Consejos para principiantes en jardinería


En jardinería, hay plantas que son ideales para los principiantes, y una de estas plantas son las alpinas, porque son fáciles de cultivar, y crecen en sitios dificultosos incluso, por eso es posible ver plantas alpinas por encima de la línea de los árboles, en las regiones con montañas.
1
Las plantas alpinas, tienen la capacidad de vivir en zonas con mucho viento, grava y roca incluso. Las flores alpinas crecen en grupo, y como son muchas, parecen una verdadera joya, en especial en los meses de primavera y verano.
Entre las plantas alpinas, tienen el berro, las campanillas, las rosas,pulsatilla y uva de gato, entre otras. Las flores de estas plantas pueden tener tantos colores como se puedan imaginar.

Algunos consejos para comprar arboles o arbustos


Recientemente hablábamos de cómo al comprar árboles o arbustos en maceta debemos fijarnos que no se haya trasplantado a la maceta demasiado recientemente, ya que si no ha echado raíces, puede traernos problemas, pero si en cambio el árbol ha pasado mucho tiempo en su maceta, tampoco es una buena señal.
raiz_apinada_maceta
Si han pasado mas del tiempo debido en una maceta, los árboles habrán crecido y echado raíces hasta cubrir toda el área disponible dentro de su contenedor, lo que al trasplantarlo nos dará un pésimo desarrollo de las raíces, siendo posible que el árbol no se agarre bien (siendo muy problemático, principalmente con los ejemplares de gran tamaño o muchas hojas en zonas de mucho viento) o también que las raíces salgan a la superficie.
El modo de chequear esto es el mismo que en el caso anterior: cogemos el árbol de la base del tronco y levantamos la maceta, y si vemos que la tierra se mueve junto con el árbol, de forma independiente a la maceta, no es un árbol que convenga trasplantar sin tratamiento de raíces de por medio.
Muchas veces inclusive podemos ver las raíces saliendo por los agujeros de la maceta, así que hay que estar atentos.

Datos muy importantes de la Zanahoria


Los orígenes de la zanahoria se confunden en los tiempos. Ya hay referencias sobre le cultivo de la zanahoria morada de hace tres mil años en Oriente y de su condición "afrodisíaca" por griegos y romanos.



La Zanahoria es de la familia de las Umbelíferas. Es muy rica en caroteno, eficaz antioxidante con propiedades anticancerígenas. La sabiduría popular la considera muy buena para la vista, cicatrizante intestinal, diurética y astringente. También para curar la afonía se hervían zanahorias, se exprimían mezclándolas con agua y con miel (una especie de te de zanahoria).

Crudas o cocidas son un excelente alimento. Es de las pocas verduras que incluso pierden muy poco valor cocinada. Incluso algunos de sus componentes alimenticios son más digeribles para nuestro cuerpo que cuando las ingerimos crudas.

De noviembre a marzo es posible encontrar buenas zanahorias de temporada. La zanahoria es una verdura dura y de clima frío, aunque pueden aguantar el calor del verano en muchas áreas, crecen mejor cuando se siembran en la entrada de primavera. En algunos sitios, las plantaciones a mitad de verano, maduran rápidamente en el clima de otoño, y producen zanahorias suaves, dulces llamadas "mini-zanahorias" (más caras).

Hay más de 50 variedades de zanahoria (ver), aunque básicamente se les distingue por su longitud: cortas - francesas (menos de 10 cm.); semi -largas (10-20 cm.) y largas (20 cm.). . Las mejores son aquellas zanahorias que son duras, con un color naranja brillante, uniformes, suaves y sin grietas.

Conoce el arbusto Avellano


Descripción
  • Arbusto de tres metros, capaz de soportar temperaturas de -15ºC.
  • Forma de las hojas: oval, redondeadas y dentadas.
  • Flores amarillas muy decorativas. Aparecen en febrero.


