Información sobre el Potus, una planta de interior


Parece ser que los potus es una de las especies  preferidas cuando se trata de plantas de interiores. Los potus son plantas con hermosas hojas decorativas y son formidables para macetas colgantes.



Caracteríscas y del Potus:
  • Una de las principales características de este tipo de plantas es que suelen ser bastante resistentes y de hecho son capaces de desarrollarse con facilidad,  en casi cualquier lado que se las ubique.
  • Aunque sea una planta de interior muy común en las casas, cabe añadir que otra de sus características destacdas sería el que puede alcanzar los 20 m de alto, con tallos de hasta 4 cm de diámetro.
  •  Las hojas del potus son perennes, alternas y si os fijáis tienen una forma similar a la de un corazón. Además, las hojas son enteras en las plantas jóvenes, aunque se pueden presentar pinnadas  (con tres o más foliolos) para aquellas que ya son maduras y de hasta 1 m de largo por 45 cm de ancho (en las plantas jóvenes no superan los 20 cm de largo).
  • En cuanto a su color, hay que decir que son de un verde muy intenso aunque parece brillar si las colocamos a la luz del sol. Son plantas muy bellas cuando les da la luz, aunque no os extrañéis si con el paso del tiempo pierden intensidad, e incluso se tornan un poco amarillentas.

Cuidados del potus:
  • En cuanto a los principales cuidados a tener en cuenta, hay que comenzar diciendo, que se trata de  una planta de origen tropical, por lo que la temperatura del lugar donde se la vaya a ubicar debe mantenerse dentro de los límites normales de una habitación media.
  • Si el calor es alto, habrá que procurar que la humedad sea abundante. Esto no significa el tener que regarla todos los días o ahogarla en agua, si bien el riego debe ser contenido. En todo caso rociar las hojas con un “spray” o con la misma palma de la mano, puede ser algo bueno para el desarrollo sano y natural de la planta.
  • Si vemos las hojas se han vuelto amarillas y están secas, no debemos asustarnos ya que es parte de la caída natural de hojas basales o en algunos casos quizás le haya dado demasiado la luz de sol; la solución estará en que la retiremos o la cambiemos de sitio.
  •  Si vemos que pierden su color verden natural para pasar a un tono más oscuro, es que hay  demasiada humedad y calor insuficiente. 
  • Y si las hojas pierden color es síntoma de luz insuficiente.
  • En cuanto a los parásitos y plagas comunes que suelen tener, estarían las cochinillas, arañas rojas y pulgones.


Transplantar un potus:
  • Por último nos queda hablaros de el caso en el que vuestro potus haya crecido demasiado y queráis transpantarlo a otra maceta mayor.
  • Para transplantar esta planta lo primero que necesitas es  una maceta nueva que tenga al menos 5 centímetros más que la “vieja” maceta.
  • Coloca tierra suficiente en el fondo de la maceta cómo para dejar que las raíces crecen sin problemas a lo ancho y hacia abajo.
  • Saca la planta de la maceta “vieja”, y es mejor que lo hagas con la tierra estando seca, de modo que todas las raíces salgan juntas.
  • Coloca la planta en la nueva maceta y acaba de rellenar con tierra por los lados de manera que veas que queda fija, aunque no apretes demasiado no vaya a ser que impidas que las raíces crezcan cómo es debido. Por último tendrás que regar.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.