Como instalar un espejo de agua en nuestro jardín


El espejo de agua no es más, y tal y como su propia palabra indica, el lograr hacer un espejo con el agua  de la piscina y de este modo se podrá reflejar todo lo que se coloque dentro y la mejor opción será la de colocar plantas.

Cómo podemos instalar un espejo de agua:

  • Antes de decidirnos a colocar un espejo de agua en la piscina o estanque de nuestra casa, hemos de advertir que deberémos renovar el agua y los desagües. Y una vez todo limpio habrá que cubrir el fondo con  un compuesto especial que servirá para sujetar y para que se conserven las plantas que se coloquen dentro y en el fondo del agua y cubiertas de piedras que evitarán que se muevan.
  • Es por ello que lo recomendable es utilizar plantas que primero sean de agua, y sobretodo que tengan unas raíces que se fijen al fondo.
  • Quizás las mejores son las plantas que crecen dentro del agua (acuáticas), aunque también podemos elegir las que tengan raíces dentro de ella (ribereñas) y las que están en el suelo húmedo alrededor de la construcción (palustres).
  • Una vez colocadas las plantas dentro del agua deberémos ir cuidando que el agua esté siempre limpia ya que suelen formarse algas, así que la opción será la de comprar e instalar además una depuradora de agua. Y de este modo, podemos añadir que es un sistema que es relativamente caro.
Los efectos de espejo en el agua son maravillosos y en las casas en las que se opta por ellos para lograr dar más ambiente al jardín, tenemos que decir que además dan la sensación de que existe mayor profundidad.

Beneficios del Espejo de Agua en las piscinas de casa:

  • Apuesta por la naturaleza. Los espejos de agua se consiguen principalmente al colocar plantas acuáticas dentro del agua, de este modo podemos llenar con más y con más plantas el jardín de casa.
  • Aprovechar el espacio: Los espejos de agua sirven además para poder contar con plantas aunque tengamos poco espacio en nuestro jardín y de este modo servirán para que podamos ver plantas aunque estén colocadas dentro del agua.
  • Ambiente más intimo y personal: Los espejos de agua no están al alcance de todos los bolsillos, pero si conseguimos tenerlos podremos lograr el que nuestro jardín cuente con un aspecto mucho más personal, y además mucho más íntimo a la hora de iluminar de noche la piscina o el estanque y al crear una imágen increíble con su espejo de agua.

Conoce le Árbol del hierro



Hoy voy a hablaros sobre el Árbol del hierro, de hoja caduca, es un género que tiene una sola especie y procede de las regiones boscosas de Persia. Tiene un tronco grisáceo que forma escamas de color salmón. Sus hojas se presentan de forma ovalada y desigualmente dentada, con flores situadas al final de las ramas, predominando los colores amarillos, naranjas y rojos en ellas.

La época de floración tiene lugar a lo largo del mes de marzo y es múy util para cultivar en los jardines, debido a la coloración que posee. Necesitan estar ubicadas en lugares a pleno sol o con poca sombra y resisten bien la sequía. Se cultiva en suelos fértiles, bien drenados y ricos en nutrientes y debemos evitar los encharcamientos. Este tipo de árbol no necesita ser podado y tampoco es atacado por plagas o enfermedades.

Que significan las flores para cada uno de nosotros?


La verdad es que si vivís en una casa que tenga jardín, podréis contar con una amplia variedad de flores que seguro le darán a todo un aspecto y un color espectaculares, pero además las flores también podemos tenerlas dentro de casa.

Las flores y su relación con el feng-shui:

  • Tenemos que decir que las flores están muy relacionadas con la técnica del Feng-Shui que se ha puesto muy de moda en la decoración de la casa y que además cuenta con distintos significados y resultados dependiendo de nuestra elección.
  • Existen variedades de flores que se pueden agrupar entre las especialidades que se distinguen en el Feng-Shui y que nos aportarán energia, equilibrio, serenidad u otras sensaciones dependiendo de nuestra elección.
  • Antes que nada hemos de explicar que el Feng-Shui es una ciencia que se basa en la armonía de las personas. Es una técnica cuyo objetivo es saber qué energia tienen las cosas, colores y ambientaciones dentro de la decoración de la casa y de cada una de sus estancias y que nos servirá para llegar a controlar nuestra armonía.
De este modo, podemos agrupar los distintos tipos de flores que existen dependiendo de colores y de estilo para poder saber en qué grupo decorativo del Feng-Shui los podemos incluir.

