El árbol del Arce

Un Arce es un árbol que en condiciones naturales puede alcanzar los seis metros de altura. Si por el contrario te gusta y lo quieres tener en tu pequeño jardín o terraza, plántalo en una jardinera o macetón. Lograrás un bonito ejemplar que no superará los dos metros. Existe además una especie que se cultiva habitualmente como Bonsái.



Sus preciadas hojas palmeadas, tienen de cinco a siete lóbulos, de textura suave. Su característica más conocida es el cambio de tonalidad con las estaciones del año, principalmente en la primavera, cuando nacen son de color rojo y en otoño sus hojas se vuelven de tono granate.

Cómo cultivarlo.- Deberás colocarlo en un lugar protegido durante el invierno, sobre todo no debe darle el viento. Éste podría quemar las hojas, su mayor atractivo en esta época del año. La tierra que debes utilizar en la maceta o jardinera debe ser una mezcla de mantillo de hojas, turba y tierra de jardín. Es recomendable que sea una tierra sin cal y con un buen drenaje.


Para conseguir una bonita forma de este árbol, deberás eliminar las ramas muertas. Hazlo con unas tijeras de podar bien afiladas.

Muy importante: recuerda siempre incluir, a la hora de plantar un nuevo árbol, un poco de abono, a ser posible de liberación lenta. Conseguirás que empiece a hacer efecto cuando suban las temperaturas y no interrumpirás el ciclo natural de crecimiento.

Dónde adquirirlo.- Encontrarás fácilmente este tipo de arbolito en cualquier vivero y por precios muy asequibles, dependiendo, eso sí, del tamaño con el que quieras adquirirlo. Puedes comprar uno en una maceta de 25 centímetros desde 40 euros.

Amygdalus dulcis Mill, el Almendro

El almendro, también denominado Amygdalus dulcis Mill, es de la familia Rosaceae, tiene su origen en el oeste de Asia y se encuentra muy presente en toda la cuenca Mediterránea. Éste es un tipo de árbol caducifolio, que puede llegar a alcanzar los diez metros de altura y cuyo tronco es de color ceniza y casi nunca se encuentra en posición recta. Por su parte, las hojas son simples y ensanchadas en la parte inferior. Además, este árbol es muy apreciado por la belleza de sus flores y por su fruto, la almendra.



La flor y el fruto.- La flor del almendro es de gran belleza y puede aparecer de forma aislada o formando grupos de dos a cuatro. Su tamaño es de entre tres y cinco centímetros de diámetro y su color es el blanco, aunque presentan ciertos matices rosados. Estas flores suelen aparecer muy pronto, incluso antes que las hojas, por lo que en muchas ocasiones el almendro comienza a florecer en invierno.

Por su parte, el fruto del almendro posee una forma elipsoidal y es de color verde. Su tamaño es de entre tres y seis centímetros de longitud y se caracteriza por tener un hueso leñoso con pequeños hoyos en el que se encuentran una o dos almendras. Este árbol presenta dos tipos de almendras la amara (amarga) y la dulcis (dulce), de la cual se extrae un aceite muy utilizado en medicina.

Plantación y cuidados.- El almendro debe ser plantado preferentemente en un suelo franco o ligero, aunque admite caliza. Dependiendo de si se cultiva en regadío o en secano, se obtendrá un tipo de árbol dulce o amargo. Normalmente, el almendro se multiplica por injerto sobre patrón de almendro amargo, ya que éste es más resistente a la sequía y a los suelos calizos. Asimismo, hay que indicar que los injertos más utilizados son los de yema, mientras que la semilla para patrones ha de ser de un año. Por otro lado, hay que señalar que este árbol no tolera las heladas con facilidad, por lo que en estos climas es preferible plantar variedades de floración tardía.

En lo que a la poda se refiere, es conveniente saber que este árbol fructifica sobre madera del año anterior y que ese ramo ya no vuelve a florecer, motivo por el cual es necesario renovarlo. En cuanto a los cuidados que requiere, hay que subrayar la necesidad de aportar al árbol materia orgánica y minerales, así como abono verde, durante el otoño o el invierno siempre que se quiera asegurar la brotación y la cosecha. También conviene saber que el almendro es una árbol que soporta muy bien la sequía y que el exceso de agua le hace mucho daño, así como que es muy sensible a los ataques de algunos insectos, como los pulgones.

Utilidad del almendro.- La principal utilidad de éste árbol es la alimenticia, ya que su semilla, la almendra, es comestible y es muy habitual encontrarla en forma de fruto seco y utilizarla en confitería o en la elaboración de sopas y verduras. Además, y debido a su valor nutritivo, la leche de la almendra se ha empleado tradicionalmente como complemento alimenticio en caso de anemias o, incluso, durante el embarazo.

Sin embargo, este árbol posee otras cualidades, como las propiedades medicinales. Y es que algunas variedades de almendras son empleadas para tratar enfermedades de la piel, así como para elaborar mascarillas con efectos faciales nutritivos y revitalizantes. Asimismo, se emplea la almendra para fabricar productos con el fin de tratar quemaduras superficiales y dermatosis. Por último, hay que indicar que la variedad amarga contiene ácido cianhídrico, por lo que ya no se emplea en hostelería por ser peligroso para la salud.

Informacion sobre castaño de Inidas

Hay quien ha apodado a este magnífico árbol como 'falso castaño', probablemente porque las castañas que produce no son aptas para el consumo humano. De hecho, el nombre de este árbol tiene que ver con el forraje utilizado para alimentar a los caballos.

Etimológicamente, el nombre científico del castaño de indias proviene de dos términos latinos. El primero de ellos, 'aesculus' significa encina y el segundo, 'hippocastanum', guarda relación con el antiguo uso de los frutos de este árbol: servir de alimento para los equinos.