Cuidados
  • En recipiente hay que regarlo habitualmente, ya que si no, las hojas amarillean y caen. En verano, echarle media regadera cada dos días.
  • Cuidado con el exceso de agua, el platillo debe quedarse vacío después de cada riego.
  • Necesita tierra de jardín.
  • El recipiente debe medir, al menos, 30 cm de diámetro, ya que una planta joven dobla su tamaño en una temporada.
  • Colocar en un lugar claro, resguardado del viento.
  • Cuidado con el pulgón (afecta a los brotes jóvenes), el oídio (forma una capa blanca sobre las hojas), el balanino (pica los frutos) y la antracnosis (mancha las hojas de negro).
  • Podar por encima de las ramas laterales con más de cuatro años para que crezcan nuevos tallos.
Variedades
  •   Corylus Máxima: ideal para cultivarla en recipiente por su poca altura.
  •   Corylus Avellana Contorta: ramas retorcidas, y de crecimiento lento. También es muy decorativa, sobre todo en invierno gracias a su falta de follaje.
Curiosidades
  El Avellano, combinado con las Margaritas, las Campanillas o las Rosas de Pitiminí, darán a tu jardín un aspecto estupendo.

Datos de la menta variegada


Las trepadoras son ideales para cubrir paredes y las cubresuelos son su contraparte para los suelos, y la menta variegada es una de las plantas cubresuelos mas bonitas y decorativas, que gracias a su crecimiento rápido pueden adornar jardines enteros fácilmente.
Menta-Variegada1-400x300
Para que su crecimiento sea bueno es fundamental que el suelo sea húmedo y fértil, algo que podremos lograr abonándolo con compost y con riegos de forma regular, pero también hay que tener en cuenta de que pueden cubrir otras plantas.
Para protegerse de este crecimiento avasallador, se la suele plantar con macetas enterradas, cosa de que las raíces no puedan seguir creciendo y las dimensiones de a menta variegada queden restringidas, con la siempre presente opción de controlarla mediante la poda.
Esta característica hace que se la prefiera en canteros, donde puede combinarse con flores para obtener una buena fuente de decoración.
No le teme al sol ni a la sombra, pero es recomendable que se encuentren bajo una media sombra para no perder la humedad debido al sol.

Como cuidar las rosas en Otoño

El otoño es la época ideal para preparar el suelo para los nuevos rosales. Para ello debemos arar a una profundidad de unos 40 cm, retirar piedras, restos de plantas y raíces, y añadir compost, estiércol, turba o musgo para mejorarlo. 



Cuando llegue noviembre o diciembre, momento adecuado para plantar a raíz desnuda, el abono orgánico se habrá comenzado a descomponerse con la ayuda de la lluvia o el agua de riego. Si no es posible arar todo el arriate, por la existencia de otras plantas, se pueden preparar los agujeros de plantación individualmente, de la misma manera. 

 En el caso de rosales ya establecidos, durante el otoño alternaremos un abono orgánico y uno químico cada 15 días. A finales de cada mes añadiremos quelatos de hierro (para mantener el follaje verde oscuro) y zinc (para mejorar el color de la floración). Si el abono químico elegido ya los contiene, no es necesario. 

 En noviembre renovaremos el mulch de la base para todo el invierno. Este proceso es muy importante en zonas frías ya que protejerá las raices de posibles heladas. Si las plantas no reciben agua de lluvia habrá que regarlas al menos una vez por semana. 

 En diciembre suspenderos el abonado y dejaremos las plantas descansar hasta la nueva temporada.