Significado de las flores dependiendo del Feng-Shui:

  • FLORES YIN:  Todas las flores que sean de hoja redonda y colores suaves  aportarán serenidad y tranquilidad a toda la casa.
  • FLORES YANG: Las flore de hojas en punta y de colores vivos son muy activas y aportan energía que activará todo tu cuerpo. Son ideales para los negocios,las tiendas, las celebraciones, las reuniones especiales, ….
  • FLORES SANADORAS: Las flores YANG se consideran además SANADORAS si las colocamos en el espacio de lac casa que se conoce como Tien Yi, y que permitirá que se active la salud y la curación.
  • FLORES DE LA PROSPERIDAD: Las flores de hoja redonda y en color blanco, como las orquídeas, sirven para propiciar la prosperidad, especiamente si las colocamos dentro de recipientes de metales preciosos como la plata o el bronce.
  • FLORES QUE SUSTITUYEN PERDIDAS MATERIALES: Las flores yang, pero en arreglos muy verticales, como en columnas sirven para aportar la energía necesaria para poder desprendernos de lo material.
  • FLORES ACTIVADORAS DE LA PROTECCIÓN:Fu Wei es la zona del espacio construído siguiendo el Feng-Shui que se relaciona con todo lo que sea la protección y la seguridad y cuya energía se potencia con las flores YIN.
  • FLORES ACTIVADORAS DE LA PRODUCCIÓN: Las flores del tipo YANG nos van a servir para poder activar además la zona de la construcción en la que se propicia la producción.

La luz y su importancia en las plantas de interiores



La luz es el elemento fundamental para la vida vegetal; gracias a ella las plantas realizan la FUNCION CLOROFILICA que da como resultado la producción de Clorofila y oxígeno emitido a la atmósfera, primer escalón en la síntesis de todos los demás elementos que sintetizan las plantas (azúcares, grasas, proteínas, vitaminas...). La clorofila para las plantas es tan importante como la Hemoglobina de nuestra sangre y ademas la molécula es ¡muy parecida! .

Pero no solo de pan vive el hombre, y de la misma manera las plantas necesitan, además de la clorofila, absorber elementos minerales del suelo para poder construir, con el carbono del CO2 de la atmósfera, todos estos compuestos que hemos visto. Esto lo hacen a través de los pelillos de sus raíces y siempre disueltos en el agua.

Los minerales se encuentran en la tierra, como nuestras plantas están cultivadas en substratos casi inertes (solo sirven de apoyo) necesitan la adición de los elementos minerales (abonos) disueltos en el agua de riego o mezclados con el sustrato para que se disuelvan con el riego.

Su planta estará mucho mejor cuidada si ud. procura que el sitio donde la coloque esté bien iluminado. Pero no se equivoque. La luz que las plantas necesitan en la casa no es ni el sol ni la luz eléctrica. Es la LUZ SOLAR .Es esa claridad que le permitiría hacer una foto sin flash en una habitación. Olvídese de colocar por más de un día las plantas en una habitación obscu-ra.

Pero las plantas ¿no viven al sol? Las plantas de interior no; las de exterior si y no todas, mu-chas viven en sitios sombreados. Los buscadores de plantas para su casa han seleccionado de las selvas aquellas que viven en el segundo nivel, o sea bajo las copas de los grandes árboles. Por este motivo las plantas de interior ,en general, tienen unas hojas grandes y vistosas porque así captan más cantidad de luz ya que en ele interior de la selva la luminosidad es baja. Algo parecido a los paneles solares, Cuanto más grandes más luz (energía) almacenan. Fueron ele-gidas pensando que en su casa, en el interior, no habría sol directo, mas bien tendrían una fuente indirecta de luz, como en la selva.