Las opiniones sobre su origen son controvertidas pues algunos expertos lo asocian a las regiones de Grecia, Albania o Bulgaria, mientras que otros lo ubican aún más al este, en el continente asiático. En la actualidad podemos encontrarlo en muchas avenidas, parques y alineaciones urbanas como un árbol de sombra muy extendido.

Características.- Se trata de un árbol de hoja caducifolia. Llama la atención por su gran corpulencia, un aspecto que, unido a una altura que puede llegar hasta los 30 metros, hace de este árbol una especie de porte excepcional. Su tronco es rodeado por una corteza de tono grisáceo. Esta corteza presenta un aspecto liso en los árboles de corta edad pero con el paso del tiempo va tornándose escamosa y se llena de grietas.

La copa de este árbol tiene una forma ovalada y abundantes ramas lo que le aporta densidad. Algunos calificativos atribuidos a las hojas tienen que vez con su disposición opuesta, el color verde oscuro en el haz que se vuelve mucho más pálido en el envés. Estas hojas se diponen en 5 ó 7 folíolos de tamaño variado. Por último, señalar que las flores de esta especie de castaño se muestran en racimos con 4 ó 5 pétalos desiguales de color blancos que disponen de 7 estambres. El fruto presenta una forma encapsulada cubierta de púas.

Especies de Salvia



Con 900 especies distribuidas en cuatro continentes y cientos de híbridos y variedades, éste género de plantas ofrece un abanico inigualable de formas, aromas y colores. Las salvias son fáciles de propagar, tienen follaje aromático y proveen los azules más puros y los rojos más frenéticos. Además, atraen insectos y colibríes al jardín.

Las de México, Centroamérica y Sudamérica integran el subgénero Calosphace y son las más espectaculares. Poseen una floración prolongada de brillantes colores y prosperan en jardines sombríos. Muchas florecen en el otoño y el invierno en el clima de Buenos Aires, cuando otras plantas del jardín entran en latencia.

México, con cerca de 300 especies, es el país más rico en salvias. Sudamérica concentra muchas especies de gran belleza, aún desconocidas por jardineros y paisajistas. Recientes expediciones a estos lugares permitieron descubrir algunas plantas maravillosas.

Argentina cuenta con pocas especies comparativamente (unas 20) pero, a pesar de su escaso número, se destacan como hermosas plantas para el jardín. Algunas son favoritas en Europa y en los Estados Unidos, como la S. guaranitica y la S. uliginosa. Otras, aún no tan difundidas, son promisorias por su belleza y rusticidad.

Como tener un jardín que ahorre agua


Los cambios climáticos nos obligan a buscar alternativas para disfrutar de un estilo de jardinería hasta ahora desconocido. Michèle y Jean-Claude Lamontagne se embargan en el proyecto de proponer un modelo de jardín inteligente, teniendo en cuenta los nuevos tiempos que se avecinan y que tiene como finalidad principal optimizar los recursos de agua para adaptarlos a las zonas con sequía.



En su libro “Un jardín (casi) sin agua” ofrecen no sólo la posibilidad de optimizar los recursos de agua, seleccionando especies adaptables a climas secos, además proponen analizar bien el suelo y planificar y diseñar el espacio.

Según ellos mismos indican, lo más importante del tipo de jardinería que proponen es que resulta  “más ecológica y permite ahorrar tanto agua como trabajo y productos” químicos.

Las sequías obligan a reducir el riego en plantas y jardines por ello hay que aprender a plantar macizos, conocer las reacciones de las plantas y retener el agua de lluvia, niebla o rocío para poder aprovecharla.

Los autores inciden en que conocer la tierra te permitirá elegir correctamente las especies que mejor se adapten y limitar así el número de errores sobre su irrigación.

“Para crear un conjunto de vegetación duradero empieza por hacer una lista de plantas que reúnan el mayor número de cualidades para crecer en tu jardín tiendo en cuenta el clima y la incidencia del sol. Opta por las especies de follaje ornamental, textura interesante y que capten la luz”, indican.

La mezcla de follajes perennes le ofrecerá floraciones durante todo el año. Pruebe a colocar un fondo de matorrales donde destaquen matas frondosas y estructuradas. Te sorprenderá la mezcla natural que consigas crear.

¿De qué suelo hablamos?

El suelo arenoso retiene poco el agua, se calienta rápidamente en verano y se enfría en invierno. Lo mejor para mantenerlo en buenas condiciones es removerlo. El brezo, la retama, tojo y helecho se dan bien en este ambiente.

El tomillo, la campanilla, el olmo o la encima son algunas de las plantas recomendadas si dispones de suelo calcáreo.

El suelo arcilloso acoge estupendamente a la malva, el diente de león o el tusilago, entre otros. Este suelo conviene abonarlo con humus para darle consistencia y elasticidad. Es el jardín más difícil de lograr, pues una de las características de este suelo es que retiene gran cantidad de agua en primavera y verano, justo cuando las plantas están adaptadas a la sequía.

Según Jean-Claude Lamontagne las plantas desarrollan estrategias que les permiten soportar periodos más o menos largos de sequía sin sufrir en exceso. “Lo primero que hacen es reducir la transpiración sin obstaculizar los procesos necesarios para la fotosíntesis”. De la misma manera que hay especies que desvían sus hojas del sol colocándolas en vertical para que los rayos no sean tan directos como las yucas o los eucaliptos.

Plantas aromáticas como el tomillo, la salvia o la lavanda desprenden aceites esenciales que protegen el follaje, con lo que podrás comprobar que no tienes porqué prescindir del color y del aroma en tu jardín si sabes elegir con acierto lo que más le conviene.

Los autores recomiendan que optes siempre por plantas autóctonas combinándolas con macizos, “tal y como lo hace la propia naturaleza en linderos de los bosques o en su cuencas”. Elige plantas sencillas y robustas y huye de las híbridas.

