Colección de muebles para el jardin

A continuación te mostramos una serie de muebles para que decores tu jardín y terraza. Cada modelo se adapta con un toque especifico para cada tipo de jardín. Esperamos te sirva como referencia para tomarlos como modelos para tu propio hogar.










Flores comestibles

Quizá el tema es desconocido e incluso controversial para ti, e incluso a algunas personas les provoca rechazo. Pero créeme que el uso de flores en la cocina no es tan raro ni tan moderno: después de todo comemos algunas flores con mayor frecuencia de la que creemos.

Para ejemplificar, señalo aquellos casos de flores que ingerimos casi sin darnos cuenta: hablo de alcachofas, el coliflor y el brócoli. Otros, casos nos resultan menos evidentes por tratarse de especias como el clavo de olor y el azafrán.

Aunque te cueste creerlo claveles, azahares, malvas, pensamientos, jazmines y gladiolos entre otras flores, forman parte de platillos tan ricos como exóticos. Las funciones de las flores son diversas: en algunos casos se adicionan para toques estéticos, pero en otros son capaces de añadir toques de sabor insustituibles, como por ejemplo es el caso del Azafrán.

Como tener un huerto urbano

En esta ocasión no vamos a exponer todos aquellos aspectos que intervienen en unas buenas prácticas agrícolas, sino sólo en el aspecto el huerto urbano y las variedades.

Cuando cultivar el huerto era cosa de agricultores formados desde su infancia, el dominio de todos los factores de productividad y buenas prácticas agrícolas eran razonablemente entendidas. La tradición trasmitida de padres a hijos en un ambiente agrario, era una gran universidad y donde se tenía claro aquellos factores que incidían seriamente en un buen o mal cultivo.
Con el tiempo, en España hemos pasado de un abandono progresivo de la agricultura a reencontrarnos con ella con mucho cariño… pero en un nuevo marco: el huerto urbano.
Como decimos, en esta ocasión nos centramos en el huerto urbano y las variedades.
Hay un dicho que reza “de buen huevo… buen pollo” y no está falto de razón. Por ello, a la hora de elegir que frutales, hortalizas y ornamentales vamos a cultivar en nuestro huerto urbano, lo primero que debemos de tener en cuenta es la variedad a plantar.
El huerto urbano nos da de partida factores limitantes como es la ubicación y con ella su microclima de la zona, su tipo de tierra (su profundidad de capa, sus características físicas y químicas…) la calidad del agua de riego, superficie cultivable, interrelación con el entorno, etc.
Por otra parte tenemos las fechas. Las estaciones del año marcan un calendario de plantación propio de cada lugar. El no respetarlo es poner tontamente en riesgo la correcta evolución del cultivo.
Por lo tanto, es muy fácil el entender que no todas las variedades nos van a responder igual.
¿Qué podemos hacer al respecto? Pues varias cosas como por ejemplo:
  • Visitar huertos cercanos y preguntar a aquellos agricultores que mejor cosecha tienen, qué variedades están plantando. Todos son buenos maestros.
  • Asesorarnos adecuadamente en nuestro centro de jardinería de confianza.
  • Documentarnos qué variedades son típicas o tradicionales de la zona donde nos encontramos.
  • También podemos probar varias variedades y según el resultado del primer año ajustarlas mejor al siguiente.
  • Saber que en el caso de las hortícolas, que no todas las variedades son aptas para su cultivo durante todo el año. Por ejemplo, en lechugas y dentro de un mismo tipo, las hay indicadas para invierno y para verano.
En la elección de las variedades adecuadas radica parte del éxito de nuestro huerto urbano.

La decoración del jardin

Más allá de la belleza natural que emane de los detalles estéticos de tu jardín en lo relativo a plantas, árboles, estanques, rocallas etc. es posible dotar al mismo de una especie de personalidad propia de manera muy simple.



¿Te preguntas cómo? Muy sencillo: añadiendo elementos de decoración, complementos varios que a través de la armonía o del contraste provoquen impacto y enriquezcan la estética del espacio verde. Estos elementos decorativos podrían dividirse en dos tipos: aquellos sólo cumplen una función estética u ornamental y aquellos que además aportan alguna utilidad concreta.