La falta de cantidad de luz hace que las plantas se "estiren"o "ahílen", es decir la distancia entre las hojas se alarga y crecen indebidamente buscando la fuente de luz. 

Como hacer bouquet de novia con flores


El bouquet de la novia  es una parte importante de su presentación y no debe desentonar con el tono general de la boda. Una manera de ahorrar dinero es hacer tu propio bouquet.
bouquet
Para hacer bouquets se deben tener en cuenta varios elementos:
Tipo de flor para el bouquet: Las rosas son las más elegidas por su resistencia, ya que otras flores se desarman más facilmente. Es preferible comprarlas lo más cerca del día de la boda que sea posible y para aumentar la vida útil del bouquet se lo puede guardar en frío hasta el momento de usarlo. Otra opción es usar flores de seda, para hacer del bouquet un recuerdo permanente.
Tamaño del bouquet: Al hacer un ramo se debe tener en cuenta el vestido de la novia. Si es un diseño complejo y cargado necesitará un ramo más grande que si se trata de un vestido sencillo.
Color de las flores: El ramo deberá estar a tono con el vestido y la decoración  de la iglesia y el lugar de la fiesta. Esto no significa que deba coincidir exactamente, sino que se lo debe resaltar sutilmente. Por ejemplo, en un ambiente decorado con flores rosas, un ramo rojo quedará muy bien.
Reunidos todos los elementos para hacer el bouquet, aprovecha las posibilidades que da internet y sigue uno de los tantos paso a paso para lograr un ramo  hermoso y original.

Un jardín ecológico


Si vas a crear un jardín ecológico pero no sabes qué plantas son las adecuadas te daré una serie deconsejosque debes tener en cuenta para mantener un jardín respetuoso con el medio ambiente.



Solamente debes recordar qué plantas y métodos son losmásidóneos y podrás disfrutar de un jardín verde, cuidado y saludabletodoel año.

Para cultivar un jardín ecológico debes tener en cuenta que las plantas autóctonas son las ideales, no solo porque preservan la diversidad propia del medio ambiente, sino porque además son plantas adaptadas al suelo y clima de la zona, por lo que su cuidado es muchomásfácil.

Incluso intenta agrupar las especies según sus necesidades de agua, lo que te facilitará el riego y ahorrarás agua,másaun siprogramasel riego automático por la noche. Intenta no utilizar césped ya que éste consume mucho agua, lo ideal es que lo reemplaces por plantas tapizantes, masas de arbustos, cortezas de pino  o pavimentos.

Y si quieres combatir los insectos y plagas, evita los productos químicos que solo contaminan el medio ambiente y en muchos casos matan a las propias plantas, una buena opción es emplear aquellas plantas que ahuyenten a las plagas, especialmente las plantas aromáticas como salvia, ruda, romero o lavanda. Listo, ahoramanosa la obra y cuéntanos porqué disfrutasmásde un jardín ecológico.

8 pasos para cultivar el arroz


El arroz viene en grano largo, texturas de grano corto y mediano. Crece fácilmente en tu propio patio trasero, en una cama del jardín o en cubos, dada la cantidad de suelo, agua y otros nutrientes. 