Algunos consejos para que cuides adecuadamente las plantas en los balcones




La Luz 
• Según el sol que reciba la terraza por su orientación (Este, Oeste, Norte, etc.), deberá escoger plantas para sol o para sombra. 
• Las plantas con flor, en general, necesitan más sol.
• Es bueno girar regularmente a las macetas para que reciban la misma luz por todos lados, si no, se encontrará con plantas torcidas y despobladas por una parte y con menos flores. 
• No exponga nunca una que ha estado en sombra al sol directo de golpe porque se pueden quemar las hojas; debe acostumbrarla progresivamente. Este es el caso, por ejemplo, de cuando se sacan a la terraza las plantas que han pasado el invierno en el interior.
• Por debajo de los 0ºC los de barro se agrietan y pueden romperse. Los recipientes de barro sin cocer y la cerámica vidriada se deben  aislar con sacos de arpillera, plástico de burbujas, lonas, etc. para protegerlos de las heladas, o bien, situarlos en sitios protegidos. Las macetas de barro con grietas pequeñas se pueden arreglar rodeándolas con un alambre.

El Viento 
Cuidado con los vientos fríos del sur. Los vientos cálidos secan las plantas. Proteja las plantas de todo esto.
 
Humedad del aire
Pulverice con agua las hojas en tiempo seco sin mojar las flores, puesto que durarían menos. Otros métodos para aumentar la humedad ambiental son: Agrupándolas para crear un microclima húmedo o poniendo las macetas sobre un plato con piedras y agua pero sin que toque dicha agua el fondo del tiesto.

Sustratos
• Compre sustratos de calidad para macetas.
• No emplee tierra de jardín porque contiene mucha arcilla, se compacta, lleva hongos, malas hierbas...  
• Es recomendable mezclar perlita con el sustrato. Proporcionará aireación y más retención del agua. Otro material bueno para mezclar en sustratos es la fibra de coco. Un ejemplo sería: turba + fibra + perlita, los tres a partes iguales.
• Si no encuentra ni perlita ni fibra de coco, usar para airear el sustrato arena de río gruesa y lavada o corcho blanco picado.
 Cualquiera de estos cuatro materiales (perlita, fibra de coco, arena o corcho) proporciona aireación y además ahorrará dinero puesto que son más baratos que la turba o el mantillo para hacer volumen.
• No se olvide de depositar en el fondo de la maceta o jardinera, sobre los agujeros, grava, arcilla expandida, trozos de cerámica, etc.. Y si tiene macetas en la ventana, coloque una capa de gravilla sobre la tierra para que la lluvia no salpique de tierra los cristales.




Las plantas y el Feng Shui, como hacerlo


El Feng Shui es el antiguo arte chino de dirigir la energía y el uso del Feng Shui con plantas de interior, es una parte importante de la práctica.

Las plantas de interior saludables, son beneficiosas, sobre todo las plantas arboladas y los bambúes. En el Feng Shui, la madera representa la creatividad, el nacimiento, la regeneración y la primavera. Es uno de los cinco elementos básicos del Feng Shui.
Todo tipo de plantas emiten energía positiva, y limpian el aire, contribuyendo al flujo del chi. Las plantas también sirven para ocultar ángulos duros o elementos que estancan la energía.
Para incrementar el chi de tu casa, ten en mente estas recomendaciones:

  • Coloca plantas en la entrada de la casa siempre que sea posible.
  • Disfraza las líneas duras, los techos con pendientes y los espacios muertos, con plantas.
  • No guardes plantas moribundas, bótalas.
  • Mantén hierbas en el hogar. Los chinos habitualmente queman hierbas después de una discusión para purificar el hogar. La Lavandapromueve la relajación y la paz.
  • Evita las plantas con espinas, a menos que las vayas a colocar al lado de una ventana para disuadir a los intrusos. Nunca se deben colocar estas plantas cerca de la puerta principal.
  • Las mejores plantas para mejorar el chi del hogar, son el bambú, los lirios, la dracaena, las plantas colgantes, y ficus.

Las plantas en Invierno, conoce que hacer

Durante esta estación resaltan las formas de las especies, las diferentes tonalidades de los colores verdes, las texturas de las hojas, los diferentes tipos de troncos de árboles (texturas, siluetas y cortezas), los tallos de los arbustos, sin olvidar que los verdaderos colores van a ser aportados por las especies que nos brindan abundantes frutos y bayas, como es el caso de algunos árboles frutales. 


