Las plantas para áreas muy calientes


Dependiendo de la estación y el clima del lugar donde viváis, se recomiendan unas u otras plantas. Por ejemplo, en primavera y verano son buenos los bulbos como narcisos o tulipanes; y en invierno plantas perennes como el acebo.



Para saber qué plantas os convienen si vivís en una zona calurosa, hoy os dejamos algunas ideas para plantar aquellas adecuadas a los climas cálidos, con temperaturas altas y poca lluvia.

Las épocas de calor son buenas para las plantas herbáceas  como el romero, la albahaca, el perejil o el orégano. Estas crecen estupendamente bajo los rayos del sol.  Además, desprenden un aroma que os encantará y dejarán vuestro jardín perfumado.

Son especias perfectas para un clima cálido, que decoraran vuestro jardín, le darán una fragancia inigualable y estarán perfectas en los días de temperaturas extremas.

Existen algunas plantas con flores aptas para la época calurosa. Aquí os dejamos una selección de algunas flores que darán colorido y alegría a vuestro jardín cuando llegue el calor.

La verbena hibrida por ejemplo, es una planta a la que le encanta el sol y el calor. Cierto es que necesita un suelo drenado  y un riego constante, pero vivirá feliz bajo los intensos rayos del sol.  Con un riego cada siete días será suficiente para mantener estas preciosas flores lilas en el jardín.

Para zonas mediterráneas, la caléndula es una perfecta elección. Le encanta el sol y llenará vuestro jardín de color.

La petunia hibrida también es una opción para las zonas de calor que alternan temperaturas frías. Sorprendentemente aguanta  tantos las frías como las calientes: una flor prefecta para todo el año.

Como planta por excelencia para las zonas calurosas, hemos elegido el geranio. Proveniente de Sudáfrica, esta preciosa planta requiere una total exposición al sol. Las temperaturas altas son idóneas para esta maravilla, y es muy fácil de cuidar y conseguir. 

Sin lugar a dudas, es la opción más aconsejable para la época de calor: podréis encontrarla en cualquier lado y elegir dentro de una gran variedad. Os encantará.

Las épocas y climas de calor requieren cuidados específicos para que nuestras plantas estén sanas y relucientes.

Lo primero a tener en cuenta es que en las zonas con temperaturas más altas hay más plagas y por lo tanto, nuestras plantas son más propensas a padecer plagas y enfermedades. Debemos asegurarnos de que nuestras plantas están limpias y protegidas de estos agentes externos.

Tampoco podéis olvidar el riego. Aunque muchas plantas son resientes a la sequía, una falta de agua puede llegar a matarlas. Recordad pulverizarlas de vez en cuando sobre todo cuando haga mucho sol.  Es mejor regarlas a primera hora de la mañana o por la noche.

Si veis plantas débiles, realizarle una poda suave y quitad los tallos y hojas que veías mal.  Así, sus tallos aprovechan mejor el agua y el abono, y cercen con más fuerza.

Como se cultiva el laurel


Recuerdo la fragancia del laurel, cuando mi abuela cortaba de la planta algunas hojas, para sus sabrosas salsas. Nada como la frescura y calidad de cultivar nuestra propia planta.

Eso sí, era tradición… el que encontraba la hoja de laurel en su plato, mientras saboreaba la preparación, era el comensal que debía lavar todos los platos al finalizar la comida.



Es MUY IMPORTANTE aclarar que estamos hablando del laurel cuyo nombre científico es Laurus nobilis y no se debe confundir con el Laurel-cerezo o Laurel real cuyo nombre es Prunus laurocerasus, que si bien son parecidos, éste último (Prunus laurocerasus) no se debe ingerir porque resulta tóxico.

Para que conozcamos un poco más del laurel, comenzamos por decir que se trata de un árbol originario del área mediterránea, donde crece en forma silvestre en diversos lugares. Su follaje es verde oscuro, perenne y sus hojas y flores son muy aromáticas.


Es de porte erecto y alcanza como máximo una altura de 10 mts. Pero no hay que alarmase sino tenemos tanto espacio en el jardín, porque es un factor que se controla con la poda.