Algunas opciones

Como sugerencias se decantan por plantas como la amapola, la cesta de oro, caléndula, hinojo, nomeolvides, moneda del Papa o la capuchina. Y para acompañar los bordes de los macizos recomiendan la salvia, artemisa, el boj, el romero, la melisa o el tomillo.

Los auténticos pulmones verdes del jardín, los árboles y arbustos son indispensables pero sin olvidar las flores. Aunque poco conocidos, si hay flores adaptadas a la escasez de agua y a los suelos rocosos, un ejemplo son los bulbos botánicos, puedes disponer de todo un vergel en un jardín, sin riego. Los pequeños narcisos también son unas de ellas. La azucenita del río es una especie de color blanco, muy perfumada y con follaje perenne; o las especies del género Oxalis: falsos tréboles de cuatro hojas que se cubren de flores blancas o rosas.

La grava es una excelente aliada en caso de que decidas o no puedas plantar césped, pero no renuncies a él, se le han reconocido, por su color y textura, propiedades anti-estrés. Las plantas rastreras que crecen a ras de suelo realzan y constituyen una opción con grandes posibilidades.

Como mantener un césped siempre verde

Para que un pasto luzca más hermoso debe estar sano y una señal de esto, es su color. De acuerdo con Ben Hamza, director de operaciones técnicas de la compañía TruGreen, especializada en el cuidado del césped, es un error creer que el pasto y los árboles se cuidan solos.



Para que un pasto luzca más hermoso debe estar sano y una señal de esto, es su color. De acuerdo con Ben Hamza, director de operaciones técnicas de la compañía TruGreen, especializada en el cuidado del césped, es un error creer que el pasto y los árboles se cuidan solos.

1. Limpia el área: Dejala completamente limpia de escombros, hojas muertas y tallos de planta ya que todo esto impide el crecimiento sano de nuevo césped.

2. Poda: La poda correctiva de árboles y arbustos mejora la apariencia y le da más vigor a las plantas. Asegúrate de no podar los árboles y arbustos que florecen en primavera, sólo libérate de las plantas muertas.



Tu equipo de trabajo siempre debe estar en óptimas condiciones, para que no dañe tu césped y plantas.

3. Recicla: cuando tu césped ya está reciendo puedes devolver el sobrante de hierba que podas, esto le dará al suelo nutrientes. Incluso puedes considerar el hecho de hacer composta para alimientar las plantas.

4. Escoge la semilla correcta: Esto asegurará que tu césped nazca sano y tenga un color más verde.



En los lugares donde el pasto no crezca adecuadamente puedes plantar algunas flores, estas le pondrán colorido al paisaje y cubrirán el terreno.

5. Alimenta: Luego de la inactividad del invierno las plantas buscan alimento, así que puedes recurrir a algunos fertilizantes, con la ayuda de algún experto. La compañia TruGreen es una opción por sus técnicos capacitados en el cuidado del césped.

6. Comprueba la configuración del riego: Luego del invierno debes checar que los sistemas funcionen correctamente.

Ya sea con sistema de riego o manual, el riego debe ser lento y constante, una vez por semana. Es importante que corrobores que el agua llega a todas partes y que penetra uniformemente en la tierra.

7. Protégelo: Es difícil que en primavera pueda sorprenderte una helada y eso deje tu césped muerto, pero las plagas son recurrentes, así que lo mejor es asesorarse con los expertos para saber el tratamiento más adecuado.

Siguiendo estos consejos tu césped no sólo lucirá más verde, también será más sano y durará más tiempo en buen estado.

Consejos para cuidar la Maranta tricolo

La Maranta tricolor (Maranta leuconeura) es una planta de crecimiento lento, sin necesidad de grandes cuidados y de una belleza muy exótica. Pertenece a la familia de las Marantáceas y es originaria de las selvas tropicales de América del Sur, más concretamente de Brasil.



Desde el punto de vista de los cuidados de la Maranta tricolor, lo primero que tenemos que tenemos que tener en cuenta es precisamente su hábitat natural. Así sabemos que requiere temperaturas más bien altas, ambientes húmedos y al crecer bajo los árboles tropicales… una exposición de semi sombra.

Por lo tanto, la Maranta tricolor (Maranta leuconeura) es una planta que disfrutaremos como planta de interior. Sólo si la climatología reinante es subtropical, la podremos tener plantada en el jardín, será en las zonas sombreadas e incluso debemos de saber que es ideal cubriendo el suelo bajo los árboles.

Lo dicho, situaremos a nuestra la Maranta tricolor (Maranta leuconeura) en un lugar bien iluminado para que los colores de sus hojas se manifiesten bien, pero sin que reciba el sol directo.

La temperatura ideal de desarrollo oscila entre los 20 y 28ºC. aunque entre los 17 y 35ºC crece sin dificultad. No soporta temperaturas cercanas a los 0ºC.

Entre los cuidados de la Maranta tricolor a destacar se encuentra la humedad ambiente. Esta debe de ser alta, por lo que en los meses más calurosos del año debemos rociar sus hojas varias veces al día. En invierno, cuidaremos los problemas derivados de la calefacción, ya que aumentan la temperatura pero reducen notablemente la humedad ambiente. Tener un recipieste ancho con agua ayuda a aumentar la humedad.

El riego debe de ser de manera abundante en verano, e iremos reduciéndolos hacia el otoño e invierno (en el hemisferio norte). Cómo requiere sustratos turbosos, debemos de evitar en todos los casos el encharcamiento. Si ponemos un plato como base, retiraremos el agua sobrante nada más drene el agua de más.

Abonaremos con un fertilizante líquido o cristalino soluble cada 10 ó 15 días. Deben de ser más frecuentes durante los meses de marzo a octubre, con fertilizantes no muy ricos en nitrógeno para evitar un reverdecimiento de sus hojas y una mayor exposición a plagas y enfermedades.