La importancia de las especies perennes -también serán las que se destaquen- ya que son las encargadas de dar estructura al espacio, por lo cual es importante haber planificado con antelación y atentamente el cultivo de estas especies para que el jardín no quede desequilibrado ni pierda su estructura durante los meses más fríos. 

Los árboles y arbustos proterantes (florecen sobre sus ramas desnudas, antes que broten las hojas) son muy importantes a tenerlos en cuenta, y siempre recomiendo, al menos tener una especie en nuestro jardín, no solo son muy gratificantes, porque nos anuncian que la primavera está por llegar, sino que son de un altísimo valor ornamental y dan color en el jardín, cuando es difícil encontrar una especie en flor. 

Es el ejemplo de los Prunus cerasifera y dulcis, los primeros en florecer, en el último mes del invierno, le siguen la Magnolia liliflora, los Chaenomeles speciosa y luego ya entrando en la siguiente estación, la primavera, las Forsythias. No tenemos que olvidarnos, de la función de comodín, que cumplen los plantines de temporada, aportando colores y alegría, en las diferentes estaciones; siempre son de ayuda extra y es muy importante tener alguna área designada para cultivarlos en macizos de éstos o combinados con otros ejemplares de diferentes magnitudes, e ir cambiándolos a medida que van pasando las estaciones. En esta época del año, podemos contar con Prímulas, Violas y Cyclamen, entre las más cultivadas.

Un tipo de cactus llamado Santa Teresita


Es una planta epífita -crece sobre los árboles- originaria de Brasil. Cuando se la cultiva como ornamental se planta en macetas con sustrato bien poroso. 

 A diferencia de otros cactus es mejor ubicarlo en un lugar donde no reciba sol directo y necesita un ambiente bastante húmedo. Puede cultivarse a reparo de las heladas en el exterior o como planta de interiores en ubicaciones luminosas. Hay numerosos híbridos y variedades. 

Se reproduce fácilmente por fragmentos de tallos (que son aplanados). A estos esquejes es mejor dejarlos al aire un par de días y luego plantarlos.

Plantas y arboles ideales para la temporada fría (II Parte)


Arbustos
Los arbustos que aporten color llamativo con sus hojas o sus frutos se constituyen en puntos focales en otoño. Sin embargo, también es importante elegir algunas plantas que permanezcan relativamente inalterables durante todo el año para que sirvan de trasfondo mientras que el interés va cambiando de un punto a otro del jardín con los cambios de estación.


Algunas especies recomendadas son: Berberis (las especies caducifolias toman coloridos espectaculares); Cotoneaster (por el color otoñal de las especies caducifolias y los frutos de colores brillantes); Nandina domestica (en otoño produce ramilletes de frutos de color rojo y la variedad 'Firepower' toma color rojo púrpura); Parra virgen (Parthenocissus), trepadora que toma bellos colores; Sedum spectabile, que ofrece bronces y castaños antes de marchitarse.

Flores
Sedum 'Autumnn Joy', Crisantemos, Brezos (Erica carnea, Erica vulgaris), Aster, Violeta de los Alpes (Cyclamen), Liriope muscari, Bignonia rosada (Podranea ricasoliana).





Las estrellas del invierno

Para contrarrestar la monotonía que se produce cuando la mayoría de las plantas se encuentran en descanso es importante la elección de especies que tengan atributos destacados en esta época.

Para ello debemos tener presente que durante el invierno el interés floral del jardín es mínimo. Las formas, tanto de las especies perennes como de las caducas, tienen un papel fundamental. Los colores y texturas son más sutiles, aportados por los frutos y cortezas de las ramas de especies caducas.

Árboles

En invierno la atención se centra principalmente por el color y textura de los frutos, bayas y cortezas. Sin olvidarnos de las coníferas que proporcionan interés todo el año por su rica variedad de colores, formas y texturas.

