Plagas en nuestro jardin, Pulgones y hormigas


Una de las que más se dejan ver en los jardines cuando empieza a hacer calor, es la de los pulgones. Estos diminutos insectos absorben la savia y toman así los nutrientes que deberían llegar a las células de las plantas. Se localizan en el reverso de las hojas nuevas, y si no se eliminan con celeridad, se reproducen velozmente y la planta va perdiendo color y deformándose hasta que muere.

Las hormigas también suponen un enemigo en tanto que propician la aparición de pulgones, ya que estos son cultivados y protegidos por las hormigas. Hay una especia de hormigas, las hormigas podadoras, que con la humedad y suaves temperaturas del otoño atacan los tallos.

Un método de eliminación de estas hormigas es la colocación de unos cilindros artificiales que despenden un olor atractivos a las hormigas pero que es tóxico. Cuando las hormigas se lo llevan al nido acaba con la vida de toda la colonia (huevos y larvas incluídos). Para los pulgones, si se han localizado rápido, basta con deshacerse de las zonas afectadas, pero si no es así, debería aplicarse un insecticida sistémico que acabe con ellos cuando piquen a las plantas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.