Como cultivar la menta


Es una planta herbácea que posee un tallo alargado que crece arrastrado sobre el suelo (rastrero) del cual emergen tallos laterales en la parte superior de la base de cada hoja, la planta puede alcanzar un tamaño variable según la frecuencia de cosecha; si esto no sucede se desarrollarán mas tallos y estos crecerán. Las hojas son de diferentes formas según el cultivar, lo que es común es el aroma característico que despiden. Las flores son de tamaño pequeño y de color blanquecino que se forman en grupos sobre un tallo que se origina de la base de las hojas.

Condiciones de cultivo:
Requiere de suelos bien preparados (sueltos), de profundidad baja (20 – 30 cm.) y mezclada con buena cantidad de abonos (compost, humus de lombriz, etc.)

Las mejores condiciones ambientales para su crecimiento se desarrollan en climas templado-fríos (donde las temperaturas mínimas son de 15°C y las máximas de 20°C.).

Requiere de abundante cantidad agua durante todo su cultivo, debido a que carencia de este elemento puede ocasionar la floración prematura y reducir la calidad aromática de las hojas.

Cosecha:
Empieza aproximadamente a los 30 días desde la siembra por esquejes, dependiendo del cultivar sembrado. El momento de cosecha depende del criterio del cosechador, pues algunos prefieren consumir las hojas inmaduras de tamaño pequeño.

La cosecha se realiza con una tijera cortando la base de los tallos dejando la planta con 2 – 4 cm. de tallo. La cosecha debe realizarse continuamente pues esta planta crece muy rápidamente si es que posee todas las condiciones necesarias para hacerlo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.