De grano corto, mediano y el arroz de grano largo se desarrollan en condiciones húmedas, especialmente de pie en charcos de agua o condiciones pantanosas. Una vez que los granos de arroz se desarrollan, el agua en el que crecen se debe drenar de manera que se pueda cosechar y moler la cosecha. Después de los procesos de recolección y molienda, se puede comer el arroz.
  • Compra semillas de arroz en cualquier tienda de jardinería o en una tienda de suministros de los agricultores. También puedes comprar las semillas de arroz de un productor de suministro de la siembra en línea.
  • Elije tu lugar de plantación. Asegúrate de que el suelo en esa zona se compone de arcilla ligeramente ácida para los mejores resultados. También puedes plantar tus semillas de arroz en cubos con el mismo tipo de suelo. Escoge un lugar que reciba pleno sol, porque el arroz crece mejor con luz brillante y temperaturas cálidas de al menos 70 grados Fahrenheit (unos 21 grados centígrados). Asegúrate de que tu área permita de 3 a 6 meses de crecimiento de plantas y flores.
  • 3Reúne por lo menos 1 a 2 onzas (28,3495 a 56,6990 gramos) de semillas de arroz para sembrar. Remoja las semillas en agua para la preparación de la siembra. Déjalos en remojo durante al menos 12 horas pero no más de 36 horas. Quita las semillas del agua después.
  • 4Planta las semillas de arroz en todo el suelo, empezando cuando las temperaturas todavía estén calientes, durante el otoño o la primavera. Si estás utilizando baldes, llénalos con al menos 6 pulgadas (15 cm) de suelo húmedo. A continuación, añade las semillas de arroz. Añade composta o abono a la tierra, cubriendo ligeramente los granos de arroz. Sin embargo, está bien que se expongan los granos de arroz para que obtengan un montón de nutrientes del sol.
  • 5Llena los cubos o el espacio del jardín con un mínimo de 2 pulgadas (5,1 cm) de agua.
  • 6Observa los niveles de agua del área de siembra. Mantén por lo menos 2 pulgadas (5,1 cm) de agua del arroz para crecer. Espera a ver los brotes de los granos, crecen después de 1 semana.
  • 7Da espacio a las semillas de arroz para evitar el hacinamiento. Para obtener los mejores resultados, disipa las plantas del semillero no más de 4 pulgadas (10,2 cm) en las filas que oscilan entre los 9 a 12 pulgadas (22,9 a 30,5 cm). Deja que las semillas crezcan hasta 7 pulgadas (17,8 cm) de altura, que será el promedio en alrededor de 1 mes.
  • 8Espera a que los granos de arroz maduren. Esto tomará alrededor de 3 ó 4 meses. Deja que el agua se seque o drena el exceso de agua antes de remover el arroz para la cosecha.

Como cultivar la Sandia (II Parte)


La mejor forma de sembrar es en las tradicionales hileras y usando las semillas que podemos encontrar dentro de la pulpa de la sandía. Dejaremos espacio suficiente entre plantas, y en cada golpe, introduciremos unas seis semillas. En zonas cálidas, la mejor época de siembra es en noviembre.



Los climas templados, ligeramente calurosos, son los mejores para el desarrollo de la sandía, que germina en una semana perfectamente con 25º C de temperatura. El desarrollo de la planta será bueno si hace calor, aunque la floración requiere temperaturas más frescas que no superen los 20º C. Una humedad del 60% es óptima para estas plantas.  

La cosecha de la sandía es manual. Sabremos que una sandía está madura para ser recolectada si la piel brilla y si la parte que se posa sobre la tierra adquiere un tono amarillento y consistencia dura. Otro truco infalible es golpear la corteza con la mano: si la fruta está madura, la corteza vibra. Si la sandía cumple estos requisitos, coséchala por la mañana y córtala a 3 cm. de distancia del pedúnculo.

Suelos y abono para la sandía
Esta planta se desarrolla adecuadamente en suelos fértiles y profundos, mejor si son levemente ácidos. Normalmente la sandía tiene dificultad para crecer en suelos arcillosos y alcalinos.

A la hora de aplicar fertilizantes, es mejor recurrir a productos que no incrementen el pH del suelo y, a ser posible que sea abono de fondo, para que la planta se vaya dosificando poco a poco los nutrientes que necesita. Comúnmente, estas plantas necesitan potasio en abundancia, más que nitrógeno.

La sandía puede verse seriamente perjudicada por un exceso de agua. La escasa floración, una producción escasa y un desarrollo vegetativo exagerado suelen ser síntomas de algunas carencias o excesos en su cultivo.

