Abies Alba, el Abeto común

Abies alba, el abeto común o abeto blanco es una especie arbórea de la familia de las pináceas, originaria de las regiones montañosas de Europa. De porte piramidal, tamaño medio o elevado, entre 20 y 50 metros, puede alcanzar los 60 metros de altura, su tronco es derecho y columnar, desprovisto de ramas en su parte inferior, de hasta 6 metros de circunferencia, con corteza cenicienta a blanquecina, lisa y con vesículas resinosas; se oscurece y resquebraja en los ejemplares viejos.



Es un árbol perennifolio, de hojas lineales de 1,5 a 3 cm, planas, solitarias, no punzantes, dispuestas en dos hileras gruesas con dos líneas blanquecinas en la parte inferior; yemas no resinosas. Sus ramas desde el suelo son casi horizontales. Estróbilos erectos entre 10 y 20 cm con escamas tectrices.

Florece durante la primavera de abril a junio. Los conos maduran en el otoño siguiente. Las flores se dividen en conos femeninos (las piñas) y en conos masculinos (donde se encuentra el polen).

Si habitad es en las laderas y umbrías de las montañas, principalmente sobre los suelos frescos y profundos, tanto en los ricos como en los pobres de cal, con óptimo entre los 700 y 1800 metros, pero alcanzando con frecuencia hasta los 2000 m. Requiere un clima húmedo, con sequía estival no muy acusada, perjudicándole mucho las heladas tardías. Se asocia al haya y también al pino albar, cuando este es favorecido; o con el pino negro en su límite superior. En principio no son muy comunes en la peninsula, aunque se han podido ver resquicios de este pináceo en la cornisa cantábrica.

Se distribuye en el norte y centro y algunas áreas del sur de Europa; en España se desarrolla en la zona norte peninsular y especialmente en los Pirineos, encontrándose sus masas más importantes en las provincias de Navarra, Huesca, Lleida, Barcelona y Girona. Alcanza su límite más meridional en el Montseny y Sierra de Guara.

El nombre científico de este abeto, alba, alude sin duda al color blanquecino de su corteza, rica en taninos.

La madera es blanca, ligera, poco resinosa, fácil de trabajar, es muy usada en la construcción, en ebanistería fina, para la confección de instrumentos musicales como órganos y en la fabricación de papel. La corteza es rica en taninos.

La trementina, que se obtiene de vejigas corticales, es un líquido de olor resinoso y sabor algo amargo, que los latinos llamaron lacryma abietis y que gozó de gran fama como balsámico y vulnerario. Sin tratar se conoce con el nombre de resina y se utiliza para calafatear los barcos.

Tiene propiedades similares a las del pino. Las yemas son ricas en resina, y sus esencias principales son el limoneno y el alfa pineno. Las hojas presentan una notable cantidad de esencias, además de glucósidos y piceína. La corteza es rica en taninos y flobaceno. La resina además de ser rica en trementina, tiene cierta cantidad de ácido abietínico.

  • Por vía interna se utiliza como balsámico y pectoral ya que tiene propiedades anticatarrales, antigripales y diuréticas. La infusión se tomará a razón de cuatro tacitas diarias.
  • Por vía externa, es cicatrizante y resolutivo si se aplica sobre abcesos y tumores.
  • Por vía externa como fricción, su esencia de trementina actúa como remedio contra los dolores reumáticos.
  • Se utiliza como desinfectante doméstico. No obstantes debe utilizarse con precaución, ya que la esencia del abeto produce en algunas personas fenómenos alérgicos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.