Datos interesantes de las plantas aromáticas

Las aromáticas son un grupo de plantas pertenecientes a distintas familias botánicas, cuya característica en común es el aroma que desprenden sus hojas. Para esta clasificación solo tomamos en cuenta esta particularidad: no importa lo perfumadas que sean las flores de una planta, solo diremos que es aromática si sus hojas también lo son. En este grupo hay tanto plantas perennes como anuales, arbustos y herbáceas.


El poderoso aroma de estas plantas se debe a los alcoholes terpénicos, presentes en el aceite esencial de sus hojas. Estos son secretados en forma de diminutas gotitas que se evaporan al ser expuestas al aire y al sol. Para que los alcoholes se volatilicen es necesario que las aromáticas disfruten de una exposición soleada.

Citaremos entre los alcoholes terpénicos más importantes al geraniol (presente en las hojas de geranios, rosas, citronelas, etc.), el mentol (que se encuentra en la menta) y el borneol (que perfuma las hojas del romero).

Plantas aromáticas en el jardín

Una de las tendencias más nuevas en diseño de jardines es unir las tradicionales especies ornamentales con hierbas aromáticas o medicinales, que habitualmente tenían su lugar reservado en la huerta.

Por los variados colores de sus hojas y flores, su versatilidad, resistencia, capacidad decorativa y sus deliciosas fragancias, las aromáticas por sí mismas pueden formar un espléndido jardín.

Los usos pueden ser diversos:

En macetas, en el balcón: Las hierbas se cultivan perfectamente en recipientes. Casi cualquier contenedor sirve, con la condición de que tenga agujeros de drenaje para que no se acumule el agua dentro.

Dentro de un macetero podemos plantar cinco o seis variedades de hierbas aromáticas para tener siempre a mano a la hora de cocinar.

Esta capacidad de adaptarse a un lugar pequeño nos permite tener hierbas aun en un balcón diminuto. Para que se desarrollen bien, hay que combinar esta falta de espacio con mucha dedicación: el riego, la poda y la rotación son tres instancias fundamentales.

El cultivo en macetas es la solución para quienes quieran tener hierbas aromáticas y no posean un jardín. El alféizar de la ventana es otro sitio ideal.

Gracias a esta forma de cultivo es posible disponer de aromáticas a lo largo de todo el año.
Las perennes que se extinguen en invierno –como el cebollino (Allium schoenoprasum), el estragón (Artemisia dracunculus) y las mentas, pueden forzarse trasladando las macetas al interior en la temporada fría.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.