Consumo de sandía
El 93% de la sandía está compuesta de agua, de ahí que sea una de las frutas de verano más conocidas y más consumidas. Sus propiedades refrescantes hacen de ella un producto ideal para el calor. Además, tiene vitaminas y antioxidantes, es nutritiva y su aporte calórico es mínimo, por lo que se la considera un aliado importante en las dietas de adelgazamiento.

Como cultivar la Sandia (I Parte)


Las frutas estivales destacan por ser frescas y deliciosas. Sin duda, entre las reinas del verano está la sandía, un alimento exquisito en esta época del año. ¿Sabías que sembrar esta fruta es una tarea muy sencilla? Sólo necesitas un pequeño terreno y aprender a cuidarla como se debe.



La sandía es una planta de secano. Su origen lo encontramos en las áridas tierras de África, de hecho, los egipcios fueron ávidos consumidores de esta fruta. Desde el valle del Nilo viajaría a China y Europa, donde sería muy apreciada, especialmente por los comerciantes, que encontraban en ella un sustento refrescante para los largos días de viaje.

En el Viejo Continente, la sandía comenzó a cultivarse fundamentalmente en la cuenca del Mediterráneo. Aunque se cree que durante la Baja Edad Media se extendería su consumo por toda Europa y que los conquistadores la llevarían a Las Indias, algunos expertos coinciden en afirmar que el verdadero origen de la sandía está en América y que fueron los franceses los que la descubrieron en las tierras fértiles del Mississippi.

Las distintas variedades de sandía
Lo que sí se sabe a ciencia cierta es que existen numerosos tipos de sandías, muchos más que las tradicionales sandías de color verde oscuro y pulpa roja, o las de piel rallada. Hoy en día, gracias a la investigación de agricultores y productores, podemos encontrar en el mercado muchas variedades: alargadas, redondas, jaspeadas, lisas, de pulpa roja, anaranjada o amarilla, incluso cuadradas. El gusto del consumidor es el que tiene que elegir en estos casos.

Para muchos, las semillas de la sandía son una incómoda molestia a la hora de degustar esta fruta. Los avances científicos permiten hoy encontrar en la frutería sandías sin pepitas, donde toda la pulpa se aprovecha y no hay problemas a la hora de masticarla. A pesar de esta ventaja, las sandías sin semillas no acaban de cuajar en el mercado, porque a la mayoría de los consumidores les resulta extraño comerla sin el ritual de quitar las pepitas de la pulpa.

Plantas para distintos tipos de zona


No es raro que nuestro jardín cuente con alguna zona difícil en la que no sabemos qué plantar, pero no queremos dejarla vacía. En este reportaje os vamos a explicar cómo podéis aprovechar ese rincón, y cuáles son las plantas adecuadas para cada situación.



Una zona de charcos, otra con mucho cemento, una cuesta o demasiado sol pueden complicarnos la tarea de llenar de plantas y flores nuestro jardín, pero con un poco de paciencia conseguirás diseñar el jardín de tus sueños.

En zonas de mucho viento
Un viento demasiado fuerte puede hacer que las plantas que tienes en el jardín se estropeen, rompan, tuerzan o incluso desecar. Para que eso no ocurra, puedes prevenirlo colocando setos o pantallas. Si te gustan los retos, decídete por uno vegetal con haya, ciprés o plantas arizónicas, que requiere más cuidados.

La otra opción son las protecciones artificiales: pantallas de madera, de brezo, de cañizo… Resultan muy decorativas, y pueden dividir por zonas tu jardín.

Disimula un espacio
Si el problema que tiene tu jardín es que hay una zona que queda muy a la vista, y quieres protegerla de miradas indiscretas, puedes colocar una pérgola que además podrás decorar con alguna planta trepadora. Otra ventaja de las pérgolas es que siempre tendrás sombra en esa zona.

Antes de comprar una pérgola, ten en cuenta que, para que quede bien, debe estar en consonancia con el estilo del resto del jardín y de la casa. Si pretendes instalar en ella alguna planta trepadora, calcula que vaya a soportar su peso, y que sea lo bastante resistente.

