Como cuidar la hortencia

Este popular arbusto de flor procede de Asia menor, pero también se encuentra en América del Norte y del Sur, llegando a alcanzar los 4 metros de altura en su hábitat natural, aunque en maceta apenas sobrepasa el metro de altura. La hortensia tiene una vida limitada en el interior, pero constituye un excelente regalo de primavera y verano, pues tras haber dado lo mejor en casa continúa siendo un placer durante años en el jardín.



El color natural de las flores de las hortensias es el rosa, pero , si se riega la planta con alumbre (sulfato de aluminio) mezclado con el agua, adquiere un bonito tono azul. Florecen de principios de abril a comienzos de junio en interior y en exterior entre junio y agosto.

Se trata de una planta muy tolerante, pero se pone lacia cuando necesita agua. Revive en seguida en cuanto se la riega pero no conviene dejarla muchas veces postrada por falta de riego ya que llegaría un momento en que no se recuperaría.

Es conveniente replantar las hortensias cada año cuando son jóvenes y menos a menudo cuando son adultas. Si se las deja descansar en un lugar fresco durante el periodo de inactividad, es posible mantenerla en la maceta y hacerla florecer al año siguiente.

Luz y Situación: Necesitan iluminación abundante o de lo contrario sus hojas se vuelven amarillas, pero no la luz del sol directa ya que esto las quemaría

Temperatura: Tolera bien las temperaturas cercanas a los 5º en invierno y si se encuentra en interior no más de 20º en verano. Es conveniente elevar su temperatura hasta 15 grados a partir de febrero para que florezca con más fuerza.


Riego de la Hortensia: Como hemos dicho es una planta tolerante pero es conveniente mantenerlas bien regadas, sobre todo cuando florecen. En verano conviene sumergir la maceta entera en un cubo con agua todos los días, sobre todo si se ven síntomas de marchitamiento. En invierno sin embargo, es más conveniente regarlas menos a menudo, una vez cada 10 días.


Observaciones: Tanto el cambio de maceta como la poda deben hacerse después de la floración, sobre todo cuando son jóvenes, con un ejemplar adulto bastará con cambiar la tierra de la parte superior de la maceta para volver a verla sana la primavera siguiente.


Dificultad: Tratada como visitante en el salón, que se saca al aire libre en verano, es una planta fácil, pero ya no lo es tanto su permanencia constante en el interior.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.