Algunos consejos para el diseño de jardines


Un jardín es un espacio muy complejo. Por eso, tenemos que tener en cuenta varios factores relacionados con los dos protagonistas de nuestros jardines: el usuario y el tipo de espacio.



Es muy importante pensar que uso queremos darle a nuestro jardín y cómo nos lo imaginamos. Podemos hacer una pequeña lista con todos los elementos que nos gustarían(plantas, complemetos y accesorios...). Esta nos ayudará para establecer prioridades y adecuar nuestros gustos al espacio que tenemos. Tacharemos de la lista todo lo que no se adecue a nuestro espacio.

El tipo de espacio va a determinar la propuesta. No es lo mismo un jardín de un ático urbano que la parcela de una vivienda pareada en las afueras de la ciudad. Por eso, nosotros vamos a fijarnos bien en la orientación (soleamiento, sombras, elección del tipos de plantas…), las vistas para determinar qué tapar, tamizar o hacia dónde dirigir la mirada y ciertas condiciones más técnicas como el tipo de terreno y composición, desniveles y topografía, clima (temperaturas  y heladas… etc.)

También debemos tener en cuenta el tipo de mantenimiento que pensamos aplicar. Es decir, si contrataremos jardineros, cuánto tiempo queremos dedicarle, etc. 

Tened en cuenta que hay muchas opciones: gravilla apisonada en vez de césped, plantas tapizantes bajo los árboles que evitan recortes complicados con las segadoras o especies de plantas vivaces que todos los años florecen y que nos ahorrarán invertir constantemente en flores de temporada.  

Lo más importante para conseguir un mantenimiento mínimo es fundamental invertir tanto en un buen diseño como en buenos materiales.

Qué plantas elegir

A la hora de elegir las plantas, hay que fijarse en el tipo de cuidado que requieren. Esto será determinante. 
Escoger la planta adecuada para nuestro jardín en función del uso que desempeña, la especie y variedad, su situación dentro del jardín y las plantas que la rodean será fundamental. También podemos atender a factores como plagas y enfermedades para intentar evitarlos.

Es importante establecer niveles de mantenimiento, un elemento representativo dentro del jardín puede requerir un plus de cuidados: formación, poda… porque está colocado en un sitio especial y es un elemento único. Sin embargo el mismo elemento formando un seto puede requerir menos cuidados.

Las plantas que requieren menos mantenimiento son las autóctonas, por estar bien acondicionadas a las características del lugar. También son especialmente prácticas, desde el punto de vista del mantenimiento, las plantas de crecimiento lento como pueden ser el boj, el madroño, el falso jazmín y las coníferas en general, aunque también suelen ser plantas caras. Las plantas suculentas, los cactus y las gramíneas también son plantas que requieren pocos cuidados.

En general, antes de comenzar a planificar nuestro jardín, tenemos que informarnos bien. El jardín es un espacio más de nuestro hogar, y un buen jardín al aire libre convierte a nuestra casa en especial y sus posibilidades se multiplican exponencialmente.  

Debemos plantearnos contratar a un profesional en algunas ocasiones, ya que puede ser una inversión a largo plazo y así, evitaremos situaciones desagradables: domingos cortando un césped mal dimensionado o sábados recortando un seto demasiado grande para el tamaño de nuestra parcela.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.