Entre los primeros, se encuentran por ejemplo las estatuas, los famosos enanitos de jardín, fuentes y todo tipo deesculturau ornamento de este estilo. Más allá de no cumplir una función “útil” en especial, su aporte decorativo suele ser impactante, pues definitivamente otorgan sensación de cuidado estético muy pensado y cuidadoso.

Entre los segundos podemos citar muchos más ejemplos: desde buzones y bebederos de aves, amplificadores de sonido y música ambiental “camuflados” en rocas…, hasta pavimentos decorativos. En esta categoría también pueden entrar columpios, mobiliarios varios piscinas y otros muchos complementos cuya utilidad hacen fundamentalmente a la comodidad y diversión de quienes disfrutamos día a día el jardín.

Jardinería practica, terrazas y centros comerciales

La decoración de espacios urbanos con jardineras para terrazas y centros comerciales es una práctica generalizada, orientada tanto a la delimitación de áreas como a su aislamiento con el objetivo de crear ambientes más íntimos y acogedores.
Jardineras para terrazas y centros comerciales
También es cierto que con la llegada del buen tiempo, se incrementa la demanda de jardineras para terrazas de bares, restaurantes, locales y centros comerciales, además de las jardineras propias de uso doméstico en áticos y balcones.
Pero en un entorno urbano, no todas las jardineras cumplen con el mismo cometido. El vandalismo, tamaño de la planta que van a soportar, su mantenimiento, la resistencia al volcado son factores determinantes que hay que tener en cuenta.
Las jardineras para terrazas y centros comerciales deben de estar fabricadas con materiales resistentes a golpes fortuitos, con acabados ornamentales elegantes y apropiados a su destino final, así como tamaños que puedan albergar plantas de portes medios a grandes.
Otro aspecto a destacar es su gran capacidad. El conjunto de jardinera, sustrato y planta, se sitúa según dimensiones sobre los 100 kilos de peso, aspecto importante de cara a robos por vandalismo urbano y vuelcos por velocidades de vientos razonables.
Entre las plantas utilizadas en jardineras para terrazas y centros comerciales predominan las capaces de configurar setos. Coníferas del tipo Cipreses, Thujas… arbustivas como el Cotoneaster, Hibiscus rosasinesis, Nerium oleander, Schefflera arborícola… ciertas trepadoras con estructuras para su guiado como la Hiedra, Madreselva, Jasminum grandiflorum, Allamanda cathartica… e incluso ciertos árboles que soporten bien la poda como los Ficus benjamina.
En cambio, en maceteros para terrazas y centros comerciales, se suelen utilizar plantas trabajadas mediante sucesivas podas para mantener sus dimensiones y aspecto ornamental. Suelen ser plantas unitarias y expuestas como ejemplares. Ejemplo de ello son los Laureles, el Ficus retusa, etc.
Las plantas de temporada sólo se utilizan para aportar toques de color y entran como acompañamiento del conjunto. Las especies son las características de cada estación del año y al contrario de lo que sucede con el resto de tipos de plantas antes mencionadas, se cambian de tres a cuatro veces al año.

Algunos consejos para abonar las plantas de interior


Las plantas de interior suelen conseguirse por un aspecto decorativo, dado que brindan una mejor vista a los ambientes agregando color y diseño. Pero para que las plantas se luzcan, es necesario que llevan cierto cuidado, y una de las bases para ello es el abono.
plantas-de-flor
Tenemos dos formas de abonar las plantas de interior, y estas son a través de la tierra o bien a través de las hojas con abono foliar, pero no obstante es preferible escoger tipos de abono de lenta liberación para la tierra y utilizar abonos rebajados en agua para las hojas, siempre y cuando la aplicación de este último no dañe las hojas.
Estas plantas deben abonarse con bastante frecuencia, ya que en sus etapas de floración o desarrollo no tendrán tanta luz solar o riego al encontrarse bajo techo, y el abono ayuda en este proceso. Si las plantas están en una etapa de descanso, el abono es requerido solo cada mes o dos.

Hay muchos tiempos de abono que se pueden utilizar, pero ante la duda, siempre podemos utilizar compost mezclado en la tierra.

Consejos para elegir los mejores muebles para el jardín


Los muebles de exterior, diseñados especialmente para soportar altas temperaturas, mucho sol y algún chaparrón, te permiten disfrutar de tu jardín primavera y verano. Aquí tienes unos consejos para elegirlos y convertir tu patio en un lugar paradisíaco. 

