Disfruta la primavera con tus plantas

La semana pasada os contábamos cómo podéis hacer que la primavera llegue antes a vuestro jardín mediante bulbosas, bienales y arbustos. Esta semana os contamos cuáles son las otras diez especies con las que podéis adelantar la estación más florida.

Los árboles en flor y algunas flores de interior que podemos colocar en cualquier rincón de nuestra casa nos harán sentir que la primavera ha llegado. Aquí os explicamos los cuidados básicos que tenéis que proporcionarlas, y cuál es el mejor espacio para ellas


Árboles en flor

Si quieres que tu jardín se vea de lejos, puedes instalar algún ejemplar de árbol que pronto florecerá e, incluso, te proporcionará algunos frutos.

Una de las especies más bellas es el Cerezo de flor. Proporcionan unas flores dobles que pueden ser blancas o rosas. También es especial su corteza marrón brillante, que con el tiempo consigue un color rojo satinado. Puedes colocarlo en cualquier rincón, pero le sienta bien la luz solar intensa. Resiste muy bien el frío. Hay que podar, fertilizar y regar, ya que estas tres acciones son básicas para el bienestar del Cerezo. Si quieres un resultado original, plántalo sobre un macetón.

cerezo mimosa

Otra opción para colocar árboles en tu jardín es la Mimosa o Acacia dealbata. Sus flores amarillas consiguen resaltar bien sobre el verde de sus hojas. Tiene la ventaja de crecer muy rápido, y puede llegar a alcanzar los siete metros. Para conseguir una copa compacta se debe recortar a menudo durante los primeros años. Hay que tener mucho cuidado para que no se encharque, y preferentemente plantarlo en una zona con clima suave.

Si, por el contrario, te decantas por un Níspero de Japón, ya habrás visto las primeras flores, ya que aparecen en diciembre. Además, sus racimos florales se abren durante todo el invierno. Es una especie muy atractiva gracias a sus hojas grandes y perennes, a sus flores que mantienen su fragancia constantemente, y a los frutos que aparecen cada primavera.

Si lo que quieres es un árbol que llene tu jardín de flores rojas, tu solución es el Espino ardiente. Para que sus botones florales adelanten su apertura hay que colocar este árbol protegido del viento del norte. Sus flores son todo un espectáculo.

Nispero de Japón Espino ardiente

El último de los árboles es la Morera, que también llena de flores y frutos nuestro jardín. Pero con ella hay que tener mucha paciencia, porque al caer las moras lo ponen todo perdido. Cuando la Morera es joven hay que preservarla del frío intenso, pero una vez que crece es capaz de aguantar temperaturas extremas.

Flores dentro de casa

Gracias al calor que mantenemos dentro de casa, a veces podemos tener flores que, fuera, no soportarían el frío del invierno. Colócalas en cualquier rincón, y aprovecha los días de buen tiempo para ventilarlas en el alféizar de la ventana durante las horas centrales del día.

La primera especie que puede traer anticipadamente la primavera a tu casa son las Bromeliáceas: cualquiera de ellas puede trasladarte con sus colores a sus lugares de origen. Aprovecha el momento en que la floración comienza para adquirirla, porque así su color será mucho más intenso, y durará más. Flores como la Guzmania o la Neoregelia llenarán cualquier espacio de tu casa. Para que luzca en todo su esplendor, evita la luz directa.

morera guzmania

Otras flores que hacen a la primavera llegar antes a nuestros hogares es el Ciclamen. Su floración comienza en enero, y se pueden colocar en la terraza o en el alféizar de la ventana, porque no corren riesgo de helarse, ya que son muy resistentes. Sus flores son muy estilizadas y elegantes. Ten cuidado con regarla demasiado, ya que si se encharca puede llegar a pudrirse. Requiere su espacio, por lo que deberás alejar tus Ciclámenes de otras plantas. Si vas a comprarlo, elige un ejemplar con muchas flores por debajo de las hojas, ya que son las que más florecen.

Si te gusta decorar tu casa con jarrones llenos de flores, puedes optar por las Siemprevivas o las Inmortales. Sus flores pueden ser rojas, amarillas o rosas, y son las que más lucen durante los meses de invierno. También sirven para hacer arreglos de flores secas. Hazte con ejemplares cortados antes de que sus flores se abran del todo, ya que son los que mejor lucen.

ciclamen siempreviva 

Si te gustan las Orquídeas, tienen la ventaja de florecer durante todo el año. Si te decides por el Cymbidium, un tipo de estas flores, jugarás con ventaja, ya que es la más apropiada para los interiores. Se trata de un híbrido que requiere mucha humedad. Evita las corrientes de aire bruscas y los cambios de temperatura para que no se estropee.

Por último, la Saintpaulia o Violeta africana queda muy bien como centro de mesa, colocada en una cestita de mimbre. Lo ideal para que quede preciosa es que aparezcan bien apretadas y densas. Para lucir con todo su esplendor necesita una temperatura entre 18 y 21 grados, y que nunca la mojes por encima.

orquidea saintpaulia

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.