaturas y bajos niveles de luz y humedad.



Aunque anteriormente hemos dicho que resiste bajos niveles de luz, no quiere decir que sea lo más beneficioso para el Ficus Benjamina. Éste agradece la luz viva (nunca sol directo) y lo demuestra con un buen crecimiento. Por tanto, si es posible, coloca la planta en una pieza muy alumbrada. Si no gozan de bastante luz, no morirá. Pero sí se mustiará y perderá vivacidad en el color. Es una planta que sí aprecia el calor. En invierno requiere de una temperatura de 15°C. Sobrepasar los 22°C sería nefasto.

El Ficus Benjamina requiere de un riego moderado. Una vez a la semana, es una buena regularidad. No es una medida exacta. Como siempre: mejor observar. Espera a que el mantillo se seque entre cada riego e intenta emplear agua no calcárea. Así como la mayoría de las plantas de interior, el Ficus Benjamina apreciará que vaporices su follaje. Puedes añadir estiércol líquido cada 15 días en primavera.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.