La Maranta tricolor (Maranta leuconeura) debe de ser cambiada de maceta cada año para favorecer la renovación de su sistema radicular. La mejor fecha para realizar este cambio es durante primavera, si bien hasta la llegada del otoño podemos hacerlo si no hemos podido hacerlo antes.

En cuanto a posibles ataques de plagas, la araña roja es la más peligrosa cuando las temperaturas son muy altas y la humedad ambiente muy baja. También el pulgón puede presentarse sobre las nuevas brotaciones. Con tratamientos con un acaricida y un insecticida sistémico respectivamente, se controlarán fácilmente.

La enfermedad más frecuente es la botritis si baja mucho la temperatura y la humedad es elevada. Ventilar bien y evitar que esto ocurra es la mejor solución.

Datos de la flor de Pascua

A pesar de que algunos de los símbolos más típicos de la Navidad son los abetos adornados o los elementos luminosos, existen otras formas de decoración navideña entre las que se encuentra la Flor de Pascua. Y es que es en estas fechas cuando adquiere su mayor esplendor, gracias a la floración que le proporciona un rojo intenso, ideal para lograr una perfecta ambientación navideña en el hogar. También es muy común emplearlas como regalo en el mes de diciembre. Técnicamente denominada Euphorbia Pulcherrima es una planta de origen mejicano de interior y se puede conservar durante varios años. Sin embargo, en España es frecuente que tras la floración navideña se echen a perder debido al desconocimiento de su cuidado y mantenimiento.



Aspecto y floración.- Las hojas de la Flor de Pascua son de un verde oscuro, aterciopeladas y con los bordes dentados. Éstas se combinan con hojas de otros colores, principalemnte rojo, aunque existen otras especies menos conocidad de tonos blancos, amarillentos y rosados. Son las bráceas, que tienen forma de pétalos y son las que forman lo que se identifica como la flor, aunque en realidad son hojas transformadas. Las bráceas son las que proporcionan el verdadero valor decorativo a la planta.

La floración se produce en el intervalo que va desde el mes de noviembre hasta enero, motivo por el cual se aprovecha con fines decorativos en las fechas navideñas. Durante este proceso, la planta necesita abundante luz, ya que en ambientes secos o de escasa iluminación comenzaría a desprender las hojas. La Flor de Pascua se puede encontrar de forma silvestre en lugares de clima templado o cálido como Oaxaca y Chiapas, en Méjico.

Como se debe cuidar la petunia

Lo primero que hay que hacer para lograr que la petunia alcance su desarrollo óptimo es analizar el lugar en el que se va a plantar, ya que necesita ubicarse en espacios muy soleados, con temperatura templada y protegida del fuerte viento y de la lluvia excesiva. Tampoco es conveniente que se encuentren en zonas de clima seco y muy cálido.



Por otro lado, la fertilización es una de las tareas imprescindibles en el cuidado de las petunias, ya que éstas necesitan grandes cantidades de nitratos. Así, con el objetivo de que la producción de flores sea óptima, conviene eliminar las flores secas y sus tallos, así como aplicar fosfato diamónico cada 30 días. En cuanto al riego, hay que procurar que el terreno no esté excesivamente húmedo o encharcado, aunque el agua ha de ser bastante abundante. Se puede averiguar que la planta necesita agua cuando se observe que está inclinada o ablanda sus hojas. No obstante, la petunia no es una planta que necesite excesivos cuidados en el cultivo. Simplemente hay que intentar que las plantas se encuentre a una distancia de entre 25 y 40 centímetros entre ellas y vigilar la incidencia del sol y el agua.

Conoce la Begonia Rex

La begonia pertenece a un extenso conjunto de plantas de hermosas flores de exterior e interior. Estas bonitas plantas surgen en forma de semiarbustos, anuales y bianuales.



El origen de la begonia hace de ella una planta de sombra, pues procede de los bosques lluviosos tropicales o subtropicales de América, Asia y África, donde todavía hoy se siguen encontrando variedades desconocidas de esta planta.

El cultivo intensivo de la begonia durante los últimos doscientos años ha transformado en gran medida la forma de esta flor. Por eso, han surgido nuevas plantas híbridas que hacen que el género 'begonia' o 'begoniácea' sea ciertamente inabarcable.

Una gran variedad de especies.- Las begoniáceas son una gran multitud de especies entre las que existen notables diferencias y peculiaridades. Se pueden clasificar en dos grandes grupos: las de hojas y las de flores.

1.Begonias de hojas: este tipo de begonia se cultiva precisamente por la hermosura de sus hojas. En algunas de ellas se da incluso una sorprendente variedad cromática en sus pétalos. Las 'begonias rex' pertenecen al grupo de hoja, al igual que la de arbusto, 'begonia credeneri' y otras muchas.

Quizás, la más conocida de todas es la 'begonia rex'. Puede tener grandes hojas dentadas en tonalidades rojas o rojo violeta, en ocasiones con bordes color verde. También es posible que las flores tengan unas hojas mucho más pequeñas que otras, a menudo lobadas y de color rojo, gris o verde y, además, en la mayoría de los casos, manchadas en gris plata. Algunas de estas bonitas especies de 'begonia rex' son la 'bella rotrauda', de hojas rojinegras, rosa púrpura y gris plata, o la 'obra maestra', de hojas color púrpura y carmín, nerviaciones pardas y dibujos plateados.

Para cuidar este tipo de flor es suficiente con instalarlas en un hábitat caliente, sobre todo, en una ventana que dé al norte, ya que no soportan la luz directa del sol. Hay que regarlas con cuidado porque el cepellón de las raíces ha de estar húmedo de manera uniforme, es decir, ni seco ni empapado.

2.Begonias de flores: pertenecen a esta variedad las begonias más bonitas y llamativas de interior, y pero también curiosas especies de exterior. Existen, por tanto, cuatro grupos que pertenecen a las begonias de flores: 'begonia de Lorena', 'begonias elatior', 'begonias semperflorens' y 'begonias tuberosas'.