Dentro de las variadas opciones, podemos mencionar: Manzanos silvestres (Malus), muérdago (Ilex), limoneros (en lugares protegidos), Sorbus, Arce ssp., abedul (Betula ssp.), Myrtus lurna, sauce (Salix alba), eucaliptos.

Arbustos

Son componentes de mucha importancia en el jardín invernal al proporcionar principalmente masas de color y textura con su follaje: Hebe, Elaeaguns, Erica carnea (brezo), Mahonia, Viburnun tinus, Photinia davidiana. Estas últimas, además de follajes, aportan también flores atractivas en invierno. Los arbustos con tallos decorativos proporcionan colores brillantes: Cornus alba 'sanguínea' y 'stolonifera', Abelia triflora, Kerria japonica, Salix, Avellano, Deutzia.
Los frutos ornamentales pueden rivalizar o superar a las flores en cuanto a belleza y colorido: Ilex, Cotoneaster, Pyracanta.

Flores

Resultan especialmente valiosas en este momento en que la mayoría de las plantas se encuentran con su menor atractivo. Las bulbosas de floración invernal son muy interesantes para ocupar los espacios vacíos que dejan las herbáceas.

Hortensia de invierno (Bergenia crassifolia), lirio de invierno, helleborus, acanthus, daphne odora 'aureo marginata' con deliciosas flores perfumadas, rosadas y blancas a mediados del invierno, cyclamen, galanthus, narcisus, crocus son algunas de las flores que alegran los jardines en esta época del año.

Plantas y arboles ideales para la temporada fría (I Parte)

En la zona patagónica las estaciones están bien diferenciadas. Además del frío hay otras señales que nos anuncian la llegada del otoño o el invierno. Paulatinamente vemos que la luz que se filtra entre las ramas es más suave, creando sombras y contrastes, la vegetación va cambiando de color tornándose sus hojas amarillas, ocres, anaranjadas y rojas. 



Y al caer esas hojas, de a poco vamos descubriendo el invierno, donde los protagonistas son los troncos desnudos y el plateado de la escarcha que los recubre. Para reproducir en el jardín este espectáculo natural, basta con una acertada elección de especies. 

Con una buena planificación, combinando plantas que tengan características que se destaquen en estas épocas del año tendremos la posibilidad de disfrutar del jardín a pesar del frío, la escarcha o la nieve. El color de las hojas en el otoño, que pasan desde el dorado a los verdes amarillentos llegando hasta los púrpuras más intensos, visten los jardines, parques y veredas. Y en el invierno, muchos árboles y arbustos perennes, se destacan por sí mismos, sea por su forma, follaje, tallos, troncos, bayas, frutos y flores. 

Sin olvidamos de las flores (de arbustos, bulbosas, perennes y herbáceas) que consiguen aportar una nota de color en el momento en el que el resto de las plantas pierden sus hojas o se secan. 

 Los destacados en el otoño

 En primer lugar, no se moleste en recoger las hojas caídas, éstas formarán una alfombra multicolor que lo hará sentir como en un bosque. Al final del otoño podrá juntarlas para aprovecharlas como mantillo o para compostar. 

 Árboles 

Los árboles de hojas caducas son sin duda los auténticos protagonistas. Si el jardín es pequeño se elegirá un solo ejemplar, en cambio en los jardines grandes pueden agruparse creando bosquecillos con combinaciones contrastantes. Por el bello color de sus hojas otoñales podemos nombrar: Arce japonés (Acer palmatum y A. japonicum), Rhus tiphina, Liquidambar, Ginkgo biloba, Abedul (Betula ssp.), Roble (Quercus coccinea), Alamos (Populus ssp.), Crataegus; Ciprés calvo (Taxodium).

Datos interesantes de las plantas aromáticas

Las aromáticas son un grupo de plantas pertenecientes a distintas familias botánicas, cuya característica en común es el aroma que desprenden sus hojas. Para esta clasificación solo tomamos en cuenta esta particularidad: no importa lo perfumadas que sean las flores de una planta, solo diremos que es aromática si sus hojas también lo son. En este grupo hay tanto plantas perennes como anuales, arbustos y herbáceas.