Demasiado sol
Hay zonas de nuestro jardín que reciben sol durante todo el día, y no podemos evitarlo (o no queremos) de ninguna manera, pero queremos aprovecharlas para colocar alguna planta. Si en este espacio colocas plantas que requieren un buen drenaje, como crasas, cactus o mediterráneas, o que soportan bien la sequía, será una zona muy bien aprovechada.

Si esta zona del terreno, además, es demasiado arenosa, recuerda regar poco cada poco tiempo. Así, lucirán en todo su esplendor.

Facilidad para formar charcos
Si, por el contrario, el terreno es húmedo, con demasiada facilidad para que se formen charcos, y no consigues solucionarlo con un buen drenaje, aplica el refrán de ‘si no puedes con tu enemigo, únete a él’: coloca especies que adoren la humedad.

Los juncos, bambúes o cálamos son muy decorativos gracias a sus colores, sus preciosas flores y su porte, y puedes colocarlos solos o en grupo.



Una cuesta pronunciada
Una de las zonas más complicadas a la hora de plantar son las pendientes: se producen regueros, lo que hay plantado no retiene el agua, y la tierra más superficial se derrama cuando llueve.

Si quieres aprovechar y no sabes cómo, crea terrazas o coloca piedras desde la parte baja y sujétalas con tierra. Rellena con Echeverías, Sédum, Siemprevivas; o planta tapizantes como el Iberix, Flox o Aubrieta.

Una zona de cemento
Si te gustan las plantas pero en vez de jardín tienes una zona llena de cemento en tu casa, coloca jardineras con Arenaria, Oxalis, Leontopodium o Escaevola. Lo único que tienes que tener en cuenta es que sea una zona fresca, pero con buen sol directo.

La decoración de departamentos chicos con plantas


Vivir en un apartamento pequeño no implica que debamos renunciar a tener flores y plantas en él, sino más bien todo lo contrario, ya que nos crearán un ambiente más acogedor.



Las plantas para apartamentos pequeños más recomendadas son evidentemente las de porte más pequeño, trepadoras que puedan crecer en vertical o colgante, y sobre todo de desarrollo lento.

Cerca de las ventanas siempre hay un lugar para una pequeña planta de flor, normalmente en maceta de 10 a 12 centímetros de diámetro y con un cubre maceta decorativo que realce el valor ornamental del conjunto.

Estas suelen ser típicas plantas de temporada como el Ageratum, la Albahaca, el Alyssum, el Antirrhinum, las Begonias, el Capsicum, la Celosía, las Petunias, los Tagetes, las Verbenas, las Dahlias, la Nemesia, la Portulaca, el Alhelí, el Bellis, la Caléndula, los Pensamientos, la Prímula, los Ranúnculos… aunque también hay otro grupo de plantas formado por el Rosal mini, el Cyclamen mini, la Begonia elatior, el Kalanchoe, el Crisantemo, la Gerbera, la Sintpaulia, etc. que proporcionan puntos de color de gran belleza.

Plantas de mayor porte sin caer en lo excesivo, son las plantas de interior como la Aechmea, el Anthurium, la Clivia, el Clerodendrum, la Columnea, el Cymbidium… por el valor de sus flores y el Pothos, la Alocasia, la Aspidistra, el Cissus, el Croton, la Cordyline, la Aphelandra, la Aglaonema… que destacan por sus ornamentales hojas.

En el cuarto de aseo o baño, podemos recurrir a los Helechos, el Adiantum, el Asplenium, etc. que no sólo van bien con poca luz, sino que además les favorece la humedad ambiente.

En la cocina, las pequeñas plantas aromáticas y condimentarias como por ejemplo el Romero, la Salvia, el Tomillo, el Estragón, el Perejil… además del frescor y aroma que pueden desprender, siempre nos ayudan a la elaboración de una comida.