Los muebles del jardín pueden ser de diversos tipos, estilos y colores, con funciones específicas y en materiales diversos. Pero a la hora de buscar el que más se adecúa a tu gusto y tu bolsillo, es primordial buscar opciones duraderas y prácticas para el espacio que dispongas.

Los básicos
Los bancos son un elemento primordial en cualquier jardín. Son muy prácticos y fáciles de integrar en cualquier espacio. Suelen estar siempre a la intemperie, por lo cual es necesario que su calidad sea excelente para evitar deterioros y rajaduras en el futuro. "Los bancos más duraderos son los de madera teca, material que resiste mejor la humedad", asegura Adriana López, asistente del departamento de jardinería de Home Depot en Atlanta, Georgia.

Si lo que tienes en mente es colocar el banco bajo porches o pérgolas, puedes usar maderas menos resistentes como el pino o el abeto. Los bancos que tienen un mecanismo que permite el balanceo (balancines), resultan cómodos para dormir una siesta, además de decorativos. Suelen tener pequeños toldos para proteger del sol. Descansar, merendar o amar. 

Para crear un área de lectura o descanso, una mecedora es lo más recomendable. Su tamaño es mayor a una silla común y sus patas están unidas en la parte inferior por un arco, con extremos levantados que permiten el balanceo. Todo un arte milenario para permitir un excelente descanso o disfrutar un buen libro.

Crear un área con mesa y sillas, si el espacio así lo permite, te dará la opción de disfrutar de almuerzos o cenas al aire libre. El tamaño despenderá del uso que le vayas a dar: para comer, reposar o simplemente como lugar de apoyo. Las más recomendables son las extensibles, plegables y de rueditas, por su facilidad de desplazo.

Las sillas plegables también son ideales para el jardín, porque cubren múltiples necesidades. Las que tienen apoyabrazos ocupan más espacio pero son más cómodas. No te olvides que los cojinetes de los asientos tienen que ser preferiblemente de telas que permitan lavados frecuentes.

Los toldos y sombrillas son esenciales para protegerte de los rayos solares y crear sombras en las épocas de mucho sol. Si quieres lograr un ambiente más romántico y acogedor, las pérgolas (armazón de madera) son la solución. Sirven de protección frente al sol y la luz y permiten disfrutar del exterior al resguardo del calor y la noche. Su estructura sirve como soporte para plantas trepadoras y matas con flores.

¿Cómo elegir el mejor material?

Los materiales con los que se realiza este tipo de muebles son muy diversos. Van desde el aluminio y las fibras artificiales, hasta los más clásicos como el mimbre, el hierro y el plástico. Los precios varían de acuerdo con la calidad del material y lo que dicte la moda en el momento en que los vayas a comprar. Actualmente, los muebles de rattán son muy populares, aunque la madera nunca pierde el primer lugar. Los de plástico son los más económicos.

"Para elegir bien el material de un mueble de exterior es importante tomar en cuenta aspectos como su resistencia a las inclemencias climáticas y el costo de su mantenimiento", explica López. "Estas consideraciones prácticas no deben desplazar los gustos personales y el tipo de decoración que deseas", agrega la experta.

Cualidades de cada elemento

El aluminio es uno de los elementos más utilizados en muebles de jardín. Este material noble permite elegir entre varios colores y es ideal por ser liviano, inalterable e inoxidable. Se presenta en combinaciones con madera y otros metales.

Las fibras artificiales con una terminación adecuada resisten a la intemperie y pueden llegar a ser mucho más baratas que las fibras naturales e incluso que el aluminio o el metal. Tienen la ventaja de ser fácilmente moldeables y aptas para crear muebles sumamente cómodos. Las fibras naturales como el bambú, el mimbre y el rattán, son muy bonitas pero no resisten a la intemperie. Sólo pueden ser colocadas bajo techo.

El hierro suele ser económico y muy resistente, pero es importante que esté garantizado contra la oxidación. Si lo que te gusta es la madera, tienes la posibilidad de hacer los muebles con teca o pino nórdico tratado. De esa forma, podrás darle un aire campestre al jardín y lograr muebles muy confortables y duraderos. Las telas que tapizan este tipo de muebles están expuestas al sol y al aire, por eso las lonas y lonetas son las más recomendables por su resistencia frente a factores adversos y su fácil lavado.