No requiere grandes demandas en cuanto al suelo, sólo que tenga buen drenaje y se puede reproducir tanto por esquejes (de raíz o de tallo) como por semillas.

A lo que si es vulnerable es la las plagas (las más frecuentes son los pulgones y las cochinillas), por lo que hay que ser observadores y no minimizar su aparición.

Si lo haremos habitar en una zona fría, hay que protegerlo en un espacio interior en el otoño-invierno, ya que las heladas lo estropean.
Con el buen clima lo mejor es que goce del sol en el jardín o en la terraza, sin exponerlo al sol directo en las horas de mayor calor, porque se puede quemar.

Se cultiva sin ningún problema en macetones y es habitual darle forma de esfera, pirámide, cono, etc.
Si está plantado en tierra su riego es escaso. En maceta demanda un poco más.

Plantas que le gusta el sol


Con la llegada del calor y las altas temperaturas, la temporada de las flores cambia y necesitamos adaptar nuestro jardín a la primavera-verano.



Existen algunas plantas que son muy resistentes al sol. Por eso, si tenéis un jardín al que le dé el sol todo el día o gran parte de las horas diurnas, hoy os dejamos algunos consejos sobre las plantas que mejor se adaptan a vuestras zonas soleadas.

Existe una variedad de plantas que  se desarrollan mejor cuando se encuentran bajo el sol, y que además son muy resistentes a este, y pueden durarnos  varios meses o incluso todo el año si las cuidamos correctamente. Obviamente, el clima ayuda. Es decir, cuanto más calor y sol haga, más tiempo durarán estas plantas y más largo será su periodo de floración.

Podéis crear una selección a vuestro gusto y elegir entre cultivarlas en suelo, jardineras o macetas. Podéis combinar varios tipos  de plantas para exprimir  al máximo su valor ornamental y crear fantásticos grupos decorativos.  Una combinación de colores veraniegos creará una explosión de color en vuestros jardines.

Algunas de las plantas más resientes a las zonas soleadas son:

Acalifa: Es un arbusto que puede medir 3 metros de altura y es muy ornamental. Sus diferentes tamaños, colores y formas crean una combinación estupenda para nuestros jardines.  Además podréis elegir entre una gama de colores muy amplia desde el verde, hasta el dorado o  el rojo.

Flor de seda: Óptima para cultivar por su increíble resistencia y su gran floración. Sus flores son grandes y llamativas, de colores primaverales, y con una gran gama entre la que poder elegir.

Lantana: Con más de 100 especies, la Lantana es una bellísima planta que puede llegar a medir dos metros, con hojas ovales y dentadas, y flores rojas, azules, amarillas… Se adapta a todo tipo de suelo y necesita la exposición a pleno sol. Sus alegres y abundantes flores duran gran parte del año.

Pensamiento: Una planta ornamental con colores muy vistosos. Perteneciente al género de las violetas, esta planta debe situarse al sol porque necesita iluminación natural.  Exige humedad en la tierra, y estar vigilada sobre todo en verano ya que es propensa al pulgón.

Al estar al sol, el riego es uno de los factores más importantes. En función de las temperaturas, el riego irá variando; pero es algo que tenéis que tener muy presente sobre todo en verano. Recordad que es mejor que falte agua a que se encharquen.

Asimismo, también es importante que quitéis de las plantas las hojas que no estén sanas o se hayan marchitado, tallos, ramitas, etc.  

El abono también es un punto a destacar. Debéis abonar cada diez días con uno rico en potasio. Existen abonos especiales para este tipo de plantas que favorecen la floración.

Plantas y Flores para áreas semi oscuras


A veces nuestros jardines se encuentran en zonas bastantes cerradas donde el sol es prácticamente nulo o no es muy intenso. Esto no implica no poder tener  un jardín lleno de flores que den vida a nuestra casa. Por eso, os dejamos algunas ideas para cultivar en vuestros jardines, terrazas y balcones.

No sólo las flores que requieren del sol decoran nuestras casas y jardines. Es un error pensar que las flores son solo para climas soleados y cálidos, ya que existen un sinfín de plantas ideales para lugares sombríos y de climas más fríos.



