Los arboles frutales en Otoño (II Parte)


Vacunas para tus frutales
Existe un método muy sencillo para prevenir que nuestro frutal se vea afectado por los hongos, una enfermedad muy típica del otoño que puede llegar a pudrir un árbol. Con las buenas temperaturas, las lluvias y la humedad adecuada, la planta está protegida automáticamente. Pero cuando no se dan esos tres factores juntos, tenemos que echarle una mano: 
  • Según el tipo de frutal, realizaremos el tratamiento cuando se haya caído una cantidad de hojas. En los que dan frutos con hueso tendremos que esperar a que se hayan caído el 75% de las hojas. En los de pepita, basta con que se caigan la mitad.
  • El tratamiento lo realizaremos con productos que activen los mecanismos de defensa de la propia planta, como los compuestos ricos en cobre.  
  • Añadiendo los pétalos caídos a la tierra actuarán como vacuna biológica para inactivar los hongos y otras infecciones, ayudando así a la autodefensa del árbol.


Un ejemplo práctico: el níspero
Al igual que otros frutales, el níspero se ve afectado cada otoño por el hongo moteado. Cuando esto ocurre, aparecen manchas en los frutos y las hojas. Para evitarlo, hay que quitar los frutos y brotes secos de sus ramas, e impedir que queden parcelas deshabitadas a su alrededor, que aumentan el riesgo de ataque por parte del hongo.

Con estos cuidados conseguiremos tener unos árboles frutales sanos en otoño, y unos frutos deliciosos en verano. Además, contribuiremos a preservar el medioambiente, y evitaremos que nuestro árbol sufra por algo que podríamos haber impedido. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.