Algunos consejos para diseñar un jardín


Los espacios pequeños de los jardines, siempre tienen posibilidad de verse mejor. Aquí veremos algunas ideas para hacer de ellos, un sitio más agradable, decorativo y cálido.
Las macetas: Las macetas, en tamaños medianos y pequeños, son capaces de hacer cambios drásticos en la apariencia de cualquier pequeño jardín.
4
Hortalizas: Aprovecha las macetas de tu jardín, para cultivar algunas especies que se desarrollan perfecto, con poco espacio en sus raíces, como por ejemplo, el tomate y el ají, que sólo requieren de un palito para que vaya guiando sus tallos hacia donde tú quieras que ellos vayan.
6
Colgantes: Aprovecha hasta el último centímetro de tu jardín, para colgar plantas en las barandas, ventanas y hasta los techos de interior.

Como decorar una terraza con flores

Nada como una terraza plena de flores y colorido, y para ello dos aspectos son los primordiales: elegir bien y cuidar bien.



En relación la elección de los ejemplares, te sugiero contemplar ante todo el aspecto “espacial” de tu terraza, vale decir, orientación solar, exposición a viento, lluvia, heladas etc. Esto es primordial pues no podrás optar porplantasincapaces de tolerarlas.

Acto seguido, siempre hablando de elegir, considera que querrás tener flores durante todo el año, por lo que conviene elegirplantascapaces de florecer también en tiempos de frío y clima más adverso y no sólo en primavera. Entre otras, para este caso puedo sugerirte Pensamientos y la clásica Cyclamen: bellísima y capaz dce florecer cómodamente con el frío.

No puedo dejar de sugerirte otras opciones -por supuesto- para las demás estaciones. Para primavera imposible no pensar en la amplia gama de bulbosas e imaginar ese increíble despliegue de color que otorgan las Fresias y los Tulipanes entre otros.

Si quieres además, sostener esa floración en verano además agrega Geranios, Malvones y Petunias. Por último, combina opciones en piso y el altura, es decir algunas colgantes que siempre son un aporte estético bien interesante.

Como elegir las plantas ideales para la decoración


Uno de los secretos para darle vida a tu departamento es la decoración con plantas naturales. Aunque con frecuencia pensamos que en un departamento las plantas están vetadas por la falta de jardín y tiempo para cuidarlas; podemos conseguir darle este toque familiar con solo saber elegir la plantita adecuada.
Otro motivo importante es que las plantas, además de darle color y alegría al departamento,reducen el estrés al hacer que cambiemos de actividad y temperamento al manipularlas.
Asimismo, ayuda a reducir el 20% de polvo y dióxido de carbono en la casa, al menos durante el día. No obstante lo que la mayoría piense, la decoración con plantas no se limita a las plantas con flores fragantes y de colores.
Se puede elegir entre una gran variedad de arbustos pequeños y plantas pequeñas en tonalidades de verdes que quedarán muy bien en el departamento.
Cómo elegirlas
Antes de comprar una, debemos reconocer la ubicación de nuestro departamento, si es una área de mucha humedad o no, y conocer el ingreso de luz que tiene, pues a veces puede entrar el sol con todo su brillo, mientras que en otros casos solo nos conformamos con el brillo del día.
Reconociendo esto, será más fácil encontrar la planta adecuada para cada rincón de la casa. Asimismo, hay que tener en claro el tamaño que alcanza cada planta y si lo quieres para tu sala o para la terraza.
Si la entrada de luz se ubica entre norte y poniente, las plantas ideales son la Hebe Speciosa o Verónica. Este es un arbusto bajo que alcanza los 80 centímetros como máximo.
Presenta tres variedades de hoja entre amarillo, morado y verde. No necesita de mucho cuidado, excepto agua a diario en verano y dos veces por semana en invierno.
Otro nombre conocido es la Lavándula Spica o Lavanda. Esta planta, cuya espigada flor alcanza los 60 centímetros, es una de las más fáciles de cuidar. Su fragancia y su resistencia la hacen una de las más solicitadas. Se riega una vez al día en verano y dos veces por semana en invierno.
En caso tu departamento está ubicado en la zona sur y oriente, las plantas ideales son la Azalea Japónica o Azalea y la Impatiens Sultanii o Alegría del Hogar.
La primera es ideal para las terrazas, pues requiere de sol hasta las 11 a.m. y crece hasta llegar a los 50 centímetros; sus flores son de colores fucsia, rojo y morado de tonos muy llamativos. La segunda tiene flores por temporadas, específicamente en verano y primavera, luego del cual se seca; hay una gran variedad de colores.
Respecto al regado,  las Azaleas requieren agua una vez al día en verano y dos veces por semana en invierno; crecen mejor si tienen tierra de pino (ácida). En cambio las Alegría del Hogar requieren regado diario en primavera y verano, en invierno de una a dos veces por semana, es una planta muy resistente.