Las begonias de Lorena se pueden encontrar en las floristerías en otoño y deben estar en habitaciones claras y a una temperatura de unos 18 grados centígrados.

Las 'elatior' tiene unos colores que permanecen vivos durante mucho tiempo y, por eso, son las favoritas de los cultivadores. Florecen en blanco, amarillo, rosa y rojo. Su floración es en otoño y también en invierno.

Las 'begonias semperflorens' son diferentes al resto de las begonias. Éstas florecen a pesar de las condiciones climatológicas y, por ello, son aptas para formar macizos al aire libre y soportar el sol.

Por último, y dentro del grupo de las begonias de flores, encontramos a las tuberosas. Esta especie se presta tanto para jardín como para balcón e interior. En el jardín también se podrán plantar, pero siempre después de las heladas ya que estas flores son muy sensibles al frío.

Hablar de las begonias implica encontrar una gran variedad de plantas y de flores, con gamas cromáticas amplísimas. Tanto como planta de interior como de jardín, las begonias pondrán una nota de color y armonía en su hogar.

Los cuidados del Árbol del Cerezo

El cerezo, técnicamente denominado Prunus Cerasus, es un bello frutal que llega a alcanzar los 25 metros de altura. Es muy recto y el tronco tiene una madera muy lisa y de color marrón, aunque los árboles más valorados poseen el tono rojizo. Su copa es amplia y piramidal, mientras que sus hojas se caracterizan por ser caducas, simples y doblemente dentadas.



Además, es valorado por la belleza de su flor, de la cual surge el fruto. La cereza es un fruto globoso y carnoso de color rojo. Este frutal es del tipo denominado de carozo, que requiere del frío invernal para romper su receso.

El fruto.- Su floración se produce en primavera, desde finales del mes de marzo, mientras que los frutos maduran desde mayo hasta julio. La cereza es comestible y se caracteriza por proporcionar múltiples aplicaciones, desde su consumo como fruto de mesa, hasta la elaboración del famoso 'Kirch', una especie de aguardiente.

Se pueden distinguir cuatro clases diferentes de cerezas. La primera de ellas es las guinda, de pulpa tierna, de un tono colorado y de un sabor dulce. Se suele utilizar para realizar compotas, así como de fruto de mesa o para elaborar algunos tipos de bebidas alcohólicas.

El segundo tipo de cereza es la denominada gordal, que se caracteriza por ser roja, amarilla o negra. Su pulpa es firme y crujiente, aunque no proporciona apenas zumo. Se suele utilizar para consumir como postre.

En tercer lugar, hay que mencionar las cerezas inglesas, de un rojo intenso y oscuro. De todas las utilizadas para la mesa, ésta es la más sabrosa.

Por último, están las denominadas cerezas de cabillo corto, globulosas. Su color es casi marrón y la pulpa proporciona un sabor amargo. Se emplean, sobre todo, en la repostería y para elaborar aguardiente.

Como Cuidar el Naranjo Enano

La mayoría de los árboles frutales más comunes (naranjo, limonero, granado, cerezo, etc.) son perfectos para cultivar en maceta. Por ejemplo, los cítricos, como el naranjo enano, plantados en grandes macetas son ideales para decorar una terraza o un jardín. Sus flores, que empiezan a brotar en primavera, además de aportar un gran colorido, perfuman el ambiente durante semanas.



Variedades.- Existen distintas variedades de naranjos especialmente indicadas para cultivar en maceta. Buenos ejemplos son:

- Citrus aurantium "Bouquet", de frutos amargos y hojas puntiagudas. El alto valor ornamental del naranjo amargo reside en el atractivo y alegre colorido de sus frutos, el denso follaje verde oscuro y sus flores aromáticas.

- Citrus sinensis "Navelina", de fruto dulce. Es un árbol de pequeño tamaño, de forma muy redondeada, con muy pocas espinas, follaje denso, de hojas muy pequeñas y alargadas.

- Citrus mitis "Bunge", que no necesita poda de mantenimiento. Se trata de un pequeño árbol de copa densa, con tendencia a la verticalidad, inerme o con cortas espinas. Sus hojas son pequeñas y elípticas.



Lo que necesitan.-

- Tierra y abonado de calidad, y a ser posible abonada todo el año. En verano tienen que utilizarse productos ricos en nitrógeno. Los abonos de invierno deben tener microelementos, como hierro, magnesio, zinc y potasio. Esto evitará que la fruta se caiga antes de estar madura.

- Agua: hay que regar de forma abundante desde la primavera al otoño y moderarlos en invierno. También es importante evitar regar con agua caliza y rociar con cierta frecuencia.

- Luz: es preferible situar las plantas todo el año en un lugar claro y soleado, incluso soportan el sol directo.

- Poda: los cítricos no necesitan una poda regular, pero los arboles plantados en maceta deben mantener la forma; para ello, corta los brotes nuevos a principio de la primavera, así crecerán más frondosos.

- Temperatura: en invierno es preferible tenerlo en interior, con una temperatura entre 15º y 18º. En verano, lo mejor es sacarlo al exterior.

Consejos.-

- Recuerda que los árboles frutales no son resistentes a las heladas, pero al cultivarse en maceta son más fáciles de proteger que los cultivados en un huerto.

- La maceta donde plantes el naranjo enano debe ser grande y profunda, y el suelo, rico en nutrientes y con buen drenaje.

- Los frutales, aunque sean enanos, necesitan espacio para que los frutos maduren a pleno sol.