Por ejemplo, las preciosas hortensias son plantas de sombra o semisombra. Su floración se produce en primavera y dura toda la época cálida aunque no haya mucho sol. Posee grandes flores que van variando de color y decorando nuestro jardín.

Otro ejemplo muy famoso y conocido por todos es la gardenia. Este arbusto de hoja perenne puede iluminar nuestros jardines con su belleza. Y es que sus hojas verdes intensas combinadas son esas flores blancas o amarillentas dan un toque de elegancia a cualquier lugar. Además, también disfrutaremos de su delicado aroma.

La camelia también es una planta que se adata a climas cálidos y fríos. De hecho, en climas muy calurosos se debe proteger del sol.  Cualquier lugar a la sombra es perfecto para ella.  Al mismo tiempo, podréis elegir entre colores como el amarillo, el rosa, o el rojo pasión.

Si queréis incluir arbustos en vuestro jardín, también es posible. Y es que algunos como el boj son perfectos para las zonas más sombrías.

Este es perenne y muy resistente, vive muchos años y puede medir hasta 6 metros de altura. Sus hojas son numerosas y brillantes, y en primavera produce flores sin pétalos de color amarillo.

Otro árbol o arbusto muy recomendado es el acebo.  Esta preciosidad de hojas grisáceas y verdes puede ser perfecto para un jardín elegante. Sus bayas de color rojo darán además un toque especial durante todo el invierno.

Las macetas y contenedores no necesitan regarse mucho cuando la zona es sombría.  Evaluad cuantas horas de luz tiene vuestro balcón para después seleccionar las plantas que se venden para sombra parcial o media sombra.

En este caso podéis optar por las begonias ya que les encanta la sombra y crecen perfectamente en maceta.  Podréis elegir entre una gran variedad con diversos pétalos, colores, etc.  Las más recomendadas son la begonia rex (con matices muy interesantes), la hibrido y la tigre.

También podéis inclinaros por algunas hiedras que se adaptan muy bien a vivir sin sol. Preguntad en vuestra tienda habitual cual es la más recomendada para vuestro clima y colocadla en vuestra terraza.

Os recomendamos mezclar diferentes plantas y alternar colores para crear una explosión de color  y naturaleza aunque el sol sea escaso. 

Como se cultiva el Kiwi


El otoño es la época ideal para plantar kiwis. El actinidia chinensis es una planta trepadora originaria de China. Su cultivo comenzó a extenderse a mediados de los años 70, con grandes plantaciones en Estados Unidos, pero fue su llegada a Nueva Zelanda, ya en los 80, la que impulsó al kiwi a adquirir su fama internacional. Sus hojas son alternas, simples, largas, redondas y caducas, de color verde claro en la zona trasera y más oscuro en la superior. Sus flores pueden ser masculinas, femeninas y hermafroditas. Estas últimas poseen a la vez ginoceo y androce, los dos órganos sexuales, permitiendo su autoreproducción.



Si conseguimos que germine bien y florezca, el kiwi nos obsequiará con unos frutos en forma de cápsula loculicida, de piel oscura y vellosa. Su fruto es una fuente natural de vitaminas C y E, además de ser rico en fibra y bajo en colesterol. Por si esto fuera poco, tiene efectos anticancerígenos, antioxidantes y refuerza las defensas de nuestro organismo. Sabiendo esto, es difícil resistirse a tener alguna planta de kiwi en nuestro jardín. Pero debemos saber que puede tardar hasta siete años en dar su primera cosecha. Tendremos que ser pacientes.

 A la hora de cultivar el kiwi, podemos optar por sembrar semillas o comprar las plantas en un vivero. La primera opción es más lenta, ya que tendremos que lograr una buena germinación para conseguir ejemplares fuertes y resistentes. Las semillas podemos obtenerlas directamente del fruto. Las esparcimos por una maceta convenientemente preparada con tierra rica en materia orgánica, y las regamos abundantemente, tapando la maceta con plástico transparente para conservar bien la temperatura. Es importante dejar el contenedor en un sitio con luz, pero sin que incidan los rayos del sol directamente.