Conoce mas de las Espinacas

Cerca del siglo XI, las espinacas fueron introducidas por los árabes desde Asia a Europa, a través de la península ibérica. Si bien, guerras y conflictos demoraron su dispersión y recién en el siglo XVIII lograron atravesar los Pirineos, su delicado sabor alcanzó gran aceptación en Inglaterra, Francia y Holanda, donde comenzó su cultivo con fines comerciales: pocos años más tarde llegaron a América.



Las autoridades sanitarias de EE. UU., en los años 30, se vieron desbordadas por el incremento de casos de anemia ferropénica, enfermedad causada por falta de hierro. Entonces, se inició una campaña para estimular el consumo de alimentos ricos en hierro, de la que participó el autor de Popeye, personaje que al comer espinacas adquiría fuerza sobrehumana. Pero a fines de la misma década, se hizo un estudio bibliográfico para determinar el valor del contenido de hierro del vegetal. Y ahí apareció el error sobre el que se fundaba el mito: se encontró que existía una diferencia significativa en la transcripción de los decimales de la cantidad determinada en un estudio alemán, multiplicando por diez el contenido de hierro. Por lo tanto, la espinaca aporta realmente 2,71 mg de hierro por cada 100 g y no 27,1 mg.

De todos modos, el poder nutritivo de la espinaca radica en su alto contenido de vitaminas y minerales: 100 gramos de esta verdura aportan dos tercios de las necesidades diarias de vitamina A, prácticamente la totalidad del ácido fólico, la mitad de la vitamina C, la cuarta parte del magnesio y el hierro que se precisan por día. Como si fuera poco, aporta calcio, fósforo, azufre, clorofila, oligoelementos, enzimas y fibra. Esta combinación de nutrientes resulta eficaz para potenciar la hematopoyesis o formación de sangre, de ahí que la espinaca sea un reconstituyente idóneo en las anemias.

Para la siembra directa de este cultivo -uno de los más populares y sencillos de esta estación- se rastrilla y alisa bien la tierra. Se puede sembrar al voleo o en líneas separadas 0,20 m entre sí. También permiten la siembra en almácigo para luego trasplantarlas al tablón. En ambos casos, la profundidad de siembra es de 1-2 cm. A las dos semanas de haber nacido las plantitas, se hace un primer raleo, dejando 5-8 cm entre espinacas. Cuando las plantas alcanzan un tamaño adecuado, se puede empezar a cortar las hojas grandes de manera selectiva y seguir cosechando uno o dos meses más. Otra opción es esperar a que lleguen a su máximo desarrollo y cosecharlas enteras. Requieren un riego frecuente y regular y toleran la sombra mejor que las acelgas. Se asocian bien con puerros o con cebollas de verdeo.

La Iris germánica, una planta muy bella

La Iris germánica, de origen europeo, es una de las especies más comunes de los Iris barbados y es muy utilizada en jardinería, aunque es frecuente encontrarla asilvestrada. Pertenece a la familia de las Iridáceas y se le denomina popularmente con un amplísimo de nombres como lirio azul, lirio cárdeno, lirio común, lirio morado, lirio Pascual, Lirio barbado, cárdeno, carrizas, carrucia, cebollas de lirios, cuchillos, espadaina, espadañas, fresilla de monte, ireos de flor blanca, ireos de flor púrpura, iris, lirio, lirio blanco, lirio calzado, lirio cárdeno, lirio de campo, lirio de Florencia, lirio de la flor blanca de Florencia, lirio de las parmas, lirio de maceta, lirio de palma, lirio morao, lirio morao cultivao, lirio silvestre…


La Iris germánica es una planta vivaz rizomatosa (con rizoma rastrero), que alcanza una altura media de hasta 50 centímetros. Es muy resistente y crece en todo tipo de suelos, preferentemente calizos. Es muy rústica hasta el extremo que se puede considerar invasiva por su facilidad de propagación.