Las Arecaceae

Arecaceae (sin. Palmae), las Arecáceas, son una familia de plantas monocotiledóneas perteneciente al orden Arecales. Esta importante familia es fácil de reconocer. Normalmente se las conoce como palmeras o palmas. Distribuidas en regiones cálidas a templadas, son leñosas (con crecimiento primario del tronco), a pesar de ser monocotiledóneas muchas de ellas son arborescentes, con las grandes hojas en corona al final del tallo, generalmente pinnadas (pinnatisectas) o palmadas (palmatisectas). Sus flores poseen 3 sépalos y 3 pétalos, y se disponen en inflorescencias provistas de una o varias espatas. 



El fruto es carnoso: una baya o una drupa. La familia fue reconocida por sistemas de clasificación modernos como el sistema de clasificación APG II del 2003 y el APWeb (2001 en adelante ), y tradicionalmente también fue reconocida debido a sus caracteres morfológicos distintivos. En estos sistemas de clasificación, se la ubica en su propio orden monotípico Arecales (o su sinónimo Principales), en el clado Commelinidae. Entre las palmeras se encuentran muchas especies de importantes usos económicos, como muchas especies de valor ornamental, además de otras como el cocotero, la palmera datilera, el palmito, el ratán, la cera de carnaúba, la rafia, y otras.



Es una familia estrictamente pantropical, sin embargo tiene representantes en zonas templadas (por ejemplo Chamaerops), sobreviven en ambientes desde el desierto ( Phoenix spp.), bosques tropicales hasta manglares (Nypa fruticans), y desde el nivel del mar (Cocos nucifera) hasta altitudes muy elevadas (Trachycarpus).

En el mundo hay varios jardines botánicos especializados en las palmeras y son a menudo llamados palmetum o palmares. La mayor colección en España se encuentra en el Palmetum de Santa Cruz de Tenerife, en Hispanoamérica destacan el Jardín Botánico Nacionalde La Habana, en Cuba, el Jardín Botánico de Caracas, en Venezuela; y el Parque Nacional El Palmar en Entre Ríos, Argentina.



Colombia cuenta con 209 especies agrupadas en 44 géneros, por lo cual es considerado el país más rico en palmas del continente americano, además cuenta con el mayor número de endemismos con un total de 33 especies que equivalen al 15% del total de palmas del territorio; desafortunadamente Colombia también es el país con el mayor número de palmas amenazadas en América con 30 especies que se ubican en alguna categoría de peligro de las cuales 17 son endémicas ). Los géneros más representativos son: Astrocaryum,Bactris, Chamaedorea, Desmoncus, Euterpe, Geonoma, Mauritia, Oenocarpus y Syagrus.

Árboles o arbustos con troncos sin ramificar o raramente ramificados, ocasionalmente hierbas largamente rizomatosas, o lianas (Calamus spp.). El sexo de la planta es variable. El crecimiento secundario está ausente. Ápice del tallo con un meristema apical grande, las hojas se desarrollan helicoidalmente. Taninos y polifenoles muchas veces presentes. Pelos variados, y plantas a veces espinosas debido a segmentos de hojas modificados, fibras expuestas, raíces puntiagudas, o crecimientos del pecíolo.

Las raíces son micorrícicas, sin pelos.

El tallo es usualmente arborescente, consistiendo en un tronco único sin ramificar (ramificado dicotómicamente en Hyphaene) o en un grupo cespitoso de tallos erectos, o en un rizoma erecto ramificado dicotómicamente (Nypa), o en una liana elongada con largos internodos (ratanes).

Hojas típicamente bastante grandes, alternas y espirales (raramente dísticas o trísticas), muchas veces agrupadas en una corona terminal (acrocaulis), pero a veces bien separadas, enteras, envainadoras en la base, con un elongado, erecto pecíolo (a veces referido como un pseudopecíolo) entre la base envainadora y la lámina. En los taxones arborescentes las bases envainadoras de las hojas adyacentes pueden solaparse una a la otra, formando un distintivo capitel en el ápice del tronco.

Las hojas pueden ser, si simples, usualmente dividiéndose en forma pinada o palmada a medida que la hoja se expande, y en la madurez pareciendo palmadamente lobadas (con segmentos irradiando de un solo punto), costapalmadamente lobadas (con segmentos más o menos palmados divergiendo de un eje central corto, o "costa"), pinadamente lobadas o compuestas (con un eje central bien desarrollado portando segmentos pinados), o raramente dos veces pinadamente compuestas. A veces bífidas. Con foliolos convertidos en espinas presentes en algunos taxones.

Lámina "plicada", y los segmentos o bien induplicados (con forma de V en la sección transversal), o bien reduplicados (con forma de Λ en sección transversal), cada segmento con venas más o menos paralelas a divergentes. El pecíolo, en los taxones con hojas palmadas, con una solapa ("hastula"), entre el pecíolo y la lámina. Con tejidos blandos muchas veces decayendo hasta revelar variados patrones de fibras. Sin estípulas. Hojas típicamente liguladas, con el apéndice, la lígula, en la unión interna entre la lámina y el pecíolo. La venación es pinada -o palmado-paralela.

Los abonos organicos

En una creciente tendencia hacia el mundo de la ecología, la agricultura y la jardinería no iban a ser una excepción. A partir de aquí, se abren variantes según el grado de compromiso que se desee establecer con la ecología: abonos ecológicos, semillas ecológicas, sustratos ecológicos, insecticidas ecológicos… todos los insumos que participan en el desarrollo de los cultivos o la jardinería deben de serlos, si se pretende que la finalidad sea verdaderamente ecológica.



En el caso de los abonos ecológicos, deben de ser fabricados mediante la transformación de la materia orgánica, convirtiéndola en asimilable para el suelo y la planta sin dejar residuos contaminantes.