Cuando empiecen a germinar las primeras plántulas, sácalas con mucho cuidado y plántalas en un tiesto individual. A partir de este momento, puedes dejar el kiwi en el exterior, pero ten cuidado porque las heladas fuertes pueden matarle si es demasiado joven. Evita también temperaturas muy altas, ya que es una planta de clima templado y no le vienen bien los excesos. El rango de 20º C a 30º C es su preferido.

A medida que vaya creciendo, es conveniente sacarla del tiesto individual y plantarla cerca de un árbol o estructura que le permita ir trepando. Es importante que esté protegida del viento, ya que puede convertirse en su peor enemigo. Busca un sitio cerca de una pared para ubicarla, será la mejor solución. Procura que sea un suelo sin presencia de cloruros; a ser posible franco arenoso, es decir, que retenga poca agua y drene rápido. Riega la planta con abundancia, especialmente en época de actividad vegetativa. Los expertos recomiendan el riego de microaspersión con baja presión, pero mide bien la cantidad de agua, ya que es sensible a la asfixia radicular.

Polinización del kiwi
Llegado el momento de plantar el kiwi, presta atención al sexo de cada planta. Si es hermafrodita, no tienes de qué preocuparte: ya se encargará ella sola de todo el trabajo. Hay que tener cuidado con algunos kiwis autofecundables que venden en los viveros, ya que suelen ser simples machos. Lo mejor a la hora de plantarles es poner un macho por cada cuatro o cinco hembras. De esta forma, siempre se poliniza alguna.


Entre las 13:00 y las 17:00 horas es el momento en el que existe mayor cantidad de polen suspendido; por esta razón, el fruto del kiwi es muy sensible a la efectividad de la polinización anemófila o a través del aire, e influirá decisivamente en su forma y tamaño.

Consejos prácticos

Aprovecha el invierno para hacer la poda de formación. Hay que ser paciente con el fruto del kiwi; no producirá en abundancia hasta pasado un mínimo de cinco años. En verano, reduce las nuevas ramas hasta cinco yemas. Busca el brote más robusto para conducirlo por el soporte. Es una planta muy resistente a plagas y enfermedades, pero conviene protegerla con una pequeña malla metálica de medio metro de altura. El viento puede arruinar tu plantación de kiwis: préstale mucha atención.

Alquiler de pisos en Barcelona

Barcelona es un destino turístico muy popular que da la bienvenida a millones de turistas cada año. La ciudad ofrece a los visitantes con diversos atractivos turísticos, como playas, museos y monumentos históricos, y las avenidas de compras de clase mundial.



Ubicado en la costa mediterránea de España, Barcelona siempre ha estado disfrutando de la condición de una de las principales ciudades del mundo. Es la capital de Cataluña, y lugar turístico de primer orden, el centro económico y cultural de Europa. Barcelona es uno de los más buscados después de los destinos turísticos debido a los variados atractivos, un rico patrimonio cultural y todas las comodidades que ofrece. Aparte de sus playas de colores, espléndidos castillos y clima cálido, la ciudad es bien conocida por avenidas restaurantes de calidad, opciones de vida nocturna increíble y alojamiento de primera clase.

Barcelona es realmente una hermosa ciudad que combina la arquitectura fabulosa, brillante cocina española, su rica cultura y el clima cálido. Cuando se trata de alojamiento, hay pocas opciones que van desde caros hoteles a hostales presupuesto de usar y lujosos apartamentos para vacaciones baratas. Usted puede seleccionar el que se adapta perfectamente a sus criterios de compra. Sin embargo, el alquiler de pisos en Barcelona es un concepto popular , ​​y un creciente número de visitantes optan por ella. Los apartamentos están situados generalmente en las partes centrales de la ciudad, y tienen una gran conectividad a las principales atracciones turísticas  alrededor. Además de amplias habitaciones, estas unidades ofrecen a los visitantes con instalaciones acogedoras. Cuentan con una cocina bien equipada para que los huéspedes para cocinar las comidas de acuerdo a su propia elección y el calendario.