Sus hojas son basales, emitidas entre 3 a 10 con una anchura de unos 3 centímetros y una longitud que puede alcanzar hasta el medio metro. Son lustrosas y de color verde claro.

La Iris germánica florece en el hemisferio norte desde la primavera hasta el verano. Produce inflorescencias atractivas con una o varias flores grandes, perfumadas… cuyo color puede variar mucho entre los meses de febrero y junio. Estas inflorescencias surgen de un tallo terminal con hojas en la base y desnudo a medida que se acerca al ápice.

Sus flores son muy atractivas. Tienen tres sépalos extendidos y curvados hacia fuera, de forma ovada y entre ocho y doce centímetros de largo. Son glabras excepto la nervadura central cubierta de pitillos de unos 3 mm., blanco amarillentos o con tonos púrpura.

También son tres sus pétalos, que se extienden erectos y se doblan sobre la parte fértil de la flor. Estas grandes flores son perfumadas y son emitidas en número de tres a seis, generalmente purpúreas o de color violeta en las formas espontáneas. Pero según la variedad, también las podemos encontrar en colores del violeta al blanco, al amarillo y al rojo, con elegantes jaspeados.

Por su rusticidad y su atractiva floración, hace que la Iris germánica se emplee mucho en jardinería. Tiene además diversos usos en medicina popular, perfumería y cosmética.

En este sentido, posee principios activos (aceite esencial, cetonas, sesquiterpenos, ácido mirístico, flavonoides, etc. Entre sus indicaciones, a dosis bajas actúa como expectorante, demulcente y diurético. Y en dosis mayores, como emético. Indicado para bronquitis, asma, enfisema; espasmos gastrointestinales. Estomatitis y molestias de la dentinción, en uso externo.

Su rizoma se utiliza como infusión y el jugo de su raíz puede ser usado como purgante.

Consejos para plantar un árbol en el jardín

Tan pronto tienes la intención, los siguientes pasos son elegir el árbol que vas a cultivar y para ello es recomendable tomar algunos cuidados que evitarán dolores de cabeza, especialmente en la etapa de desarrollo y crecimiento de los mismos.



Como primer paso valora si deseas hacerlo en áreas compartidas con vecinos o en una propia; si hablamos del primer caso, asesórate bien acerca de la legislación vigente en tu municipio respecto al arbolado, ya que la misma puede restringir aspectos como tamaño, especies y espacios. Si se trata de tu propio espacio, imagina el árbol en su etapa madura, ya que será la única forma de saber si cuentas con el espacio apropiado.

Una vez cumplidos estos pasos, elige la especie que se adapte a las condiciones de suelo, luz y temperatura que puedes prodigarle. A la hora de comprarlo, debes saber que éstos adquirirse de distintas formas: en envase, en terrón (o cepellón) y a raíz desnuda. En el primer caso debes plantarlos en su época de reposo vegetativo, vale decir a principio de invierno.

Si lo compras en cepellón, asegúrate de hacer un hoyo con suficiente espacio para que las raíces crezcan cómodas y -por supuesto- retira el envoltorio antes de plantarlo. Por último, asegúrate de enriquecer el suelo donde plantarás el árbol: agrega compost y fertilizantes para asegurarte un crecimiento sano y vigoroso.

La importancia de las abejas en las flores

Las abejas colectan néctar y polen de las plantas para alimentarse. El nombre polen es derivado de la palabra pollinis que significa polvo en Latín. Los granos de polen se encuentran en las anteras de las flores (estructuras masculinas de la flor). Para su reproducción sexual, el polen de una planta tiene que llegar al estigma de la flor de otro individuo de la misma especie. El estigma forma parte de la estructura femenina de la flor. Cuando el polen de un individuo se une con el estigma de otra flor, en el ovario de esta flor se desarrolla el fruto con semillas, de los cuales al germinar originan otras plantas.