Huiremos de las tradicionales plantas de interior mayores (el Ficus, la Dieffembahia, la Dracaena, la Fatshedera, la Pachira, la Schefflera, etc.) y en cambio, podemos recurrir a los cactus y plantas crasas, ya que son de crecimiento muy lento, requieren pocos cuidados y pueden recrear pequeñas rocallas si se utilizan con buen gusto.

Algunas ideas que puedes aplicar para renovar tu jardín


Renovarse o morir, ya lo dijo algún sabio. Empieza una nueva década y con ella desterramos lo que no nos gusta para dar paso a lo nuevo y a la sorpresa. Exactamente igual con el jardín



El jardín es la cara de tu casa y ya se sabe que la cara es el espejo del alma. Es la carta de presentación para tus invitados y el lugar donde pasas tantos maravillosos ratos de relax y esparcimiento con tus seres queridos, por lo tanto, llega el momento de innovar y atreverte con lo que nunca lo has hecho.

Hay un sinfín de elementos que un jardín puede admitir. Algunos ya los tendrás, otros quizá los descartaste en el pasado y ahora ha llegado su momento. Atento a las siguientes ideas. En ellas puede estar el cambio que necesitas para tu pequeño paraíso natural.


Elementos ornamentales y decorativos
Pasear por el jardín y toparse con una pequeña fuentecilla que chisporrotea suavemente agua es un lujo al alcance de todos. Son un elemento decorativo muy utilizado. Deben estar a tono con el resto del jardín y tener un tamaño proporcionado. El sonido del agua al caer resulta muy relajante. Ya lo sabían los árabes que vinieron a España hace siglos y llenaron sus patios de fuentes. Las hay de muchos estilos: de pie, tazón, en desniveles o de pared.

?Te gusta ver a los pájaros beber agua mientras tú tomas el sol o almuerzas con tus amigos y familiares? Lo ideal para ti es construir una pajarera o una bañera para pájaros. Se puede comprar o fabricar en casa con alguna caja de madera o vasija de cerámica. Así, los pajaritos podrán visitarte, construir sus nidos, alimentarse…

Las estatuas quedan muy bien en jardines de gran tamaño. Los hay para todos los gustos: ángeles, figuras religiosas o míticas, animales (como sapos, pájaros o leones), gnomos, etc.

Hay un elemento muy de moda y que produce mucha fascinación en algunas personas, pues es muy elegante y crea un ambiente muy especial: las antorchas y velas. Si queremos pasar una noche mágica y especial, ?qué mejor que tener nuestra pequeña antorcha junto a los bancos de descanso o la mesa central? Una seductora luz sinuosa iluminará nuestros encuentros nocturnos.
    
La esencia del jardín
Los senderos hechos de piedra o troncos de madera pueden dar un toque de buen gusto a tu jardín, pues podrás pasear sin pisar la vegetación, admirándola desde un bello camino. Las verjas también dan sensación de elegancia. Puedes ponerlas alrededor de grandes arbustos y árboles.

Delimita tus caminos con flores de colores vivos: el lirio, la dedalera, el girasol, la salvia, la lavanda… son buenos ejemplos.

Introducir nuevas especies cambia el color de tu jardín y parece que sea uno nuevo de un año para otro. Lo más recomendable es incluir especies perennes como Ealeagnus eibengii, Photinia Red Robin, Nandina doméstica o Rododendro, que cuentan con flores que estallan de color en primavera y son muy duraderas.

Depende de cuánto queremos que cambie el jardín plantaremos más semillas o esquejes de especies perennes o caducas. 

Hay una regla no escrita del paisajismo que aconseja una planta perenne por cada tres caducas. Otras personas prefieren un color homogéneo todo el año en el que predominen las perennes. Es algo muy personal. Cada estación tiene su personalidad propia. La belleza del invierno y el otoño es también digna de reseñar.

    
 A la moda
Se debe armonizar el jardín con la vivienda y con el paisaje que tiene alrededor.
Tendencias de decoración, colores, nuevas especies, tamaños, lugares donde colocar las plantas… Todo esto hay que tener en cuenta si queremos seguir lo que está de moda. De moda vegetal.
 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total