El poderoso aroma de estas plantas se debe a los alcoholes terpénicos, presentes en el aceite esencial de sus hojas. Estos son secretados en forma de diminutas gotitas que se evaporan al ser expuestas al aire y al sol. Para que los alcoholes se volatilicen es necesario que las aromáticas disfruten de una exposición soleada.

Citaremos entre los alcoholes terpénicos más importantes al geraniol (presente en las hojas de geranios, rosas, citronelas, etc.), el mentol (que se encuentra en la menta) y el borneol (que perfuma las hojas del romero).

Plantas aromáticas en el jardín

Una de las tendencias más nuevas en diseño de jardines es unir las tradicionales especies ornamentales con hierbas aromáticas o medicinales, que habitualmente tenían su lugar reservado en la huerta.

Por los variados colores de sus hojas y flores, su versatilidad, resistencia, capacidad decorativa y sus deliciosas fragancias, las aromáticas por sí mismas pueden formar un espléndido jardín.

Los usos pueden ser diversos:

En macetas, en el balcón: Las hierbas se cultivan perfectamente en recipientes. Casi cualquier contenedor sirve, con la condición de que tenga agujeros de drenaje para que no se acumule el agua dentro.

Dentro de un macetero podemos plantar cinco o seis variedades de hierbas aromáticas para tener siempre a mano a la hora de cocinar.

Esta capacidad de adaptarse a un lugar pequeño nos permite tener hierbas aun en un balcón diminuto. Para que se desarrollen bien, hay que combinar esta falta de espacio con mucha dedicación: el riego, la poda y la rotación son tres instancias fundamentales.

El cultivo en macetas es la solución para quienes quieran tener hierbas aromáticas y no posean un jardín. El alféizar de la ventana es otro sitio ideal.

Gracias a esta forma de cultivo es posible disponer de aromáticas a lo largo de todo el año.
Las perennes que se extinguen en invierno –como el cebollino (Allium schoenoprasum), el estragón (Artemisia dracunculus) y las mentas, pueden forzarse trasladando las macetas al interior en la temporada fría.

El otoño y las planas

Cuando las espléndidas y decorativas flores que han ido floreciendo a lo largo de los calurosos meses veraniegos ya comienzan a debilitarse, a marchitarse y a perder su colorido, la terraza o balcón no tienen por qué convertirse en un lugar triste o vacío.



Con la llegada del otoño, llega también el momento de recoger las últimas plantas que aún se encuentran en el jardín o el balcón. Es además, la ocasión para dar el último aporte de abono en el caso de las plantas de interior, luego hay que interrumpir la fertilización hasta finales de febrero, excepto en las plantas de flor o a punto de florecer como la violeta africana, las orquídeas, etc.

A esta altura de la temporada no conviene utilizar bastoncillos o granulados nutritivos, debido a que efectúan una fertilización de larga duración. Mejor usar abono líquido.

En esta época se comienza a poner en marcha la calefacción que secará la atmósfera de la casa, por ello, se debe aumentar la humedad ambiental mediante las vaporizaciones frecuentes de las plantas de hojas. La frecuencia en los riegos del sustrato se debe reducir, ya que las plantas inician una parada o semi-parada en su crecimiento.

Si la temperatura se mantiene por encima de los 20ºC, el crecimiento de muchos ejemplares seguirá produciéndose, pero es mejor respetar la parada vegetativa situando las plantas en zonas más frescas. Es interesante agrupar las plantas que tengan las mismas necesidades respecto a la luz y acercarlas a la ventana.

En las zonas más frías hay que colocar a las plantas de exterior un acolchado de materia orgánica para proteger los ejemplares más sensibles.