Para reproducirse, las plantas han desarrollados varias estrategias para que el polen llegue a la estigma de otro individuo de la misma especie. Una estrategia es producir polen ligero en grandes cantidades que es transportado por el viento y así unos granos caen en los estigmas de otros individuos. Otra estrategia es atraer animales como insectos, pájaros o murciélagos a la flor que llevan el polen en su cuerpo hasta los estigmas de otras flores; siendo así el transporte de polen más eficiente porque se pierde menos granos en comparación al transporte por el viento. La relación entre las abejas y las plantas es uno aprovechamiento mutuo: Por medio del polen, la planta produce proteína y grasa, y por medio de unas glándulas produce néctar que contiene azúcar. De éstos se alimentan las abejas. Las abejas por su parte tienen en su cuerpo vellosidades en los que llevan los granos de polen y así efectúan la polinización cruzada.

Importancia de la Polinización

Además de las abejas hay muchos más polinizadores, muchos insectos como escarabajos, mariposas, avispas; también mamíferos como murciélagos y aves como el colibrí. Sin embargo, en los bosques tropicales, las abejas son los polinizadores más importantes por su eficiencia. Una razón por ser tan eficientes como polinizadores es que son "flor consistente"; quiere decir que la obrera prefiere visitar flores de la misma especie y así hay más probabilidad que el polen llegue a otra flor de la misma especie.

Las abejas visitan hierbas, árboles grandes, malezas, cultivos, frutales y forestales. Por sus visitas a las flores, las abejas pueden realizar la polinización, que contribuye a que la planta produzca frutos más grandes con más semillas. La polinización tiene una gran importancia económica en asegurar la producción agrícola. Para aumentar la producción y calidad de los frutos o las hortalizas muchas veces productores ponen colmenas de abejas dentro del campo de cultivo. Mayormente, se ponen colmenas de abeja de castilla (Apis mellifera) pero en ciertos cultivos las Abejas sin Aguijón son mejores polinizadores. Un ejemplo es el tomate: Este, como todas las plantas de la familia Solanaceae, está polinizada por "polinización buzz". La polinización "buzz" consiste en que la abeja se cuelga de la flor y hace vibrar sus músculos, así provocando que el polen sale de la antera y caiga en su cuerpo.

Hay centenares de abejas en todo el mundo que colectan el polen por medio del "buzz" y están distribuidas en 6 de las 11 familias de abejas (Apoidae), entre ellos varias Abejas sin Aguijón como por ejemplo la jicota (Melipona beecheii), abejorros (Bombus spp) y abejas carpinteras (Xylocopa spp). Sin embargo, la abeja de castilla (Apis mellifera) no es capaz de recolectar el polen por medio de "buzz" y entonces no poliniza cultivos o plantas silvestres que tienen esta característica. Hay por lo menos 15.000 a 20.000 plantas conocidas que se polinizan por medio de "buzz", lo cual es un 6 a 8% de todas las especies de plantas en el mundo.

Los polinizadores también juegan un papel importante en la regeneración natural del bosque. Para propagarse, los árboles tiene que producir muchas semillas de preferencia con una mayor variabilidad genética. En ausencia de polinizadores, la producción de frutas y semillas es más baja y la variabilidad de las semillas es limitada. Así mismo, en ausencia de bosque la abundancia y diversidad de abejas y otros polinizadores es más bajo.

Escasez de Floración en La Época de Lluvia

En los climas temperados, la floración de la mayoría de árboles es provocada por las horas de luz por día y la temperatura. La mayoría de árboles florece durante la época seca, situación que es demostrada también en el calendario regional de plantas melíferas que sembramos en la reforestación.

Por lo tanto, colonias débiles y colonias que son cosechadas justo antes o durante la época lluviosa pueden sufrir hambre que puede resultar en que empiezan a comer su propia cría (lo cual indica una falta de polen) o pueden atacar a otras colmenas para robar miel y polen. Los efectos de este tipo de ataques pueden ser muy graves y pueden morir tantas abejas que muere la colmena, El meliponicultor siempre tiene que mantener su colmena sin hambre y si la colmena se queda sin miel tiene que alimentarles con miel o con azúcar resuelto en agua que se pone en recipientes dentro de la colmena.
 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total