Pero en los procesos de elaboración de estos abonos ecológicos también deben de contemplarse los métodos de trabajo ya que deben de ser igualmente respetuosos con el medio ambiente. Dicho de otra manera, una empresa contaminante y que utiliza técnicas de fabricación invasivas… no puede ofrecer abonos ecológicos como tales. Para tener la seguridad de que esto es así, existen empresas de certificación que establecen la confirmación de compatibilidad para el uso de insumos en la agricultura ecológica, como por ejemplo las emitidas por “BCS ÖKO Garantie” según los requerimientos de las regulaciones 2092_91 (UE) Anexo II. A y NOP 7 CRF Part. 205.601 (j) (3).

Con la aportación de fertilizantes o abonos ecológicos a la tierra se mejora las condiciones del suelo, se aportan los nutrientes necesarios para obtener plantas sanas, son beneficiosos para el medio ambiente y la fauna… y permiten cultivar frutas y hortalizas bajo el marco legal de la agricultura ecológica.

Entre los diferentes materias primas para la elaboración de abonos ecológicos se encuentran el estiércol animal (vaca, caballo, ovino, caprino, cerdo, gallinácea, etc.), los purines, el compost (abono natural producido a partir de restos de materia orgánica vegetal), el humus de lombriz, algas desalinizadas, restos orgánicos vegetales convenientemente tratados (orujo de uva, orujo de aceitunas, etc.)… e incluso los denominados abonos verdes que contemplan aquellos cultivos realizados con la función principal de ser enterrados en verde en el suelo como abono, como son el caso de algunas especies de cereales, leguminosas y crucíferas.

En el marco de la bricojardinería, todo queda en manos del particular y que muchos casos se llega a ejercer el grado de alquimista. El compost casero, el uso de las cenizas de leña o madera, etc. se suman a la adquisición de productos comerciales elaborados para tal fin.

Conoce un poco mas sobre el Kiwi

El kiwi es una trepadora que se ha hecho muy popular hace unos años, principalmente por sus conocidos y sabrosos frutos.



Necesita si o si de rejas o una buena superficie para trepar para desarrollarse bien, al igual que al menos unas horas al día de exposición a la luz solar, pero mas allá de eso no tiene demasiados cuidados especiales, dado que no suele tener problemas con el frío, por lo que se pueden cultivar en cualquier época del año.

Igualmente, durante las diferentes estaciones toma coloraciones y aspectos mas distintivos, siendo por ejemplo de color verde durante la primavera mientras que pierde sus hojas en invierno.

Con un desarrollo rápido y fuerte, necesita de fertilizantes o abono para crecer mejor, y siempre es conveniente agregar un poco de compost a la tierra para garantizar buenos frutos y mas vitalidad a la trepadora.

De mas está decir que con su rápido y vigoroso crecimiento, esta planta necesita de un riego regular directamente sobre el suelo, pero sin acumular agua. Lo recomendable es regar la planta una vez por semana.

Como cuidar el Eucalipto

El nombre científico de este árbol es Eucalyptus, de la familia de las Mirtáceas, aunque comúnmente se conoce como de Eucalipto u Ocalipto. Ésta es una especie que llega a alcanzar los ciento cincuenta metros y que cuenta con una enorme presencia en todo el mundo, ya que ocupa cuatro millones de hectáreas plantadas en más de noventa países.



Y es que este árbol no solo tiene una función ornamental, sino que añade múltiples ventajas, como la buena calidad de su madera o sus fines medicinales. Además, su gran abundancia se debe a la capacidad de adaptación que posee el Eucalipto, que se desarrolla en muy diferentes ambientes climáticos.

Utilidades.- El eucalipto es un árbol que alcanza una altura considerable, por lo que es muy útil, no sólo como elemento ornamental, sino también para proporcionar amplias sombras, ya sea en jardines o en parques. Además, este árbol es especialmente apreciado por la calidad de su madera y la variedad que proporciona, dependiendo de la especie de que se trate. Así, se puede obtener de su tronco madera aserrada, paneles, aglomerados, postes, chapas, pulpa, etc.

Otra característica que hace del eucalipto un árbol útil es su capacidad medicinal, en especial, para tratar afecciones pulmonares, catarros o ataques de asma. El hombre se puede beneficiar de estas capacidades a través de infusiones, mediante la cocción de sus hojas, o mediante inhalaciones. Todo esto es posible por la sustancia que contiene este árbol, el eucaliptol, cuyas propiedades expectorantes y antiinflamatorias son sobradamente conocidas.

Tipos de eucalipto.- El primer tipo es el denominado Eucalyptus Cinerea, un árbol de hoja perenne y de color verde azulado. Se caracteriza por ser resistente a las heladas y a las sequías, siempre que no sean muy prolongadas. Asimismo, es capaz de soportar con facilidad los ataques de hormigas. Se suelen plantar sobre los bordes de los cursos de agua, con el fin de moderar la erosión. La madera que proporciona se emplea, sobre todo, para la carpintería rural y su principal función es ornamental o actuar como cortina de viento.

En segundo lugar, se encuentra el Eucalyptus Dunnii, que se caracteriza por la belleza que le proporciona su color verde intenso, aunque, aún no se encuentra muy desarrollado y no es muy conocido. También es de hoja perenne y se encuentra difundido, sobre todo, por Francia y Reino Unido. Además, es resistente a las heladas y a los vientos del sur y su uso es, fundamentalmente, forestal y ornamental.

Finalmente, hay que hablar del Eucaluptus Globulus, otro árbol de hoja perenne, cuya principal característica es su perfume, por lo que se emplea habitualmente con fines medicinales. Está muy difundido en Buenos Aires, donde es apreciado por su rápido crecimiento. Además, su madera es útil para emplearla como leña, para parqué y para la realización de pasta celulósica.

Usos de la flor de Labanda

La lavanda es muy apreciada por su perfume, por sus hojas plateadas y sus delicadas flores. Desde siempre, se utiliza por su perfume y también para ahuyentar insectos.tiene también propiedades beneficiosas para el sistema nervioso.hace 300 años la lavanda ya se utilizaba contra el dolor de cabeza; en la actualidad se preparan infusiones para ello y también para casos de depresión leve.