Así que usted no necesita preocuparse acerca de su estancia en la planificación de vacaciones en Barcelona. Si usted tiene un presupuesto limitado, puede ir para apartamentos asequible. Y si el dinero no es un obstáculo, se puede disfrutar de la estancia en un apartamento de lujo. Siempre sugiere reservar su alojamiento con antelación. Hoy en día, una serie de compañías ofrecen ofertas en línea para apartamentos en Barcelona. Tienes que visitar sus sitios web, y seleccione un trato adecuado. No importa si usted está haciendo compras para apartamentos o apartamentos de lujo en Barcelona, ​​usted debe hacer una investigación en línea para encontrar el mejor precio. 

En AlquilaFacil puedes encontrar una gran variedad de apartamentos localizados en distintos puntos de esta esplendida ciudad.  Contando con un si numero de criterios de búsquedas con los cuales puedes localizar el apartamento que más te convenga.

Cultivo y Cuidado del Poto, una planta trepadora para interiores


A la hora de crear un ambiente acogedor en el hogar, los elementos vegetales son uno de los recursos fundamentales. Tallos cortados, arreglos con flores secas y, cómo no, todo tipo de plantas de interior nos ayudarán a crear un estilo propio en recibidores o salones. Entre las más populares encontramos el poto, del género epipremmum, que pertenece a la familia de las aráceas.



Si lo que buscamos es un ejemplar que no requiera excesivos cuidados, esta liana trepadora originaria de zonas tropicales de Asia y el Pacífico es una opción segura. Además, posee una alta resistencia a periodos de sequía y a la contaminación. Sus decorativas hojas de color verde con pequeñas manchas blancas o amarillas llenarán cualquier rincón en poco tiempo, gracias a su rápido crecimiento: puede alcanzar los 40 cm. en un solo año.

Un fácil cultivo
La reproducción de cualquiera de las variedades de poto, entre las que destacan la aureum y la pinnatum, se realiza en primavera, mediante esquejes. Para ello, cortaremos de la planta madre un tallo con nudo y varias hojas. A continuación, lo plantaremos en un recipiente, en un sustrato permeable preparado con mantillo, arena y turba.

Una opción más sencilla es introducir el esqueje en agua. La raíz aparecerá en unas tres semanas y ya podremos cultivarlo en la maceta. Cuando crezca, necesitará mayor espacio para desarrollarse; aunque no es necesario trasplantarlo anualmente, conviene realizarlo cada dos años, siempre en primavera. Asimismo, si colocamos un soporte alargado en el recipiente, los tallos irán trepando a medida que ganan altura.

Los cuidados adecuados
Para que el vegetal tenga un desarrollo óptimo es imprescindible la luminosidad, aunque no es recomendable exponerlo al sol directo, ya que las hojas perderían parte de su intenso color verde. Aunque el riego moderado es necesario, el exceso de agua y los encharcamientos no son apropiados para el poto: las hojas adquieren un tono amarillento y pueden llegar a pudrirse. 

Su salud será inmejorable si abonamos el sustrato durante el verano, para evitar la falta de minerales que provocarían enfermedades como la clorosis férrica. Además, las hojas lucirán todo su esplendor si limpiamos las hojas con un paño humedecido y si vaporizamos ligeramente. Para evitar que el crecimiento del follaje disminuya, podaremos regularmente los tallos

Atento a su salud
Aunque las plagas no suelen ser un problema para el poto, en ocasiones aparecen orugas o lombrices, que causarán agujeros en la superficie de las hojas, cochinillas, que las deforman y se combaten con alcohol o insecticidas, ácaros, que eliminaremos con acaricidas o rociando agua, y trips, a los que aplicaremos productos químicos específicos. 

Las enfermedades son más comunes en estos ejemplares de interior. Entre ellas destaca la clorosis férrica, una deficiencia en los niveles de hierro del sustrato que solucionaremos con abonos ricos en este mineral y regando de vez en cuando con agua de lluvia. Además, también le afectan el pynthium, una clase de hongo que provoca la putrefacción de la planta y erwinia, una bacteria que aparece por un aporte excesivo de abono o por la exposición a bajas temperaturas.
 

Descarga App desde Google Play

Cuidado de Plantas's Fan Box

Trucos para cuidar tu bonsai

Blogroll

Recibe noticias via e-mail

Most Reading

Páginas vistas en total