Para que nuestras plantas estén resguardadas puede ser de una gran ayuda los pequeños invernaderos desmontables con la cubierta de plástico transparente, ocupan muy poco espacio y se logra acomodar un buen número de ejemplares dependiendo de su tamaño.

En el jardín no conviene dejar mucho tiempo en el suelo las hojas que caen de los árboles, ya que se pudren y atraen plagas.

Es un buen momento para comprar bulbos preparados para el forzado: jacintos, crocus, narcisos, etc, para conseguir floraciones en pleno invierno.
La plantación de los bulbos hay que realizarla de manera gradual, es decir, con unos días de diferencia, para que luego la floración se produzca de forma escalonada.
Podemos convertir los meses otoñales en una época de colores espectaculares y tonos encendidos.
Por lo tanto, habrá que arrancar las plantas viejas, remover el suelo, limpiar las macetas, eliminar las malas hierbas y hacer un viaje al centro de jardinería más cercano para abastecerse de especies como Camelias, Crisantemos, Euphorbias, etc. Nuestras terrazas o balcones pueden tener a lo largo de estos meses tanto colorido como en primavera.

Consejos para cuidar los arboles frutales


Para que los árboles frutales puedan desarrollarse correctamente hay que cuidarlos bien y procurar que su ambiente y espacio sea el que necesita por especie y características. Toma nota de los siguientes consejos para cuidar los árboles frutales:

  • En primer lugar, calcula el tamaño que alcanzará en el futuro para ubicarlo en el mejor sitio posible. Cada especie alcanza unas medidas aproximadas, aunque siempre puedes controlar su tamaño podando las ramas que llegan a molestar si están cercad e una ventana o bloquean una zona de paso.
  • Para que puedan desarrollarse correctamente, cuando los plantes debe ser en un lugar muy luminoso, ya sea en maceta o en tierra, pero debe recibir la luz aunque tampoco los rayos del sol de manera directa ya que podrían quemarse sus hojas.
  • Un buen lugar para su ubicación puede ser cerca de una pared, sobre todo si es de color blanco, ya que así la luz solar se repartirá por toda la superficie del árbol y no únicamente por la zona que la pared no cubre.
  • Ten en cuenta que si los colocas cerca de la tapia de la casa es muy probable que las ramas sobresalgan a la calle cuando crezcan, así que vigila su poda para que no entorpezca el paso de quien transitan la calle.
  • Hay que tener en cuenta también la temperatura de la ubicación elegida, ya que los árboles frutales necesitan un ambiente cálido y estable que no sufra drásticos cambios de temperatura.
  • Debes mantener la humedad de la tierra siempre en el mismo nivel e impedir que se seque completamente, aunque ten cuidado que no se encharque ya que es malo que haya sequedad pero también lo es que su superficie se encharque.

Como se clasifican las plantas por su tamaño

Su forma de reproducción es mediante esporas. Las más conocidas son los musgos, helechos y algas. Son los vegetales más antiguos, necesitan mucha humedad, pues sus esporas deben reproducirse en el agua.


Plantas sin Flor

• Musgos: son las primeras plantas terrestres, su forma es muy sencilla, no toleran el sol directo, se ubican en cortezas de árboles, rocas lisas, etc.
• Helechos: los más primitivos tenían grandes tamaños, y se extendían por una superficie muy extensa.
• Algas: son vegetales acuáticos, y los primeros vegetales que poblaron la tierra. Hay una gran variedad de especies. No necesitan raíz ni tallo.

Plantas con flor:

Son la mayoría de las plantas. Los órganos reproductores se encuentra en las flores, y de ellas se forman las semillas y los frutos, que son los que sirven para la reproducción. La floración puede ser muy variada, por única vez en la vida, o por doble floración anual. Se dividen en dos grandes grupos.
• Gimnospermas: no tienen un fruto que proteja a la semilla, son de flores simples y generalmente pequeñas.
• Angiospermas: son plantas más evolucionadas, sus flores son complejas y por lo general muy llamativas. Las semillas se encuentran recubiertas por un fruto.
 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total