Es un eficaz antiséptico y se emplea en contusiones, picaduras, dolores musculares, para reducir la presión arterial y eliminar palpitaciones
  • para ahuyentar a los mosquitos debemos plantarla cerca de las ventanas
  • para aromatizar nuestros armarios y nuestra ropa conservarla en pañuelos o en bolsitas
  • para el dolor de cabeza y jaquecas añadir 15-20 gotas de aceite esencial de lavanda en un baño caliente.permanecer en él sin moverse unos 10 minutos con agua siempre caliente.acostarse en una habitación oscura e intentar dormir.al despertar los síntomas habrán desaparecido.
  • si añadimos unas gotas en el agua de baño también combatimos la fatiga y los dolores musculares
  • podemos echar unas gotas en un quemador y el ambiente será totalmente relajante
  • si ponemos unas gotas de lavanda en la almohada de un niño hiperactivo esto le inducirá al sueño.
  • es también muy eficaz contra las picaduras de insectos.
  • se utiliza también en preparados contra la halitosis

Los arboles Cítricos

Los cítricos son una de las especies arbóreas más cultivadas en todo el mundo. Sus deliciosos frutos son la causa de su gran éxito y, por ello, llevan siendo cultivados desde hace 4.000 años. Las numerosas especies de cítricos se desarrollan en casi todas las regiones del mundo dentro de la banda delimitada por la línea de 40º de latitud.



En la mitología griega se habla ya del naranjo como un árbol vinculado directamente con las divinidades. Éste árbol formaba parte del jardín de Hespérides, ubicado en el monte Atlas, que estaba poblado de naranjos según cuenta la leyenda. La importancia que le otorgaba una civilización tan antigua como la griega a las naranjas queda reflejada en los múltiples mitos y leyendas de este pueblo.

Orígenes orientales.- El género al que pertenecen los cítricos es el Citrus. Proviene de las zonas tropicales y subtropicales de Asia y del archipiélago Malayo. Las especies del género Citrus, han ido extendiéndose desde su lugar de origen hasta todas las regiones del mundo donde se cultivan en la actualidad. El área en el que parecen haber surgido los cítricos está ubicada en el sudeste de Asia, incluyendo el este de Arabia, el área oriental de Filipinas y desde el Himalaya hasta el sur hasta Indonesia.

El cultivo de cítricos se lleva practicando desde tiempos inmemoriales. Los primitivos pobladores de la región asiática en la que surgieron fueron los primeros en cultivarlos antes de su llegada a Europa. Los pioneros occidentales en la exploración de Asia, quedaron maravillados con los cítricos, sus olores y sus flores y ellos fueron los encargados de extender estos árboles a lo largo y ancho del planeta. La llegada aproximada de estos frutos a Europa tuvo lugar hacia el 310 a.C. Eran del grupo de las cidras y provenían de la región comprendida entre el sur de China y la India.

La limas surgieron al este de la India y se extendieron a través del Mar de Omán, mientras que el origen de los limones, uno de los cítricos más conocido y empleados para la cocina, es totalmente desconocido y se especula con la teoría de que se trata de un híbrido entre la cidra y el limón. La naranja dulce, que es uno de los postres más famosos en la gastronomía española, tuvo su origen en el sudeste de China y, como hipótesis más acertada, se cree que fueron los romanos los que exportaron el fruto a Occidente. Por otra parte, la naranja agria es original del sudeste asiático, probablemente de la India.

Los cuidados del Ciprés

Las leyendas que rodean a este árbol le imprimen, por encima de todo, un aire enigmático. Si la mayoría de los árboles nos prestan su sombra gracias a sus ramas abiertas, el ciprés columnar por el contrario, lanza sus ramas hacia arriba proyectando una sombra recta y egoísta, que se mueve como si de un reloj de sol se tratara. En su versión extendida, parece que sus ramas salieran del mismo suelo.



En la antigüedad le han marcado con un fuerte carácter sagrado, pero también cercano a la magia de los ritos, los hechizos y a la muerte, ya que no resulta difícil encontrar el camino de los camposantos con cipreses a modo de parapeto, en las avenidas del lugar donde reposan los que ya no están con nosotros, además de representarse en multitud de tumbas como llamamiento a la esperanza de la vida tras la muerte.

A lo largo de la historia.- Las interpretaciones que se le adjudican son múltiples ya que su forma estilizada y alargada, despierta las simbologías más controvertidas: desde símbolos relacionados con la potencia sexual a la sugerencia de la inmortalidad debido a su gran resistencia a las bajas temperaturas. En los inviernos más duros podemos disfrutar de la majestuosidad de los cipreses que continúan, impasibles, intentando tocar el cielo con sus, en alguno casos, hasta 30 m. de altura.

Desde los tiempos más remotos, han llegado a nosotros diferentes atribuciones divinas y sanatorias de esta conífera. En la época clásica en la que los romanos extendían sus territorios a lo largo y ancho de Europa, se adoraba a varios dioses. A algunos de ellos se les representaba con elementos de la flora y de la fauna. Así pues, el olivo era un árbol consagrado a la diosas romana de la sabiduría, Minerva, el ciprés era venerado en los cultos a la divinidad de los infiernos, Plutón.

Si miramos hacia la parte oriental del mundo y nos adentramos en el fascinante mundo de la medicina natural, veremos que al ciprés se le asociaba la idea de la eternidad. Los frutos y semillas del mismo eran utilizados como remedios para otorgar al cuerpo una mayor fortaleza y protección.

Serían los chinos los que aprovecharían del ciprés su lado más espiritual, si bien los japoneses emplearían su resistente y longeva madera en rituales y en templos. Por tanto, los conceptos de la vida y de la muerte están íntimamente ligados, desde antaño, con la figura de los cipreses.
 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total