La siembra de arboles jóvenes

Los árboles jóvenes necesitan un soporte mientras sus raíces y ramas se van formando. Con esto se evita que sean arrancados por el viento, además de ayudarles a crecer erguidos.

Cuándo y cómo debe llevarse a cabo.- El estacado o sujeción puede realizarse los dos o tres primeros años desde su plantación.

Debe hacerse con sumo cuidado, ya que cualquier alambre o material de sujeción que entre en contacto con el árbol puede herirlo.

Es también importante permitir un poco de movimiento en los alambres de las estacas para que los árboles desarrollen raíces fuertes y soporten algo de viento por sí solos.



Por otro lado, hay que tener en cuenta que una vez transcurrido este periodo de maduración del árbol, en vez de ayudar, las estacas pueden realmente lastimar al árbol a lo largo de su crecimiento, por lo cual es necesario retirarlas.

Técnicas de estacado.- Lo fundamental en este proceso es situar el tutor o estaca en el lado de los vientos más fuertes y realizar ataduras que permitan al tronco un ligero movimiento sin dañarlo. Existen distintas técnicas, según el tipo y el tamaño del árbol, para sujetar bien los troncos:

- Estaca baja: mide menos de un tercio de la altura del árbol. Es importante situar entre la estaca y el tronco un espaciador para evitar daños en la corteza.

- Estaca inclinada: se trata de una estaca corta e inclinada aproximadamente unos 45º en la dirección en que sopla el viento más fuerte. Hay que fijarla al suelo entre las raíces del árbol.

- Tutores: no permiten al árbol tener movilidad, pero es un buen sistema para árboles con ramas muy pesadas y péndulas. También son muy recomendables en zonas especialmente ventosas.

- Entutorado doble: este sistema se recomienda principalmente para los árboles comprados en cepellón. Hay que colocar una estaca a cada lado del tronco y fijarlas a éste con cintas flexibles.

- Envoltura: es otro procedimiento utilizado muy a menudo. Una tira larga de arpillera (yute), papel u otro material es enredada alrededor del tronco para evitar quemaduras de sol y para protegerle en el invierno.



Este sistema se recomienda únicamente para árboles jóvenes o algunos mayores pero de corteza delgada. Como norma, este vendaje debe ponerse en noviembre y quitarse en mayo. Si permanece en primavera y verano limitará el crecimiento del tronco y puede resultar un lugar perfecto para insectos y enfermedades.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.