La belleza de las petunias, te dejamos algunos consejos


La petunia es una de las principales y más conocidas especies del grupo de las denominadas 'plantas de temporada', apreciadas por su facilidad de cultivo, resistencia y belleza de las flores. 

Su principal función la encontramos en la decoración de jardines, tanto públicos como particulares, en la época de floración que se produce entre los meses de mayo y septiembre. Lo más apreciado de esta planta es sin duda su flor, de forma acampanada, y que desprende un dulce olor al que no podemso resistirnos. 



Tipos de petunias
En el mercado existen muchas clases diferentes, pero predominan las denominadas 'grandifloras', mientras que las 'floribundas' no suponen ni el 2% de las que se comercializan en España. 

El cultivo de la 'grandiflora' se desarrolla en macetas de 10 u 11 centímetros de tamaño. Los viveros prefieren adquirir el material de partida en forma de plugs o miniplantel, en lugar de la semilla o el semillero tradicional. Además, existen otros tipos de flores más pequeñas, como la 'Surfinia' o la 'Senator', que han dado lugar a las denominadas minifloras y multifloras en países como Holanda.

Su flor, de mil colores
La principal ventaja de la petunia es que dispone de una amplia gama de colores en sus flores, aunque los más demandados por el público son los puros y fuertes, frente a los pasteles o colores más suaves, que tienen menos éxito. Dentro de los puros el preferido es, con diferencia, el rojo, seguido del blanco, del rosa y el azul.

Esta planta cubre toda la gama cromática y las mezclas entre los diferentes tonos. La excepción la encontramos en los naranjas y amarillos, que existen, pero no están tan bien conseguidos. En lo que al tamaño de la flor se refiere, hay que indicar que predominan las vistosas pero inferiores a los 10 cm. de tamaño. Por último, señalar que existen flores dobles, aunque no son muy abundante

Cómo plantarlas
Para plantar petunias se emplea una mezcla compuesta por media parte de tierra, media parte de compost, dos cucharadas de harina de hueso y un 10% de perlita. Posteriormente, hay que poner una capa de perlita que llegue hasta el primer hueco de la maceta y hay que colocar las plantas empezando por la parte interior. Luego, se completa con sustrato cada hueco y se afirma la planta.

Es preferible escoger una combinación de ejemplares que sean de un solo color o de dos. Las mezclas demasiado variadas producen una sensación artificial y recargada, y la impresión de masa colorida se consigue mejor con pocos tonos cromáticos. Una vez plantada, se debe situar la maceta al sol así como cuidar el riego regular.


Cuidados y mantenimiento
Lo primero que hay que hacer para lograr que la petunia alcance su desarrollo óptimo es analizar el lugar en el que se va a plantar, ya que necesita ubicarse en espacios muy soleados, con temperatura templada y protegida del fuerte viento y de la lluvia excesiva. Tampoco es conveniente que se encuentren en zonas de clima seco y muy cálido.

Por otro lado, la fertilización es una de las tareas imprescindibles en su cuidado, ya que éstas necesitan grandes cantidades de nitratos. Así, con el objetivo de que la producción de flores sea óptima, conviene eliminar las que se han secado y sus tallos, así como aplicar fosfato diamónico cada 30 días.

En cuanto al riego, es conveniente que el terreno no esté excesivamente húmedo o encharcado, aunque el agua ha de ser bastante abundante. Se puede averiguar que la planta necesita agua cuando se observe que está inclinada o ablanda sus hojas. No obstante, la petunia no necesita excesivos cuidados en el cultivo. Simplemente hay que intentar que las plantas se encuentre a una distancia de entre 25 y 40 centímetros entre ellas y vigilar la incidencia del sol y el agua.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.