Los cuidados de un huerto

Veamos, a continuación, los cuidados que debemos tener con las plantas de nuestro huerto.

La replantación: existen variedades de verduras que no se siembran directamente en plena tierra, sino que se siembran en una caja vidriada o en una parcela muy bien orientada al sol y luego se transplantan a la tierra. El momento del transplante es cuando estén ya crecidas y demasiado juntas unas de otras. Primero replantaremos las más fuertes e iremos haciendo lo mismo con las demás a medida que vayan creciendo.



Tratamientos: al cabo de pocos días de que aparezcan las primeras hojas, pulverizaremos un funguicida sobre los brotes. En caso que el suelo se seque en superficie, regaremos con algún pulverizador, preferiblemente a primera hora de la mañana o por la tarde. Las plantas jóvenes necesitan de un riego frecuente pero moderado para que no se pudran.

Eliminar malas hierbas: unas dos veces al mes por lo menos eliminaremos y limpiaremos de malas hierbas los senderos. En función de las verduras que cultivemos escogeremos unos determinados herbicidas que no sean perjudiciales para nuestra plantación. Otra manera de evitar que nos crezcan las malas hierbas es cubrir el suelo con un plástico negro o con un lecho de paja.

Otros enemigos: aparte de las malas hierbas hay plagas de animales muy perjudiciales para nuestros cultivos como las babosas o los caracoles que eliminaremos utilizando cebos envenenados. También hay productos especiales para combatir parásitos y criptógamos. Pero hemos de tener en cuenta que dejaremos de aplicarlos 15 días antes de la cosecha.

La conservación: existen variedades de verduras muy tardías que no se recogen hasta bien entrado el invierno. Las raíces están protegidas por la tierra y por las hojas muertas. En el caso que el suelo se endureciese demasiado, no se podrían cosechar y se morirían.

El almacenamiento: una vez hemos recogido toda la cosecha, el sistema de almacenamiento es diferente en función del alimento.

La mayoría de las verduras de raíces (zanahorias, nabos, remolachas, las patatas no) las guardaremos en montones recubiertos de una capa de tierra. Solo deberemos almacenar vegetales secos y sanos. Otras verduras las podremos guardar en el congelador.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.